Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 23 de agosto de 2016

WCC - 79, 80


Bueno, bueno~

Esta semana ha habido muchas novedades de WCC sin ser el día de publicar. Y tan solo he recibido un comentario de "los pdf no funcionan" ¡¡¡te diré yo lo que no va a funcionarte si te pillo, maldito seas!!! En fin, gracias a un ex miembro de este scans, el gran master666 dominador del universo y creador de terremotos, he podido editar los volúmenes de esta serie dividiendo los capítulos como pertoca. Tienen los tomos 1, 2 y 3. El 4 seguramente esté a mediados de la semana que viene, pues creo que termina en el capítulo 82 y para entonces los tendremos traducidos. Dejo los enlaces por aquí también. Por las dudas, si está en gris es que ni existe ni está enlazado todavía, estaba hecho para dummies pero se ve que hay gente que ni así lo entiende...






¡Ah! Aparte de eso también puse en la página principal de la serie las imágenes de los personajes principales de cada tomo y un mapa de Kaltcio. ¡Agradezcan el trabajo que hago por ustedes, joder!

Y me toca dejar también el pdf de los capítulos 71-80, aunque no lo merezcan...


-Xeniaxen



Novela original en japonés por: ヘロー天気 (Hero Tennki)
World Customize Creator


Traducido al español por: Degel
Revisado por: AMarauder y Xeniaxen



Capítulo 79: Valerie del látigo llameante

El camino de la montaña, que conectaba Rinwaal y Trent Rietta, se ramificaba en dos caminos: uno era un sendero montañoso, que serpenteaba entre las fisuras de la montaña, y el otro recortaba por medio de un escarpado acantilado. Estos dos caminos conectaban la carretera a las Minas de Rudea.

El ejército de Viento Afilado había bloqueado con rocas el camino de la montaña, e incluso una gran parte del acantilado estaba dañada, haciendo que fuera prácticamente infranqueable. El ejército de Trent Rietta, enviado para restablecer el acceso a las minas, abandonó el camino del acantilado y estaba trabajando en despejar las rocas.

"Aun así, ¿cómo es que fueron tan lejos...?”
"Cierto. No quiero ni pensar en el tiempo que tardaremos en recuperar este camino."
"¿Qué pasa?"
"Nada, solo pensé que había visto algo moverse...”
Un par de trabajadores de la carretera se habían escaqueado de restaurar el camino y habían seguido andando durante toda la noche. Cuando se pararon a mirar el estado del camino del acantilado, de repente vieron que algo se movía en la oscuridad, donde el camino destruido terminaba en un abismo. De pronto, una cosa larga con una punta afilada voló hacia ellos con un sonido silbante.
"¡Ahhh!"
"¡¿Qué diablos...?!"
Había una cuerda atada al otro extremo de la cosa, que era en realidad una ganzúa de hierro. Con una ráfaga de viento, el instrumento voló encima de ellos, y se incrustó en el acantilado. Le siguió una fuerte aura de artes divinas causada por otra ráfaga de viento que se clavó en el extremo romo del gancho.
Para asegurarse de que la cuerda se fijaba apropiadamente en su lugar, dos, no, tres ganzúas más volaron de la misma forma, y con un sonido metálico impactaron en el acantilado, uniendo la cuerda a la pared.
"¡E-Eh! ¿Puede que...?"
"No puede ser. Es imposible que alguien quiera construir un puente colgante en este lugar."
Como habían temido los trabajadores, una vez que las estacas se habían fijado en el lugar, los pequeños accesorios metálicos unidos a ellos se desplegaron, creando un pequeño puente colgante adecuado para que alguien cruzara el acantilado.
Inmediatamente, el estrecho puente colgante comenzó a balancearse, lo que indicaba que alguien estaba cruzando desde el otro lado. Los dos trabajadores hicieron todo lo posible para destruir el puente, pero por alguna razón no pudieron activar sus artes terrestres.
"¡No podemos hacer nada! ¡Hay que advertir al ejército principal de esto!"
"Alguien está controlando el viento... ¡No, esto es...!"
Los dos trabajadores, haciendo todo lo posible para cortar la cuerda que sostenía el puente, miraron hacia la oscuridad y vieron los colmillos relucientes de las bestias malignas que venían desde el otro lado del acantilado.
• • •
A altas horas de la noche, el palacio de Rinwaal estaba ajetreado como si alguien hubiera perturbado una colmena de abejas gigantes.
El equipo de trabajadores que estaba reparando el sendero de la montaña se había encontrado con una invasión a pequeña escala en el camino que iba hacia las minas y se suponía que estaba cortado. Un grupo de bestias malignas modificadas los había emboscado. Perdieron el contacto con ellos, y la fuerza militar que fue enviada para ayudarles se retiró de nuevo a las puertas de la ciudad cuando se encontraron con el aura que obstruía las artes divinas.
Por otra parte, las tropas en la frontera del país habían informado de que un gran ejército, que al parecer era el cuerpo principal de las tropas invasoras, se acercaba a ellos. Después, también perdieron todo contacto con la frontera.
No hubo una informe definitivo sobre la composición del ejército de Viento Afilado, pero ya que parte de él contaba con bestias malignas que emitían un aura que obstruía las artes divinas, era probable que la mayoría del ejército debía estar compuesto por mercenarios que preferían el combate cuerpo a cuerpo.
El ejército de Trent Rietta no tenía medios para hacer frente a eso, y estaban desalentados.
"Necesitamos refuerzos de Fonkrank...”
"Les hemos enviado una solicitud de apoyo, pero es imposible que lleguen en solo dos días."
El Rey Grifzah estaba observando la zona circundante a la ciudad, buscando signos de enemigos para informar a Fonkrank. Ese país tenía al Cuerpo Oscuro que había logrado sellar el instituto. Él tenía la esperanza de que tuvieran algún tipo de contramedida contra las bestias malignas modificadas.
"Mi Rey, si le damos demasiada información a Fonkrank, podrían aprovecharse de ello para ganar influencia sobre nosotros."
"Soy plenamente consciente de ello, sin embargo, en este momento no estamos en posición de negociar con ellos."
A pesar de que solo había sufrido un pequeño ataque sorpresa, la capital ya estaba en peligro. No había tiempo para estar preocupados por la posición de unos u otros.
• • •
Trent Rietta había perdido su ventaja militar a lo largo de la carretera y el ejército de Viento Afilado se acercaba a la capital. Las fuerzas enviadas a la carretera superior habían tomado la ciudad de Driadria y se habían vuelto a reunir con la fuerza principal de Benefost.
"Oh, utilizó unas tácticas muy audaces. Era de esperar de la cabeza del ejército."
"Ese es mi trabajo. Pero eso no importa. ¿Tus hombres todavía no han encontrado a la Señora Valerie?"
"Ehm, todavía no usamos comunicaciones aéreas. Sin embargo, hemos detectado movimientos militares por parte de Gazzetta, por lo que creo que sabemos dónde está."
"Ya veo... Eso es bueno."
Por ahora la explicación del ayudante de la oficial Fortress era suficiente para Benefost. No prestando atención a su consejo, Valerie no estuvo de acuerdo en movilizar el ejército tan rápidamente, pero eso era solo otro rasgo que había heredado de su línea de sangre.
Bajo el amparo de la oscuridad, el ejército de Viento Afilado siguió adelante. Benefost entrecerró los ojos, mirando como la ciudad de Rinwaal brillaba muy por delante de ella. Airzah sonrió en su mente, viendo a la comandante concentrada antes de la próxima batalla.
• • •
Decimoséptimo día del mes de agua de Fyolnar...
El grupo de investigación dirigido por el Cuerpo Oscuro había acampado justo pasado el cruce de la carretera con Blue Garden. Estaban en contacto con el grupo de apoyo de Hivodir, que marchaba hacia la carretera costera a través del pueblo de Rufk, y también estaban atentos a cualquier tipo de contacto de Trent Rietta.
"El grupo de apoyo llegará pronto a la carretera costera. El profesor Zeshald parecía estar en buen estado de salud cuando pasaron por el pueblo."
"Es bueno saberlo. Gracias por comprobar cómo estaba el profesor en las circunstancias actuales."
Yuusuke estaba manipulando un objeto de combate en el mapa mientras Isotta le contaba el informe periódico de Hivodir. Deseaba más variedad en su arsenal de paredes defensivas y las trampas que tenía actualmente, por lo que fue rehaciendo su sistema desde la base.
El grupo de investigación consistía en cinco escuadrones de ocho personas, cada uno de los escuadrones dirigidos por un miembro del Cuerpo Oscuro. De modo similar a la misión en la Fortaleza Diernuk, el propio Yuusuke comandaba directamente a las veinte tropas, siendo el tamaño total del grupo de soldados de sesenta personas. Incluyendo a los miembros del cuerpo y Sun, toda la fuerza sumaba sesenta y siete personas. Yuusuke era incapaz de crear una casa de hospedaje lo suficientemente grande como para hospedarlos a todos.
"Señorito Yuusuke, el grupo del señor Fonke ha regresado."
"Mmm, voy de inmediato."
Fonke utilizó la motocicleta para explorar el camino de delante. No había ningún peligro real que temer, pero teniendo en cuenta la amenaza de los movimientos del ejército de Viento Afilado y Gazzetta en la orilla opuesta del lago, no era excesivo explorar el camino de delante para que la fuerza principal pudiera moverse sin peligro, pues había que descartar cualquier trampa o posible emboscada.
Estos eran los argumentos que expresaba él, pero en verdad Fonke solo quería correr con la moto por gusto, y recurría a todo tipo de excusas para ello. Aun así, realizaba correctamente las tareas que se le había establecido hacer.
"He conducido hasta el final del bosque. He pasado un grupo de comerciantes viajeros, pero no parecía haber nada fuera de lo común en ellos."
"Gracias por tu trabajo."
Después de informar del panorama, separaron la unidad de energía (motor) del vehículo de dos ruedas y lo guardaron. Fonke parecía estar cansado, pero satisfecho. Después de aparcar la motocicleta, le hizo una seña a la persona que viajaba con él para que lo siguiera y se alejó hacia el carruaje para descansar.
Por cierto, todos los caballeros bajo el mando de Fonke eran mujeres.
Degel: Ese Fonke es un loquillo ( ͡° ͜ʖ ͡°)
"Capitán, aparte de ocho caballeros, todo el mundo está descansado."
"Buen trabajo. Estas ocho personas acaban de regresar hace un rato, así que ocúpense de ellos, por favor. Nos iremos pronto."
Sonriendo irónicamente, Aisha se volvió hacia el vagón indicado junto a su escuadrón de los usuarios de artes acuáticas de tipo curación y recuperación. Sus uniformes del Cuerpo Oscuro estaban personalizados, por lo que no sentían cansancio.
Controlando un grupo tan grande, Yuusuke tenía que cuidar la salud de sus subordinados. Eso también incrementaba la lealtad de ellos hacia él, pero no era su principal objetivo.
"Entonces, vamos a mov..."
"¡C-CAPITÁN!"
Isotta interrumpió frenética a su capitán, que estaba dando la llamada usual para reanudar la marcha.
"¿Qué pasa?"
"U-Una transmisión de emergencia... Parece que Rinwaal de Trent Rietta... ¡ha caído!"
La tensión subió al instante dentro del grupo. Vermeer fue el primero en reaccionar e hizo lo más apropiado: preguntó por los detalles.
"¿Fue Viento Afilado? ¿Está bien el Rey Grifzah?"
"No hay más información. El cuerpo y el grupo de investigación deben continuar su marcha hacia la ciudad portuaria. Dé la orden, Capitán."
"Uhm...”
"No nos precipitemos."
Al fin y al cabo, el grupo iba a continuar moviéndose hasta la ciudad portuaria. Los nueve carros se movían en fila, un estado de ánimo pesado rodeaba a los caballeros montados en su interior. En el carruaje donde iba montado el Cuerpo Oscuro se estaba llevando a cabo una activa discusión respecto al desarrollo más reciente.
"¿Esos tipos realmente son tan fuertes o es que Trent Rietta es débil?"
"¿Qué será del general Hivodir?"
"Si su capital de verdad ha caído, entonces hay que tener cuidado al acercarnos a Trent Rietta."
"Es difícil atacar Rinwaal desde nuestra posición."
Aunque las circunstancias no eran claras, Vermeer estaba preocupado por la caída de la ciudad. Consideraba la posibilidad de que Gazzetta hubiera hecho un trato con Viento Afilado y estuviese reuniendo su ejército al otro lado del lago, preparándose para entrar en guerra con Fonkrank. Era posible que el Rey Esvobus hubiera enviado a Yuusuke hacia la ciudad portuaria previendo esto, y sabiendo que la tendencia de Shinja era evitar luchar contra el Dios Malvado.
"En caso de que nuestros peores temores lleguen a ser ciertos, el capitán va a resolverlo todo con sus poderes, ¿verdad?"
"No pongan más presión sobre él..."
Yuusuke estaba demasiado inmerso en la modificación de sus datos de los elementos del mapa ofensivos, pero murmuró que estaba bien, siempre y cuando su oponente fuera Shinja. Poco después, llegó un mensaje de Hivodir. Decía que su grupo de apoyo se había detenido en la carretera costera, preparando un campamento y despachando espías en el territorio del país vecino para recoger información más consistente sobre las noticias recientes.
• • •
Decimoctavo día del mes de agua de Fyolnar...
Welsh había recibido la noticia sobre las acciones precipitadas de las camarillas (NT: Conjunto de personas que influyen subrepticiamente en los asuntos de Estado o en las decisiones de alguna autoridad superior.) radicales de su organización. A pesar de que el ataque había sido repentino, y que había poderosos controladores de bestias malignas modificadas entre ellos, las pérdidas en su bando habían sido considerables. Pero no había manera de volver atrás después de declarar la guerra bajo el nombre del jefe del Clan Elfdras. Todo su grupo se había reunido para discutir las medidas que ayudarían a evitar una guerra contra el gobierno de Trent Rietta.
"¡Maldición! ¡Era una idea tan estúpida...!"
"Las acciones de Benefost nos han dejado sin defensa...”
"Es más, se han extendido los rumores de que la princesa está aquí. Podría ser a causa de esto que el Cuerpo Oscuro está llegando a la ciudad portuaria."
"¡¿QUÉ?! ¡¿Vienen hacia aquí?!"
Welsh cogió desprevenida a la nerviosa Livona, adivinando que el poderoso Cuerpo Oscuro probablemente estaba yendo hacia su posición debido a los movimientos de Gazzetta en la orilla opuesta del lago. Fonkrank habría respondido así a una petición de Trent Rietta. Pero si el Cuerpo Oscuro oía los rumores de que la cabeza de la familia Elfdras estaba escondida en la ciudad portuaria, podría ejercer todo su esfuerzo en capturarla.
"¡Si no escapamos rápidamente de la ciudad...!"
"Bien, bien, cálmese... ¿Cuál es el plan?"
"Solicitemos a los comerciantes del mercado negro de esta ciudad que nos lleven lejos de aquí."
Se verían sospechosos si trataban de escapar durante la noche, por lo que decidieron que iban a vestirse como comerciantes viajeros y escapar durante el día. Después de dejar la ciudad, iban a bajar por la carretera una vez que fuera seguro y viajarían hacia el lago. Allí subirían a un pequeño barco que habrían preparado con antelación y lo utilizarían para llegar a Trent Rietta.
"Nos iremos inmediatamente. Estaré esperando en la salida trasera del primer piso. Nos vemos allí una vez que ustedes dos estén listas para irnos."
"Bien, no vamos a desperdiciar un segundo más aquí."
"Al final no pude salir a hacer turismo...”
A pesar de que Valerie se quejó de que había estado encerrada en la posada desde que llegaron y apenas había salido, sus criados comenzaron sus preparativos para escapar de Fonkrank.
• • •
Manteniendo el ritmo, el grupo de investigación llegó a la ciudad portuaria antes de lo previsto y ahora estaba en la posada callejera. El grupo iba acompañado por la guardia de la ciudad, que les ayudó a descargar el equipaje y prepararse para la estancia.
"Capitán, he recibido noticias recientes de Trent Rietta."
Isotta les dijo a todos que el ejército de Viento Afilado se componía de domadores de bestias malignas, que controlaban una fuerza entera de bestias modificadas, y un ejército bastante grande de mercenarios como fuerza principal. Sus tácticas se basaban principalmente en los ataques sorpresa. Esto significaba que los usuarios de artes divinas eran inútiles contra Viento Afilado.
"Tienen las bestias malignas modificadas, ¿eh...?"
"Están claramente relacionados con el instituto de investigación. ¿Deberíamos indagar más?"
"Es obvio que sí."
Un mensajero con una escolta, que llevaba flautas mágicas para contrarrestar a las bestias malignas modificadas, fue enviado al grupo de apoyo posicionado en la carretera costera. Estas eran las flautas que Yuusuke había producido en masa, basándose en las muestras que había recogido del instituto de investigación.
Las flautas eran de metal en vez de madera, tenían una estructura compleja y fina para producir el sonido requerido. Sorzak era bastante hábil en las artes terrestres, pero definitivamente la flauta era demasiado difícil para que él pudiera haberla recreado. Tuvo que haber sido Yuusuke y su capacidad de personalización. Había analizado las peculiaridades de la flauta y las había copiado, sin pasar por los mismos obstáculos que habían impedido a Sorzak hacerlo.
"Hablando de flautas mágicas, sería bueno tener algunas para nosotros."
"Nos vamos. Aseguraremos el área."
"¡Vale! Gracias."
Después de terminar su informe, Isotta y varios de sus subordinados se dispersaron por las calles cercanas para asegurarse de que no hubiera enemigos cerca. Otros soldados decidieron hacer lo mismo, algunos de ellos fueron a buscar información en la ciudad, otros trataron de recopilar todo lo que pudieron sobre los movimientos en la orilla opuesta del lago.
Después de saludar a los jefes de la guardia de la ciudad, Yuusuke ordenó a sus soldados que se repartieran alrededor de la posada. Esta fue la última tarea que tenía que hacer por ahora, así que invitó a Sun a dar un paseo por la ciudad.
"¿Esta es la primera vez que vienes a la ciudad portuaria?"
"Sí. ¡De hecho, tenía ganas de ver la ciudad!"
"Jajaja, ¿Entonces quieres hacerlo sola?"
"No... quería hacerlo contigo..." dijo Sun, ligeramente sonrojada.
Degel: Dios, demasiado dulce para mi cuerpo, estoy vomitando arcoiris
Yuusuke se rascó avergonzando la parte posterior de la cabeza.
"¿S-Segura?"
"¡Sí!"
Él tenía el pelo negro y llevaba un uniforme negro del cuerpo, mientras que ella tenía el pelo blanco y llevaba un traje de asistenta blanco. Sus apariencias no coincidentes destacaban entre quienes los vieron caminar de la mano alrededor de la ciudad.
Mientras paseaban, llegaron al final de una calle silenciosa. Estaba cerca del camino hacia la carretera. Allí vieron algo parecido a un montón de harapos tirados en la calle. Se acercaron para verlo mejor, y se hizo evidente que al parecer aquello era un humano.
“¡... Señorito Yuusuke!"
"Agh, es horrible."
Un joven estaba tumbado boca abajo en el camino, su cuerpo estaba ensangrentado y sucio cubierto de heridas y contusiones. Por el color de su cabello, parecía ser un desvalido. Todavía estaba vivo, pero parecía estar en sus últimos alientos. Yuusuke le gritó a Sun que llamara a Aisha y los demás, y trató de ayudar al hombre con la medicina que tenía encima.
• • •
"¡Eh, esa es la chica desvalida que nos pasó hace un momento!"
"Es la asistente del Cuerpo Oscuro."
"Maldita sea, ¿no dijiste que no llegarían antes de la tarde?"
Valerie y su grupo se habían disfrazado de comerciantes viajeros y se movían hacia el lugar de encuentro que habían acordado con la gente que los sacaría de Fonkrank. El Cuerpo Oscuro había llegado antes de lo que esperaban, por lo que se apresuraron en salir de la calle donde estaban, temerosos de los soldados con quienes se cruzaron de vez en cuando.
Cuando alcanzaron la calle principal para dirigirse hacia la salida de la ciudad, se tropezaron con un hombre de pelo negro, vestido de negro, que estaba agazapado en medio de la carretera sin ninguna razón. Quizás nerviosos por estar tan cerca de la salida de la ciudad, todo el mundo miró espontáneamente el cuerpo que yacía a los pies del hombre.
El hombre en el suelo estaba en un estado precario, su cara hinchada estaba toda cubierta de moretones. Valerie reconoció al hombre, lo conocía demasiado bien. Era un joven desvalido que no debería haber estado en esta ciudad.
"¡¡¡ODO!!!"
"¡No puede ser! ¡Rifome, detén a la señora!"
"¡Mi Señora, no lo haga!"
Sin embargo, las artes divinas de Valerie eran demasiado fuertes para que Rifome pudiera sujetarla. Se alejó fácilmente de su sirvienta y se precipitó hacia el chico.
• • •
Yuusuke estaba tratando de darle al joven desvalido un poco de medicina de recuperación para ayudarle. Confirmando que los pequeños moretones e hinchazones eran todo lo que quedaba en su espalda, Yuusuke volteó al hombre para sanar su pecho. En ese momento...
"¡¡¡ODO!!!"
"¿Hm?"
"¡Bastardo! ¡¿Cómo te atreves a hacerle esto a Odo?!"
Un grito desde detrás de su espalda captó de repente la atención de Yuusuke. Una mujer con un brazo rodeado de llamas (las llamas girando alrededor de su brazo) se precipitaba hacia él. Ella estaba enmarcada por una melena roja impresionante, con algunos mechones de color verde radiante mezclados.
"¡Eh! ¿Qué está...?"
El hombre vestido de negro tuvo tiempo de hablar. Las llamas se extendieron hacia él como si estuvieran vivas. Yuusuke respondió inmediatamente con un muro de tierra. La pared que al instante se levantó del suelo hizo que los asistentes de Valerie de repente se diesen cuenta de quién era el hombre que tenían delante.
La pared... ¡Maldita sea, es el de los rumores!
El látigo llameante golpeó la pared y fue repelido por ella mientras la magia trataba de moverse alrededor del obstáculo para alcanzar su objetivo. Sin embargo, aunque había apuntado con precisión, aterrizó lejos de su objetivo y se extinguió dejando solo un rastro negro tras de él.
El arte divino de Valerie mezclaba artes divinas aéreas y de fuego. Controlaba el fuego con el viento, lo que le permitía azotar con fuego como si fuera un látigo. Creando otro látigo llameante alrededor de su mano, Valerie se precipitó hacia el otro lado de la pared.
"¡Oiga, cálmese! ¿Por qué me ataca?"
"No trate de engañarme. Puede que Odo fuese tonto y tuviese algunos defectos... pero nunca le perdonaré lo que le ha hecho."
Esquivando el látigo llameante, Yuusuke pensó en rodear a su oponente con pozos y dejarla caer en una trampa. Sin embargo, los intensos ataques no le permitían concentrarse suficiente para hacerlo.
"Cálmese. Está malinterpretando la situación."
"¡CALLE! Era un desvalido, pero es igual que cualquier humano como nosotros. Ese..."
Yuusuke se dio cuenta de que su adversario conocía al joven en el suelo y había dejado que la sangre se le subiera a la cabeza, perdiendo su sentido del juicio. Para crear una brecha entre él y su oponente, Yuusuke generó un simple artículo trucado para romper el ritmo de ataque de su oponente. El truco no necesitaba muchos recursos para crearse, su construcción era simple, pero su eficacia también era baja.
Yuusuke había probado antes su utilidad, pero esta era la primera vez que estaba usándolo en un combate real. El Dios Malvado lo lanzó hacia la mujer enojada con el pelo rojo y verde.
"¡Ejecutar!"
*BRRRRR*
"¡¿Qu-Qué es eso?!"
Llamado «monigote viviente», el cuerpo trucado era de unos quince centímetros de largo, veinte centímetros de ancho, y se movía como una oruga. Valerie inmediatamente saltó hacia atrás cuando aquello apareció de repente debajo de sus pies. La mujer perdió su concentración y el látigo alrededor de su brazo desapareció. Yuusuke no perdió la oportunidad e hizo las modificaciones en el mapa para encerrar a su oponente distraída con paredes defensivas.
"¡¿Qué?!"
Valerie, alarmada por el destello de luz y las partículas que revoloteaban a sus pies, alzó la mirada, pero solo pudo ver estupefacta los muros de la prisión que de repente la había atrapado.
Ese nuevo tipo de muro defensivo era más delgado, por lo que Yuusuke podría crear más paredes de la misma cantidad de suelo. Después de encerrar a la chica, decidió que antes que hablar con su oponente enjaulada, debía tratar al hombre herido.
"¡E-Espere!"
"Un momento. No dejaré que su condición empeore mientras hablo con usted."
"¿Qué...?"
Valerie se había calmado un poco a causa de los eventos anteriores, y solo pudo reaccionar de ese modo a la respuesta de Yuusuke.
Yuusuke se volvió al todavía desmayado Odo y reanudó la curación de heridas. Las pequeños cortes y contusiones empezaron a desaparecer rápidamente cuando la medicina comenzó a hacer efecto. Solo después de verlo, Valerie se dio cuenta de qué tipo de malentendido se había producido.
La mujer agachó la cabeza, avergonzada por el incidente que había causado, mientras que Welsh y Livon llegaron corriendo a su lado. Mirando a Yuusuke, que continuó sanando a Odo, Welsh trató de romper la pared con su cuchillo y liberar a Valerie.
Pero ni siquiera pudo rallarla. En realidad, el muro de tierra podría ser destruido por un arte divina poderosa o un arma contundente pesada, sin embargo, ellos dos no tenían nada de ese calibre a su disposición.
"Mi Señora, Mi Señora, ¿Podría tratar de usar sus artes en las paredes?"
"¿Eh? ¿Mi látigo llameante? P-Pero..."
"Esa persona es el capitán del Cuerpo Oscuro. Sería terrible que nos reconociera.”
Mientras los tres susurraban sobre Yuusuke, Odo recuperó su conciencia. Miró a su alrededor y vio a Valerie encarcelada dentro de las paredes. Olvidándose de todas sus heridas, el desvalido se precipitó hacia la pared.
"¡¡Aaaaaah, Mi Señora!! ¡¿Por qué está aprisionada de esa forma?!"
"O-Odo...”
"Mi amigo Odo..."
"Eso significa... ¿Puede ser que esos dos...?"
Yuusuke llamó al hombre de pelo verde que parecía ser el más reservado del montón. Welsh ocultó su ansiedad y le devolvió la sonrisa con amargura al capitán. Primero tenía que darle las gracias por salvar la vida de Odo y disculparse por el comportamiento imprudente que su señora había tenido momentos antes.
"Por favor, perdone a nuestra señora por comportarse antes de esa forma. Odo es un sirviente muy importante para ella."
"¡Capitán...!"
"¡Señorito Yuusuke!"
Un grupo vestido de negro corría hacia ellos desde la otra calle. Al verlos, Welsh puso aún más tenso. Su tarea de negociar la liberación de su señora Valerie acababa de volverse mucho más complicada.
¿P-Podré arreglármelas para engañarlos a todos...?




Traducido al español por: Degel
Revisado por: AMarauder y Xeniaxen



Capítulo 80: La Conferencia de los Tres

"M-Muchas gracias... por lo que hizo por Odo."

"No se preocupe, no lo podía dejar tirado de esa forma."

Yuusuke replegó sus paredes de piedra, liberando a Valerie de su prisión, y ordenó al grupo de Aisha que curara a Odo. Al mismo tiempo, trató de indagar acerca de lo que había pasado. Las heridas de Odo claramente habían sido causadas por seres humanos.
Tanto si había robado, como si se había metido una pelea con otras personas, fuera cual fuera la razón, parecía que había algunas personas en la ciudad que querían que él pagase por sus acciones.
Siendo atendido por un grupo de caballeros expertos en artes curativas, Odo comenzó a verse cada vez mejor. Valerie se sintió aliviada y luego se puso pálida, al notar que Yuusuke y los demás pertenecían al Cuerpo Oscuro. Ella dirigió su mirada preocupada hacia Welsh y Livona. Sus dos acompañantes estaban tan pálidos como ella y estrujaban sus mentes, tratando de encontrar una salida a su situación actual.
"Nuestro objetivo más importante es asegurarnos de no ser descubiertos."
"¿Pero cómo se las arregló Odo para llegar tan lejos?"
Los dos murmuraban entre sí. Ciertamente, debían haberle herido unos bandidos, sin embargo, Welsh no podía entender cómo Odo había logrado llegar hasta allí.
"Es cierto, ¿por qué estás aquí, Odo? ¿Has venido solo?"
"¡S-Sí! El oficial general al mando Fortress y el tesorero Airzah están planeando asesinarla, mi señora. Por eso yo..."
Odo no sabía en qué situación estaba su señora, y creyó que debía acometer la tarea de informarla de la conversación entre el oficial general al mando y el tesorero que había oído por casualidad.
Poco después de dejar el campamento, fue emboscado por las tropas de Fortress, pero de alguna manera se las arregló para escapar de ellos. Sin poder utilizar artes aéreas de tipo movimiento ni artes acuáticas de tipo curativo, Odo aguantó valientemente hasta finalmente derrumbarse después de llegar a la ciudad portuaria.
Yuusuke, incapaz de comprender la totalidad de la explicación, inclinó la cabeza confundido, pero la historia del joven hizo que Valerie y sus dos asistentes se pusieron totalmente rígidos.
"El oficial general al mando Fortress y el tesorero Airzah... ¿dónde he oído hablar de ellos?"
"Una organización, ¿tal vez? Estos nombres pertenecen a los ejecutivos de Viento Afilado."
"¡Aaah!" por la explicación de Vermeer, Yuusuke hizo un puño con la mano y golpeó en su otra mano con él. Los miembros del Cuerpo Oscuro se miraron, y entonces...
"¡¡IDIOTA!!"
"¡Uhhh! ¡Lo siento!"
Valerie golpeó con un puño a Odo. Está acabado, decían las expresiones de Welsh y Livona, que eran demasiado fáciles de leer.
• • •
"Así que, expliquen los detalles de qué es lo que está pasando realmente aquí."
Yuusuke les ordenó que se explicaran. Valerie y el resto parecían tener una idea de lo que estaba ocurriendo, y tenían una razón concreta para estar ahí. Además, quería una explicación de la información que Odo les había facilitado.
Valerie era la cabeza decorativa principal para el clan de Viento Afilado. Los Tres Grandes se Escondían en su sombra, y causaron esta rebelión interna para arrebatarles la autoridad como voluntad de los Elfdras.
"El objetivo inicial de la organización era hacerse cargo de Trent Rietta, pero...”
"Originalmente, se esperaba que la organización necesitaría de diez a veinte años para reunir las fuerzas necesarias."
Welsh habló de cómo se habían vuelto cada vez más violentas las tendencias dentro de su organización, al empezar a entrenar a los domadores de las bestias malignas del instituto de investigación.
La princesa estaba totalmente en contra de las extremas y cuestionables acciones de la organización, por lo que los Tres Grandes probablemente se habrían aliado en un intento de asesinarla y tomar el control de la organización empezando desde cero.
Viéndose a sí misma como algo más que una líder decorativa de la organización durante todo el tiempo, ella había tenido la cabeza sumergida en la desesperación.
Y, en ese mismo momento...
"Básicamente, la líder fue expulsada."
Un grupo de negro se reunió en una esquina de la calle para presionar a otro grupo hostil. Sin embargo, la situación que estaba tan tensa hace un momento se hizo pedazos al instante por una persona, que irrumpió con indiferencia en medio del grupo de Yuusuke.
"¡¿Shinja?!"
"Cuánto tiempo, Yuusuke."
Yuusuke miró hacia el lago Tsuki Kagami, luego hacia Isotta, pero esta solo sacudió la cabeza en silencio como respuesta. No pudo encontrar ninguna señal de más soldados desvalidos en los alrededores.
"¿Así que, has venido solo otra vez...?"
*RISITA*
Los rumores sobre que el actual jefe de la familia Elfdras y el líder de Viento Afilado andaba escondido en la ciudad portuaria de Fonkrank habían llegado a Shinja, quien había reaccionado de inmediato enviando a su ejército a la ciudad portuaria para destapar las intenciones de la organización.
"¿Así que el ejército de la península en la orilla opuesta del lago es Espada Plateada?"
"Está bien. Temía que Viento Afilado también atacara Fonkrank."
"Sabíamos que la líder del enemigo había llegado a las líneas del frente, pero ha resultado ser solo un viaje de turismo... además ella tiene poco o nada que decir de las acciones de la organización..." Shinja estaba decepcionado consigo mismo por haberse alarmado tanto.
"¿Eso significa que Gazzetta no está actuando en conjunto con Viento Afilado?"
"Ah, no me refería a eso particularmente, pero me inquieta el ejército que está en la carretera. ¿Qué están haciendo? Parecen estar actuando por separado."
A pesar de que Viento Afilado había enviado mensajeros a Gazzetta, declarando sus planes contra Fonkrank y Trent Rietta, e invitándolos a formar un frente común, Shinja quería ver a Viento Afilado en acción antes de aceptar la oferta.
"Bueno, a juzgar por los movimientos de esos tipos, es improbable que hagan movimientos sin nosotros."
Ya que el intercambio de palabras parecía que llevaría un tiempo, por sugerencia de Yuusuke, todo el mundo se trasladó a la sala de reuniones del enorme edificio que la guardia de la ciudad les había proporcionado, y se sentaron alrededor de una mesa. Los caballeros estaban muy consternados, ya que habían visto la pelea y no podían creer que su comandante se pusiera a sí mismo en tal riesgo para celebrar esta reunión.
"¿De verdad es el Rey de Gazetta?"
"Y esa es la llamada cabeza decorativa que lidera el Clan Elfdras."
Sin inmutarse por las miradas dirigidas a él, Yuusuke empezó la reunión dando un ruidoso sorbo a taza de té.
"Por favor, tomen asiento."
"Gracias por su consideración."
"Gracias~"
"Ah, aceptaré su ofrecimiento."
Welsh estaba mirando al extraño grupo en la mesa y no vio a la asistente del Cuerpo Oscuro, que le ofrecía una silla.
La asistente usaba ropa limpia y pulcra, y su cabello tenía un brillo lustroso. Era obvio que era una persona cuidada dentro de los cuerpos. Las otras personas vestidas de negro miraban con calma la reunión sin mostrar preocupación. Simplemente se habían acostumbrado a este tipo de cosas.
"... Esto realmente muestra la capacidad del Cuerpo Oscuro, o mejor dicho, de su capitán."
"Sí, no hay duda de eso."
Quién sabe cómo habría progresado la guerra si él no hubiera tratado a los desvalidos como iguales, si no hubiera ayudado a Odo, si no hubiera ignorado el alboroto de Valerie, y si no hubiera proporcionado un lugar para discutirlo todo entre Fonkrank, Gazzetta y Trent Rietta.
Al ver esto los dos acordaron que esta persona, al mando de la unidad más fuerte de Fonkrank, era de hecho un héroe.
"Tratándose de él, tal vez no dañará a nuestra señora."
"Por favor, no la lastime..."
Un poco más aliviado, Welsh sonrió con amargura a Valerie, haciéndole señas para unirse a ella, y se levantó de la silla.
• • •
Valerie había llamado a Welsh para explicar la estructura interna de la organización, así como describir a los soldados de bestias malignas y los que apoyan a los otros participantes.
Valerie solo sospechaba de que el comandante Benefost estaba planeando en su contra, pero la noticia de que Odo le había traicionado dejó claro en cuánta oscuridad estaba envuelta, porque ella todavía creía que podía terminar la guerra al hacer que sus fuerzas se rindiesen.
"Solo su equipo personal de élite sigue siendo leal a ella dentro de la organización. No solo son más fuertes que las tropas normales, sino que también están bien entrenados en tácticas de combate."
"Por lo tanto, dejando de lado a los controladores de las bestias malignas, la mayor parte de las tropas que quedan en Viento Afilado son mercenarios."
Yuusuke y Vermeer clasificaron toda la información, seleccionando lo que dirían a los cuerpos y al Rey, y lo que debían enviar al grupo de Hivodir. Ordenaron a Isotta que lo transmitiera, manteniendo el resto de lo que se dijo en la mesa para sí mismos. Había algunas partes donde solo podían hacer conjeturas, en cuanto a los movimientos, la verdadera fuerza de su ejército y el paradero del comandante.
"¿Podemos asumir que el oficial general al mando Fortress es el verdadero líder?"
"Mmm... Sí, creo que está haciendo que el tesorero Airzah sea la cara oficial de Viento Afilado, pero es él mismo el que mueve los hilos" señaló Welsh.
"Bueno, lo entiendo. Vamos a terminar aquí por hoy. Gracias a todos por sus opiniones."
Después de cerrar la discusión, Yuusuke ordenó a los guardias de la zona circundante liberarse de sus funciones y ofreció habitaciones al grupo Valerie, en la posada en donde se alojaba el cuerpo.
"¿Tenemos habitaciones vacías?"
"Podemos desocupar dos."
"Entonces... iré con la señora..."
"Yo me voy a quedar con la señorita. Odo, te quedaras con Welsh."
Sun empujó a Valerie a la parte superior, instando al resto de su grupo a seguirla. Welsh inclinó la cabeza hacia Yuusuke por la recepción y hospitalidad, y condujo al cansado Odo por las escaleras.
Eso dejó solamente a Yuusuke, Vermeer, Isotta, Aisha y Shinja en la habitación. Shahid había salido a inspeccionar el área alrededor del lago, para buscar cualquier signo de asesinos que podrían tener como objetivo a Valerie, mientras Fonke fue el encargado de las habituales funciones de inteligencia. Para romper el silencio que había caído sobre la sala, Yuusuke le preguntó a Shinja algo que había tenido la intención de preguntar desde hacía mucho tiempo.
"¿Por qué un rey como tú ha venido solo otra vez?"
"Ahh, a decir verdad, dependiendo de la situación, pensaba atacar a Trent Rietta por la carretera de Fonkrank" Shinja reveló casualmente su plan como si no fuera un secreto militar. Esto también significaba que, al mismo tiempo, había estado vigilando los movimientos de Fonkrank.
Shinja quería provocar algún tipo de reacción por parte de Yuusuke, pero el Dios Malvado miró brevemente en su dirección con expresión indiferente.
Decepcionado por la respuesta, como Shinja había escuchado que los caballeros iban a transmitir la información a los miembros del Cuerpo Oscuro que no estuvieron presentes en la reunión, en su lugar se ofreció a hacerlo él mismo, argumentando que una cara familiar sería más de confianza.
"Oh, bueno... pero, ¿crees que es bueno que dejes tu ejército para hacer eso?"
"No te preocupes, están acostumbrados."
"Prefiero seguir preocupándome por ellos, aunque solo sea un poco."
Una vez más, aunque Shinja no mostró abiertamente ninguna hostilidad, dejó claro que las diferencias ideológicas entre los dos países eran demasiado profundas. Vermeer expresó que además de entrar sin cuidado en el territorio de un país extranjero, Shinja también estaba creando precedentes de todo tipo con falsos rumores.
"Si estás asustado, entonces no dudes en ir y defender la orilla."
"Me gustaría si no fuera imposible de hacer."
Los desvalidos eran difíciles de rastrear debido a que carecían de un aura de artes divinas. Además de eso, los soldados desvalidos entrenados eran capaces de acercarse a usuarios de artes divinas sin ser detectados. Vermeer negó con la cabeza, suspirando, cuando Shinja respondió en su habitual tono despreocupado.
"... En cierto sentido, somos la perdición de los usuarios de artes divinas."
En la sociedad actual, tener un aura de artes divinas era una norma. Las personas son criaturas que se adaptan a su entorno actual, y se enfrentan con problemas cuando tienen que tomar decisiones que involucran desarrollos que no habían previsto.
Ese era el caso en que se encontraban, un mundo que había estado bajo el control de los usuarios de artes divinas durante siglos.
"Las personas con auras y personas sin ella...”
• • •
Yuusuke fue con Shinja hasta el muelle para despedirlo (usándolo como pretexto para vigilarlo).
"Me pregunto qué será de Trent Rietta."
"Ahora que lo mencionas, su capital ha caído, ¿no es así?"
No había habido noticias de Rinwaal desde la noticia de su caída. Hivodir seguía manteniendo su posición y también estaba enviando espías para estudiar la situación.
"A nosotros, los de Gazzetta, no nos importa quién controle Trent Rietta, pero los objetivos de Viento Afilado son una cosa totalmente diferente."
Shinja rió, completamente seguro de que cualquier persona que atacara Gazzetta sería aplastada por completo. Yuusuke no sabía si debía estar riéndose o lamentándose sobre lo que creía este rey. Charlando de esa forma, los dos llegaron al muelle, en el lago Tsuki Kagami.
"La abuela te envía sus saludos, ven a jugar con ella en algún momento. Incluso puedes venir como un embajador amistoso."
"Ir como un embajador es probablemente imposible. Y yo no soy un lolicon... No, ella tiene más de tres mil años de antigüedad, ¡¡es mucho más mayor que yo!!! Maldita sea, no me importa, de cualquier manera..."
Me pregunto qué es un lolicon... Shinja inclinó la cabeza, tratando de entender a Yuusuke, finalmente se rindió. Ante la explicación de Yuusuke, la cara de Shinja se volvió adusta al recordar las historias de su abuelo.
"Ah, se me olvidaba, ten cuidado con los animales que escaparon del instituto."
Con esta advertencia, Shinja abordó un barco que se dirigía hacia la península a la orilla opuesta del lago. Como dato, el Cuerpo Oscuro alquiló el barco bajo un nombre falso.
"¿En qué estaba pensando para querer nadar de una orilla a la otra del lago...?" murmuró Yuusuke mientras observaba a la pequeña embarcación volverse un punto en el horizonte. Luego regresó a la posada.
Durante la cena, llegó un mensaje de Hivodir, diciendo que habían tomado al Rey Griffzah bajo su protección.



7 comentarios:

  1. jajjaj mato el primer comentario
    muchas gracias por el cap es lo mejor que me a pasado este dia

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el cap, en conclusión mientras Yuusuke esté en ese país el rey de Gazetta no puede tocarles, ya que le pondría en su contra.

    ResponderEliminar
  3. okay puedo entender casi todo lo importante solo me quejare de algo después de tanto tiempo por fin yuuske y sun tenían su buen ambiente romántico porque tenían que arruinarlo porque?

    ResponderEliminar