Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 15 de marzo de 2016

WCC - 39 y 40


Con los capítulos de hoy viene PDF~ He tenido que improvisar las imágenes de cada capítulo y he intentado hacer algo gracioso... pero si no gusta supongo que ya lo quitaré. Gimmie feedback~


-Xeniaxen


Novela original en japonés por: ヘロー天気 (Hero Tennki)
World Customize Creator


Traducido al inglés por: Baka367
Traducido al español por: Xeniaxen
Revisado por: AMarauder



Capítulo 39: Ocurrió en la villa de los desvalidos

Después de haber cumplido con el tratamiento de emergencia de los soldados, el grupo de Yuusuke ahora se dirigía hacia el pueblo desvalido que había sido atacado.

Dado que los soldados actuales bajo el mando de Yuusuke habían recibido el encargo de esta misión en un plazo muy corto, su nivel general de habilidad no era alto. Eran un grupo de compañeros insignificante que apenas pasaban los requisitos mínimos necesarios para servir al reino. Pocos de ellos entendía las tácticas importantes en que Yuusuke se basaba, o el peligro que conllevaba la misión.

Por ese motivo no fueron asignados a la Fortaleza Diernuk, ni participaron en la batalla de Paula, ni sabían de la existencia de Shinja, sino que fueron enviados a una villa de desvalidos que parecía libre de problemas.

“¿Entonces en Fonkrank también escasean los recursos humanos?”

“¿No crees que es mucha casualidad?”

Actualmente, las fuerzas de Fonkrank estaban repartidas entre varias villas de desvalidos, abarcando todo el territorio.

Además de no conocer a ciencia cierta el potencial del enemigo, ellos parecían ser un grupo muy bien organizado de guerreros desvalidos. En la batalla de Paula, se convirtieron en un fuerte oponente incluso para caballeros usuarios experimentados.

Puesto que Sanc Adiet era una ciudad tan grande, consecuentemente requería un gran ejército para defenderla, así que el Rey Esbovus decidió restringir la protección en zonas exteriores de la ciudad a solo aquellas que pertenecieran a la gente importante de la capital (oficiales de palacio, nobles ricos). Luego, sí, en Fonkrank escaseaban los recursos humanos.

“Pero el Rey parece ser bueno con los ciudadanos.”

“Digamos que es mejor que un déspota.”

Yuusuke respondió sin darse cuenta con un comentario bastante duro.


• • •


“Estoy divisando el pueblo.”
Cuando el grupo de Yuusuke llegó al pueblo, la mayoría de los edificios estaban calcinados y solo quedaban ruinas negras en su lugar, solo podían verse unas pocas llamas que todavía no se habían consumido en las afueras.
“¡Aghh! ¡La mansión!”
Según la sirvienta de la casa Volance que habían rescatado, uno de los edificios que aún estaba en llamas era la finca de la familia Volance. Al enterarse de que había aldeanos refugiándose allí, el grupo de Yuusuke fue corriendo a la mansión. Cuando llegaron, se encontraron con un frenético Vermeer tratando de apaciguar el fuego con un grupo de diez soldados más.
Los guardias de la mansión, sin embargo, parecían haber podido escapar del fuego.
“¡Capitán!”
“Vermeer, ¿queda alguien dentro?”
“Parece que había algunos atrapados detrás, pero no he podido confirmar si están vivos o muertos.”
“Si no controlamos el fuego, el edificio se derrumbará por completo con todos ellos dentro.”
Buscando usuarios de artes acuáticas de tipo curación o ofensivo, Yuusuke se giró hacia los soldados que habían sido enviados como apoyo. Primero pensó en pedirles que localizaran a Shahid, pero al ver las expresiones tan severas que tenían, les ordenó que intentasen luchar contra el fuego lanzando agua.
“Hivodir, ¿qué sabemos sobre los refugiados?”
“Uhmm, creo que pueden hallarse en el pasillo del primer piso. Allí debería estar la salida de emergencia, ¿no es así, Rifuose?”
“Sí, hay un sótano en esa mitad de la casa y la entrada está en ese pasillo.”
La sirvienta que anteriormente habían salvado aprobó el razonamiento de Hivodir.
“Mhm, vale. Entonces abriré una salida por allí.”
“Genial. Luego vas a reconstruirlo, ¿no?”
Hivodir estuvo de acuerdo con la solución. Yuusuke le sonrió y empezó a correr hacia la casa en llamas. Los caballeros de Hivodir y los soldados de soporte se quedaron pasmados al ver al capitán del Cuerpo Oscuro entrar de lleno en el fuego.
Un viento abrasador sopló en su cara e hizo ondear su pelo. Protegiéndose con el manto de las chispas que saltaban del fuego, logró acercarse a la fachada del edificio y, después de esconderse detrás de la pared, abrió el menú de personalización. Una de las desventajas del poder de personalización de Yuusuke era que necesitaba estar cerca del objeto que quería modificar para interferir efectivamente en él.
Personalizar algo a distancia, como los pilares de piedra que usó durante la batalla en Paula, necesitaba hacer preparaciones tácticas precisas por adelantado y ejecutarlas a la perfección. No era algo que pudiera improvisar.
“¡Ayayayay! ¡Quema! Vamos... ¡Ejecutar!”
Gritando por el calor, Yuusuke manipuló su menú de personalización para destruir la mansión entera exceptuando el lugar donde pensaba que estaban los refugiados. El edificio se envolvió en el usual efecto de luz y, cuando este se desvaneció, la mansión y las llamas se habían esfumado, dejando solamente algunas chispas danzando en el aire. Los caballeros y los soldados empezaron a gritar también a consecuencia de eso.
“Buen trabajo, Capitán.”
“No sé ni cómo lo he hecho... Pero aún hay humo en las ruinas, debemos extinguirlo bien.”
La columna de humo que había habido hasta entonces empezó a dispersarse por el viento. En poco tiempo, donde antes había estado la mansión, aparecieron varios aldeanos mirando estupefactos a su alrededor.
“Vaya, por muchas veces que veo tu poder en acción, siempre sobrepasa el sentido común.”
“Anda ya.”
En cualquier caso, acababa de salvar a los aldeanos. La reconstrucción tendría que esperar hasta la mañana siguiente, así que Yuusuke reunió los materiales que no habían sido quemados y construyó refugios temporales para que los aldeanos descansaran.
Los soldados recibieron la orden de llevar a cabo la búsqueda de desaparecidos y el recuento de los presentes. Yuusuke delegó en Hivodir, quien quería perseguir al grupo atacante, que se quedase en el pueblo y se ocupase de los muertos y los heridos.
Hicieron saber a Hivodir que los usuarios de artes ígneas que habían fingido caer presos del grupo que Shinja persiguió, estuvieron presentes durante el último ataque.
(NT: los de las bolas de fuego que Shinja mató eran subordinados de Hivodir.)
Los dos soldados restantes llevaban uniformes del ejército de Gazzetta, pero sus ataques eran de usuarios ígneos también. En ese momento, los soldados informaron de unos cuerpos que habían encontrado junto al pueblo, los cuales parecían pertenecer a los atacantes.
Yuusuke, acompañado por los miembros del Cuerpo Oscuro y Shinja, acudió a confirmar la identidad de los cadáveres, que resultaron ser desvalidos con quemaduras graves.
“No hay duda... Estos soldados son de la unidad de reconocimiento de Espada Plateada.”
“¡¿Ehhh...?!”
Las conclusiones de Shinja sorprendieron a Yuusuke. Luego, Fonke y Veermeer intercambiaron miradas.
“Entonces, ¿dices que Gazzetta es el autor de este ataque?”
“No, yo no he dicho eso. Hmm... ¿No lo entiendes?”
“¿Qué?”
En vez de explicarlo, Shinka le dijo a Yuusuke algo parecido a lo que le había dicho en casa de Isotta. Habló de un grupo de investigación que había sido atacado cinco días atrás mientras estaba cruzando el territorio de Blue Garden para averiguar quién estaba detrás de los ataques en las villas de los desvalidos. Los supervivientes testificaron que los atacantes llevaban uniformes de los cuerpos de Fonkrank.
“¡¿Qué dices?! Eso es mentira.”
“No lo es. Pero puede que los atacantes no pertenecieran a los cuerpos de Fonkrank.”
De algún modo, Yuusuke fue capaz de comprender el significado oculto de las palabras de Shinja. Hivodir también pareció entender la situación, ya que asintió y se puso una mano en la barbilla a modo pensativo.
“¿Y tampoco eran del ejército de Blue Garden?”
“Exacto. Por cierto, solo una persona volvió sana y salva a Gazzetta.”
“Ahhh... Ya veo.”
“¿Eh? ¿Qué ves? Yo no entiendo nada.”
Fonke miró perplejo a sus compqñeros del Cuerpo Oscuro. Yuusuke les explicó las conclusiones a las que había llegado Shinja. Él pensaba que probablemente el grupo que había atacado hoy la aldea era el mismo que había asesinado al grupo de investigación en Blue Garden.
Por lo que quizás habían transportado los cadáveres de los investigadores muertos hasta allí y los habían dejado en algún sitio cercano a la aldea.
Shinja pensaba que tenía que ser la conspiración de un tercer grupo, que intentaba crear un conflicto entre Fonkrank y Gazzetta. Según él, habrían querido que Fonkrank, a fin de acabar con las muertes de los desvalidos y la huida de los refugiados, le plantara cara a Gazzetta, organizando una purga de desvalidos, tendiendo una trampa al ejército de Gazzetta con los cadáveres de sus tropas.
“Alguien intenta persuadir a Gazzetta de que es una conspiración de Fonkrank, y viceversa.”
Shinja confesó que los oficiales dudaban de si se trataba realmente de una operación de Fonkrank. Fonke tenía el ceño fruncido como si recibir toda esa información de golpe le hubiera producido dolor de cabeza.
“Uhm, entonces... lo que insinúas... es que ni vosotros ni nosotros estamos detrás de los ataques, sinó que son obra de un tercer grupo, ¿no?”
“Eso es. Por lo que sé, no existe un grupo tan radical en Fonkrank, y supongo que tú tienes controlados a los de Gazzetta.”
“A juzgar por sus acciones, una facción reconciliadora podría haber intervenido en esto, y siempre hay tontos dispuestos a unirse al jaleo.”
Aunque pretendieran ser de Gazzetta, el país había estado rodeado de misterios desde hacía mucho tiempo, por lo que no podían fiarse de nadie. Sin embargo, era imposible que nadie pudiera imitar el color de su pelo. Y también era imposible que hubieran sido capaces de eliminar al grupo de investigación sin información directa de sus comandantes.
“Pero, para hacer algo así... los atacantes habrían necesitado acceso a información detallada sobre Fonkrank. De hecho, habrían tenido que ser bastante cercanos a esta gente.”
“En caso de un conflicto entre Fonkrank y Gazzetta, ellos obtendrían mucha influencia, ¿no es cierto?”
“Aun así, ¿por qué harían unos ataques de esta escala teniendo un ejército tan fuerte?”
Sin descanso, todos trataban de averiguar la identidad de su enemigo invisible. Echando un vistazo a los cuerpos de las víctimas amontonados en una pila (excepto los de el grupo de investigación), todos especulaban sobre el enemigo.
“¿No crees que podría estar relacionado con la facción de Izapnar?”
“Podría ser. Ellos eran miembros de las tropas de élite.  Seguro que conocen en detalle todo lo relacionado con Fonkrank.”
“¿La facción de Izapnar? ¿Quién es el que mueve los hilos, entonces...? ¿Alguna idea?”
“Puede que... ¿Los de Nossentes?”
Nossentes era el segundo país más grande de Kaltcio, su capital estaba situada en la que se decía que era la ciudad más antigua de ese mundo. El país tenía una extensa historia y parecía ser el origen de la religión de los cuatro grandes dioses. Sus políticas también se basaban en el sistema de castas. Gazzetta, que había anunciado recientemente su intención de hacer resurgir el clan blanco, era uno de los objetivos más claros de Nossentes.
“Eh, eh. ¿No será que ahora están intentando deshacerse de vosotros?”
“No lo descartaría...”
Para una potencia como Nossentes, cuyos líderes veían la prosperidad de Gazzetta como una amenaza nacional, crear un conflicto entre Gazzetta y Fonkrank forzando la guerra entre ellos sería una oportunidad muy beneficiosa.
Pese a que Nossentes pareció tomar el rol de espectador durante la guerra entre Fonkrank y Blue Garden, dados sus rápidos movimientos contra Gazzetta, estaba claro que tramaban prepararse para una movilización militar.
“¡Ahh, los usuarios de artes divinas sois una panda de brutos! Yuusuke, ¿por qué no vienes a Gazzetta conmigo y dejas a estos salvajes?”
“No intentes aprovecharte de la situación para persuadirme.”
Yuusuke se encogió de hombros y rechazó a Shinja, quien había intentado convencerlo medio en broma.


Traducido al inglés por: Baka367
Traducido al español por: Xeniaxen
Revisado por: AMarauder



Capítulo 39: Ocurrió en la villa de los desvalidos

En los aposentos superiores del palacio de Volance, el Rey Esbovus discutía con sus oficiales sobre la situación y las medidas que debían tomar a partir de ahora. La discusión subió de tono al hablar del daño de un ducado y verse obligados a decidir los cuerpos de caballeros de palacio que debían enviar para defenderlo de los ataques posteriores.

Debido a la situación de decadencia interna, hubo quienes pidieron posponer la conferencia con Blue Garden.


• • •


Cuando el grupo de Yuusuke regresó al palacio ya era tarde por la noche. Se pusieron en marcha cuando los refuerzos llegaron a la aldea. Ahora estaban a la espera de reprender sus patrullas.

Antes de llegar a la ciudad, Shinja bajó del carro y se esfumó en el destrito de los desvalidos. Al parecer, volvería a Gazzetta el día siguiente, después de observar la situación por un día más.

“Con esto ya hemos terminado por hoy. Buen trabajo, chicos.”

“Gracias. Usted también, Capitán.”

“Descansaremos un poco.”

“Guaaah, estoy molida.”

Después de despedirse en el aparcamiento de carruajes, se separaron para ir a descansar. Vermeer y Shahid fueron a la sala común a dar una cabezadita, Aisha fue a su habitación. Fonke aparentemente quería visitar a las cantarinas, como de costumbre, e Isotta volvió a casa de sus padres en el distrito de los desvalidos.

“Nos vemos.”

La lujosa capa de Hivodir estaba hecha jirones, no quedaba rastro de la elegancia que supuestamente debía darle. Rifuose, la sirvienta que le acompañaba, trató de hacerle una reverencia para despedirse, pero estaba tan cansada que tropezó. Hivodir reaccionó sujetando a la chica por el hombro para que no se cayera.

“Lo siento muchísimo.”

Yuusuke quedó sorprendido de esta faceta de Hivodir, mientras que la chica se disculpó con un hilo de voz.


• • •


La mañana siguiente...

Violet, enfadada con el Cuerpo Oscuro por haberse ido sin previo aviso, le comunicó a Yuusuke que su siguiente misión sería ir a la mansión de Volance en el ducado como refuerzos. Ya que la finca de Volace había sido salvada gracias a las acciones del Cuerpo Oscuro, otras familias importantes habían puesto el ojo a Yuusuke, de quien hasta ahora sospechaban, y habían empezado a cambiar su opinión respecto a él.

El caso más evidente fue el de la familia del candidato a prometido, que le dieron formalmente las gracias a Yuusuke haber traído de vuelta sano y salvo a Hivodir.

“¡¿Hay alguien de Gazzetta en la ciudad?!”

“Es Shinja, el príncipe de Gazzetta.”

“No, se supone que él es el rey.”

“¿Y ha venido él solo hasta aquí?”

Krielov y Violet quedaron estupefactos al leer los informes de la última misión del Cuerpo Oscuro. Violet cogió a Krielov por la ropa e impidió que saliese corriendo de la habitación.

“Espera, Krielov.”

“El rey de Gazetta está en algún lugar de esta ciudad. ¡No podemos pasar por alto esta oportunidad!”

“¿Por qué? ¿Quieres aprovechar la excusa para declarar la guerra a Gazzetta?”

“Ah, no... no es eso...”

El disuasivo Krielov, a quien habían pillado pensando en emboscar al rey de Gazzetta por su cuenta, podría ser uno de los responsables de los recientes ataques. Si Shinja estaba en lo cierto, tenía que haber alguien aliado con Nossentes que conociera toda la información sobre Yuusuke de primera mano, y ese podría ser Krielov.

“Yo también quiero decirle algo. ¿Crees que puedes concertarnos una cita, Yuusuke?”

“Tus ideas no suelen llevar a buen puerto... Pero creo que todavía sigue en casa de Isotta.”

“Princesa... ¿No estará pensando en..? Por lo menos llévese a algunos guardias con usted, y vaya de incógnito.”

“Claro, claro, seré muy discreta.”

Violet recordó el incidente del fantasma y la parte subterránea de la ciudad a la que habían cerrado el acceso. Propuso la idea de esperar en los subterráneos debajo del palacio mientras Yuusuke atraía a Shinja hacia allí personalizando uno de los pasajes con la ayuda de Sorzak.

“¿Quieres que cree un túnel de punta a punta de la ciudad?”

“Ajá, te veré allí cuando esté hecho.”


• • •


De camino al distrito de los desvalidos, Yuusuke pasó por la tienda de Sorzak. Cuando llegaron a casa de Isotta, encontraron a Shinja a punto de marcharse y le dijeron que la Princesa Violet quería verle.

“Claro, por supuesto.”

“Piénsalo bien antes de ir.”

Yuusuke condujo a Shinka por el distrito plebeyo a través de las calles menos concurridas hacia el distrito de clase media que Sorzak les había indicado. A pesar de que la entrada había sido cerrada tres días antes, parecía que habían vuelto a abrir un agujero.

“Así que, Sorzak, ¿continúas frecuentando los subterráneos pese a los avisos...?”

“No, yo no... El agujero se hizo por unos sismos naturales.”

Contento por tener la oportunidad de explorar la ciudad subterránea de nuevo, Sorzak respondió con una broma, pensando que esta vez el viaje subterráneo no estaba relacionado con un delito penable. Después de todo, aparte del uso del espacio subterráneo, incluso la divulgación de la información sobre su existencia era violación de la ley.

“La Princesa... nos espera debajo del palacio, ¿no?”

“Jaja, conociéndola, es realmente un lugar que encaja con ella.”

“Hmm, ¿la realeza de Fonkrank suele ser tan benevolentes con los de clase baja?”

“No. Supongo que Violet es un caso especial.”

“Yo diría que el especial aquí eres tú...”

Yuusuke siguió adelante por el callejón, disculpándose con las cantarinas que tenían su puesto allí.
Al principio algunas chicas comenzaron a huir, estando completamente desnuda, sin embargo, cuando una de ellas reconoció a Yuusuke, pronto pusieron sus sonrisas de negocio y procedieron a realizar sus avances.

“¡Es el capitán Yuusuke del Cuerpo Oscuro!”

Aunque Yuusuke se negó cortésmente ya que estaba en una misión, intentaron desmayos falsos como un última opción para llamar su atención. Finalmente, siguiendo a Sorzak, que llevaba una linterna, alcanzaron una abertura anormal en la pared y bajaron a la ciudad subterránea del distrito de clase media.

“Si vamos por aquí, hay un atajo al palacio, aunque la mayoría del camino está inundado en el distrito de clase alta.”

“Ahh, vale, ya pensaremos en algo.”

“Hmm... Este es un lugar perfecto para esconderse.”

“No nos dejes aquí tirados, ¿eh...?”

Dado que la única entrada al subterráneo estaba en el distrito de clase media, era imposible que un desvalido pudiese ir deambulando por allí, donde tenían prohibida la entrada. Sin embargo, tratándose de Shinja, Yuusuke pensó que no habría sido extraño que lo hiciera.


• • •


Después de seguir las indicaciones de Sorzak durante más de una hora, terminaron delante de algo que parecía similar al muro que dividía los distritos.

“El subterráneo del otro lado de esta pared debería pertenecer al palacio.”

“Ya veo.”

Comprobando los alrededores en el menú de personalización, Yuusuke confirmó que esta estructura había sido el antiguo muro de protección del palacio. Creó un pasaje en la pared y entraron. Admirando el antiguo subterráneo, Sorzak desvió su atención hacia un sonido sordo extraño que resonó en el laberinto.

“Este sonido...”

“Debe de ser Violet.”

Era un ventilador eléctrico, un sonido desconocido para la gente de Fonkrank. Solo el [platillo volante] de Violet podría haber emitido ese sonido en este mundo. Parecía que estaban cerca de su destino. Yuusuke gritó un poco más alto de lo habitual.

“¡Violet! ¿Estás ahí?”

“Yuusuke, ¿ya habéis llegado?”

“¡Sí! ¡Estamos por la zona del aparcamiento de los carruajes!”

El eco de sus gritos reverberaba en las paredes. Después de intercambiar voces unas cuantas veces más se encontraron en la entrada del antiguo palacio.

Los miembros del cuerpo oscuro, así como Sun armada con el arco, estaban con Krielov y Violet. Sun se había cambiado el uniforme de los cuerpos que había llevado antes durante el entrenamiento, por algo de ropa más simple, mientras que Krielov miraba fijamente a Shinja preocupado.

“Es un placer conocerla, Princesa de Fonkrank.”

“Llámeme Violet. Me alegra que aceptara mi invitación, Rey de Gazzetta.”

“Solo Shinja. ¿Para qué quería verme?”

“Por ninguna razón en particular. Solo quería conocerlo, ya que lo vi oportuno.”

“¿Solo eso?”

¿Entonces no es más que un encuentro informal entre el Rey Shinja y la Princesa Violet?

Con pensamientos como ese, la tensión subió entre los espectadores. La frente de Krielov ganaba arrugas a cada segundo. La princesa llameante y el lobo banco intercambiaron un par de oraciones más para poner a prueba las capacidades del otro.

“¿Qué es eso de que quieres que Yuusuke se una a ti?”

“¡Hmpf! El Dios Malvado, un ser capaz de decidir el porvenir de este mundo, ¿no crees que él está muy por encima de ti?”

“¡Eh...! ¡Eh...!”

Al escuchar a Shinja hablar del Dios Malvado, Yuusuke intentó interrumpir la conversación frenéticamente. Tuvo suerte de que Violet le estampase el platillo volador a él, en vez de a Shinja.

“¡Bocazas! Eres un bocazas. Ya sé que Yuusuke es el Dios Malvado.”

“¿Eh? ¡¿What?!”

Yuusuke estaba tan sorprendido que incluso mezcló palabras inglesas. Violet continuó en lo que el platillo se recuperó del golpe y volvió a levantarse revoloteando alrededor de la cabeza de Yuusuke.

“¿Qué es eso que acabas de decir? Sun me lo contó antes. ¿Qué es?”

“¡Ah...! Lo siento mucho. Se me escapó hablando con ella.”

“Arghh.”

Pensando en cómo habían llegado a eso, Yuusuke no podía articular palabra. Ella lo había revelado sin querer, pero eso significaba que confiaba en Violet lo suficiente como para contarle sus secretos.

Sin embargo, los miembros del Cuerpo Oscuro, que habían apoyado a Yuusuke en las misiones más peligrosas, se sintieron apartados por no saberlo. Entonces Sun tocó la espalda de Yuusuke tremendamente ruborizada. Violet se giró hacia Shinja, mirándolo con sus jóvenes ojos feroces, y le dijo:

“Bueno, en ese caso todavía tienes más razones por quererte alejar de Yuusuke.”

“...”

El elocuente Shinja se quedó sin respuesta ante la intrépida actitud de Violet. Sintiendo la tensión entre ellos y conociendo a Violet, Yuusuke le dijo a Shinja:

“La Princesa es algo difícil a veces.”

“¿Esta niñita bonita?”

“No sé si bonita o no, pero ya lo ha hecho otras veces.”

“Realmente tienes mucha paciencia con ella.”

Violet trató de refutar a los dos chicos que estaban hablando mal de ella, pero, incapaz de diferenciar lo que era broma de lo que no, se limitó a reír sarcásticamente. De ese modo, el ambiente tenso de la reunión informal se calmó y se relajó por un momento.

“Por cierto, respecto a la Reina Risha, se ve que han vuelto a posponer la vista con Blue Garden.”

Violet había oído eso esa misma mañana de boca de su padre mientras este lo discutía con sus consejeros y los burócratas. A Shinja no le gustó la noticia, pues creía que teniendo en cuenta los eventos recientes, eso no estaba a la altura.

Si él estaba en lo cierto y Nossentes era el verdadero responsable de las acciones que pretendían hacer estallar un conflicto entre Fonkrank y Gazzetta, sugirió que sería imprescindible profundizar las relaciones con la Reina Risha, que ahora ostentaba el dominio total de su reino, ya que seguro que eso iba a salpicar a la gente de Blue Garden.

(Xeniaxen: ahora me está convenciendo este tío Shinja... podemos salir de dudas ya, por favooor??)

“Pero si Fonkrank y Blue Garden se convierten en aliados, ¿no perjudicaría eso a Gazzetta en un futuro?”

“Eso no es un problema para nosotros.”

“Hmm, estás muy seguro de ti mismo.”

“Porque ya sabía que algo como esto podía pasar.”


• • •


Pronto su secreto encuentro informal llegó a su fin y el grupo de Violet volvió a palacio. Yuusuke y Sorzak guiaron a Shinja de vuelta a la ciudad.

“¿Tienes prevista también una confrontación con Fonkrank?”

“Si es necesario, sí.”

“Antes has dicho que necesitabas que todos los uruarios de artes divinas sucumbieran para conseguir el resurgir del clan blanco.”

“Y eso incluye a todo Kaltcio, por lo que necesitaré el poder del Dios Malvado para hacerlo.”

Yuusuke volvió a preocuparse por pensar cuánto debía de saber Shinja acerca del Dios Malvado. Sintió que tendría que visitar la villa del clan blanco alguna que otra vez en algún momento próximo. Lo que Shinja dijo sobre que él era una parte importante de su plan, Yuusuke no tenía forma de confirmarlo o negarlo.

“Si piensas ser hostil en un futuro... ¿Cómo lo harías si quedases atrapado aquí?”

“Yo no soy una parte esencial del plan. En caso de que pereciera, Gazzetta encontraría otro rey que los llevaría a una nueva era.”

“¿Pero cómo puedes decir que... no te importaría que otra persona se convirtiera en Rey?”

“No seas tan negativo.”

Fuera como fuese, Yuusuke tenía claro que Shinja actuaba por cuenta propia, de hecho, parecía que fácilmente entregaría su deber a otro. Y el modo en que hablaba del rival del clan blanco, era como si hablase de algo destinado a caer tarde o temprano. Sus contradicciones precisamente hacían que pareciera que nada era eterno en el mundo, por lo que cumplir el deseo de resucitar al clan blanco no le parecía bien a Yuusuke. Sentía que debía tener una extensa charla con Shinja, dejando a un lado los países, el Dios Malvado y otras cuestiones.

“Entonces, ¡hasta pronto!”

“Sí, nos vemos.”

Salió escoltado del subterráneo y fue al distrito de los desvalidos, abandonó Sanc Adiet sin ningún otro imprevisto.

• • •

“Llámame cuando quieras si me necesitas.”

“Ajá, gracias.”

Yuusuke dejó a Sorzak en el distrito de clase media y regresó al palacio, directo a su habitación. Violet, que ya había vuelto del subterráneo, estaba charlando alegremente con Sun y los miembros del Cuerpo Oscuro. Por último, Krielov estaba en su despacho, haciendo lo necesario para aconsejar al Rey de las desventajas de posponer la vista con Blue Garden.

“Oh, has vuelto, Yuusuke.”

“Buen trabajo, Capitán. ¿Quiere unirse a nosotros?”

“Esto es para usted, Yuusuke.”

Sun e Isotta le dieron a Yuusuke un vaso de zumo de rara, que era la bebida de moda. En el momento en que Yuusuke bajó la guardia, cuando las chicas se acercaron a él, Fonke aprovechó para hacerle una pregunta.

“Por cierto... ayer en la ciudad...”

Pidió aclaraciones a Yuusuke sobre cierto rumor que había escuchado en la ciudad.

“Dicen que te gustan todo tipo de chicas, tanto las desvalidas como las usuarias.”

“Ah, es lo que tiene ser un héroe, la gente dice muchas cosas...”

“Pues lo que dicen es que pasaste un buen rato con una chica de las tropas de élite de Blue Garden el día que conquerimos la fortaleza.”

“¡Un momento! ¡¿Fuiste tú el que empezó este rumor?!”

“Tambien dicen que te insinúas contínuamente a tus subordinadas.”

“¡ESO ES MENTIRA! ¡¿Y DE DÓNDE SACAN QUE LO HAGO «CONTÍNUAMENTE»?!”

“Este rumor probablemente se refiera a Isotta. Lo escuché en el mercado. Decían que estabas forzando a una chica asustada a algo que ella no quería.”

Parecía ser que Fonke recordaba bien que el día anterior él había estado en casa de Isotta, donde fueron a avisarle de las órdenes de emergencia. Lo había mezclado con otros rumores, exagerando en exceso la situación. Y obviamente a Yuusuke no le hacía ni pizca de gracia.

“Capitán... No debe forzar a las chicas a hacer algo que ellas no quieren...”

“Debería ser más educado con ellas.”

“A ver, chicos, centrémonos...”

Fonke y Vermeer se estaban excediendo. La Princesa ordenó a Aisha que no interfiriera, la propia Violet se limitó a ver la intimidación, y Shahid se quedó sentado sin decir nada durante toda la conversación.

“¿Te refieres a forzar en plan fuerza bruta? Porque al principio sí que estaba haciendo fuerza... ¡Pero él solo trataba de ser amable!”

*SILENCIO*

La sala de ocio se sumió en un silencio absoluto cuando Isotta trató de tenderle una mano a Yuusuke explicando la situación, pero omitió algunos puntos clave como que llevaba muchas bolsas o que el hecho de que ella estuviera callada no significaba que estaba enfadada.

“Uhm... Yuusuke, si quieres pasar un buen rato de verdad, hay muchas cantarinas en la ciudad. Es mejor no presionar a alguien que no tiene experiencia.”

“Si quieres, puedo conseguirte a algunas chicas del palacio.”

Violet apenas podía contener su risa por los comentarios.

“Usted es un hombre, por eso entiendo que esté interesado en tales cosas. Pero creo que debería moderarse.”

Sun habló casi en voz baja, sus hombros temblaban.

“Chicos, ¡¿PUEDEN PARAR DE SACAR CONCLUSIONES PRECIPITADAS DE TODO ESTO?!”

Fue un día extraño para Yuusuke, después de recibir esas burlas.


• • •


En la orilla de un lago enorme del sur de Fonkrank, un grupo armado de diez hombres vestidos con uniformes Gazzetta estaba terminando las discusiones sobre su plan de emboscada del siguiente pueblo desvalido.

Durante su último ataque, un noble había escapado junto con varios sirvientes. Les informaron de que el grupo de seguimiento que lo persiguió fue destruido. Lo hizo la única persona de ese  grupo que logró sobrevivir. Sin embargo, el contenido del informe era problemático.

“¿Es que el capitán del Cuerpo Oscuro de Fonkrank y Shinja han unido sus fuerzas...?”

“Piénsalo un poco.”

El oficial al mando se quejó ya que el Rey Shinha tenía que estar involucrado en eso si las acciones de los soldados desvalidos estaban coordinadas con las del Cuerpo Oscuro. Sus subordinados parecían estar de acuerdo con él.

Según sus colaboradores en Gazzetta, los movimientos del ejército que antes eran evidentes se habían vuelto difícil de leer. Con esos eventos inesperados, se había vuelto muy peligroso continuar actuando en el territorio enemigo.

Ya que no podían tomar su decisión estando allí, optaron por regresar temporalmente a su país.

“En serio, la existencia del Dios Malvado es un fastidio...”

Aunque fuesen miembros recientes, Volmes suspiró por haber perdido a tres de sus soldados más útiles y ordenó la retirada.

(Xeniaxen: joputa!!!)


10 comentarios:

  1. Hay varias partes que estan mal escritas, como Zoom en lugar de Sun, Shinya en lugar de Shinja y cosas por el estilo. Pido que por favor le vuelvan a dar una segunda revisión, tambien para la coherencia en el texto, me ha costa en algunas partes entender lo que pasaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. arreglado; por otra parte, a mi parecer la coherencia está bien, ¿puedes indicar en qué punto cuesta entender lo que pasa?

      Eliminar
  2. mil gracias lo estoy siguiendo de a poquito como dicen lento pe constante xD por cierto gracias por re-monster y kubera están geniales **!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar