Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 26 de enero de 2016

WCC - Capítulos 18, 19 y 20


Sip, en el día de hoy me alegra comunicarles la incorporación de mi amigo de novelas24 a PrinceScans. Solo con ver la gran cantidad de capítulos que era capaz de sacar semanalmente supe que era un chico muy trabajador, y gracias a él vamos a poder aligerar muchísimo World Customize Creator. Calculamos publicar un mínimo de 2 capítulos por semana. Así que espero que estén contentos por la noticia~ A mí desde luego me hace mucha ilusión que me ayude alguien con la dedicación que él puede tener.

Así que lo que dijo en su blog sobre que no traduciría más WCC fue porque pasa a traducirlo aquí y no allí. ¡Qué bien! *aplausos, aplausos*

Les presento pues a Degel~~~

Y, que no se me olvide, el segundo PDF con los capítulos del 11 al 20:


-Xeniaxen


Novela original en japonés por: ヘロー天気 (Hero Tennki)
World Customize Creator


Traducido al inglés por: Baka367
Traducido al español por: Degel
Revisado por: AMarauder y Xeniaxen


Capítulo 18: Un trotamundos desvalido

Los padres de Isotta eran desvalidos. Si una usuario de artes divinas quedaba embarazada de un desvalido, por lo general, o bien optaba por un aborto, o bien se entregaba el niño recién nacido a unos padres desvalidos para que lo criasen. Del mismo modo, si un desvalido concibía un hijo bendecido por uno de los dioses, era entregado a una familia de usuarios de artes divinas.
En el caso de Isotta, sus padres no encontraron a ningún usuario de artes divinas que pudiera criarla. Como sus padres vivían en las afueras, creyeron que ella sería aceptada en la sociedad una vez fuera una adulta y pudiera vivir en la ciudad.
Isotta era la única con el pelo y ojos verdes entre los niños con cabello blanco, por lo que no pudo integrarse con facilidad, así que creció siendo un poco introvertida.
En la sociedad, hasta que un niño no crecía y se convertía en un adulto, era tratado por la condición social de sus padres. En el caso de que un niño bendecido por alguno de los dioses fuera criado por padres desvalidos, al convertirse en un adulto, solo el niño bendecido recibiría los beneficios. Isotta se unió a los cuerpos divinos tan pronto como tuvo la edad, para poder mantener a sus ancianos padres.
Fue seleccionada como miembro del cuerpo del Dios Oscuro y gracias a eso comenzó a obtener un sueldo. Tenía la intención de utilizar el dinero para ayudar a sus padres, quienes no podían trabajar debido a un accidente que sufrieron. Sin embargo, no le bastaba con el sueldo de miembro de los cuerpos divinos, tenía que ser una élite.
A pesar de ser parte de uno de los cuerpos divinos, solo podía serlo por un tiempo, ya que había obtenido esa posición por pura suerte ya que era la única usuaria de artes de viento del tipo comunicación en ese momento.
Isotta se sentía incómoda, tenía miedo de que la obligasen a salir del cuerpo del Dios Oscuro si llegaba a saberse que vivía con desvalidos. Mientras hablaban en la puerta de su casa, la mente de Isotta estaba confundida pensando en sus padres y en lo que pasaría una vez que invitara a entrar a Yuusuke a su casa. Finalmente, ella decidió decírselo todo a Yuusuke.
"Así que es eso."
Yuusuke dejó de hablar. Isotta apenas podía mantenerse en pie a causa de la tensión, pero después de ver a Yuusuke, sentía que él era diferente de las otras personas en el palacio.
“Ehhh, entonces es un viajero.”
Los padres de Isotta lo invitaron a entrar y Yuusuke aceptó. Después de disculparse por entrometerse en su casa empezó a escuchar la historia del viajero herido.
Lo habían llevado a esa casa debido a sus múltiples heridas, todo eso ocurrió mientras que Yuusuke estaba siendo convocado para servir al palacio. Fue herido al intentar proteger la granja de los padres de Isotta del ataque de una bestia demoníaca. Se hacía llamar Shinja, un viajero desvalido que vagaba por diferentes países.
Los padres de Isotta no tenían suficiente dinero para llamar a un usuario de artes divinas acuáticas de tipo curación para tratar a este hombre. Por otra parte, ningún usuario de artes divinas de agua estaría interesado en viajar hasta el distrito de los desvalidos para sanar a un viajero sospechoso. Los padres de Isotta ofrecieron a Shinja quedarse en su casa mientras se recuperaba de sus heridas, y él aceptó.
En este mundo los viajeros no eran nada raros. Sin embargo, un desvalido viajero ya era algo más extraño. Y lo que aún era más extraño era que él blandía una espada. Al menos en Fonkrank, excepto para cazar, los desvalidos casi nunca llevaban ningún tipo de armas, por lo que este tipo traía sospechas a todas las personas del lugar.
"¿Es esa espada real?"
"... Ah, sí lo es. ¿Es que duda de mí?”
Shinja supuso que Yuusuke estaba siendo cauteloso porque iba armado. Después de todo, los usuarios de artes divinas consideraban a los desvalidos como seres sin poder, que no podían lograr nada por mucho que lo intentaran. Esta idea estaba especialmente arraigada en Fonkrank, donde se regían por un sistema de castas.
Por lo tanto, algo como un desvalido viajando armado en la capital no podía ser pasado por alto por ningún caballero o guardia de Fonkrank, por no hablar de un élite que era alabado como un héroe.
"No es eso. Nunca antes había visto una espada así.”
Shinja dudaba de que Yuusuke estuviera fascinado por la espada. De una forma u otra, Yuusuke no mostró ninguna señal de investigarlo, tampoco podía percibir un aura que recordara de antes, como cuando alguien escondía a sus secuaces en los alrededores.
En ese momento, la madre de Isotta trajo un poco de té diciendo:
"Gracias por cuidar siempre de mi hija. Por favor, disfrute de este té como una muestra de agradecimiento”.
“Ah, gracias.”
Yuusuke tomó el vaso y bebió el té. Al verlo, las dudas de Shinja se convirtieron en interés al ver a Yuusuke disfrutando del té. El chico frente a él había inclinado la cabeza ante una anciana desvalida, y había bebido el té barato que esta le había ofrecido sin ninguna duda. Shinja no pudo detectar ningún rastro de discriminación en los actos de Yuusuke. Casi no había usuarios de artes divinas que no mostraran superioridad frente a un desvalido.
“¿... Puedo verla un momento?”
Shinja tendió la gran espada, que había apoyado en la pared, a Yuusuke. Al ver una espada real por primera vez, Yuusuke la recibió encantado. Era una espada pesada para sujetar con dos manos que medía dos metros de largo.
"¿Hmm? ¿Está rota? "
"Hmm, ¿lo ha notado con solo sostenerla?"
Yuusuke abrió de inmediato el menú de personalización después de tocar la espada y confirmó que la espada estaba rota por la mitad. Los materiales de los que estaba hecha esta enorme espada de plata eran aún más raros que los de un Shouka, el cristal-moneda. Yuusuke también se dio cuenta de que a la hoja le faltaban un montón de puntos en la ventana de parámetros de batalla de la pantalla de personalización.
"Esta espada, ¿se rompió en la batalla con aquellos animales que atacaron la granja?"
"No... Antes de entrar al reino de Fonkrank, estuve vagando por el territorio de Blue Garden. La espada se rompió cuando tuve que luchar contra esos tipos."
Viajó a través de Blue Garden, principalmente a través de los bosques, tratando de evitar las carreteras principales tanto como fuera posible. Al cruzar la frontera del país, en una ocasión se encontró con un pequeño grupo de guerreros que parecían ser los que habían dañado la espada. Isotta escuchaba su relato con los ojos abiertos del asombro, y Yuusuke se ofreció a arreglar la espada.
"¿Te importa si la reparo? Parece ser una espada de buena calidad pero creo que puedo añadirle también unos cuantos encantamientos."
Isotta se sorprendió al escuchar su conversación, no pudo ignorar la enorme cantidad de pistas sobre el origen de este misterioso viajero. Yuusuke, sin embargo, no mostró emociones de sospecha, lo que despertó el interés de Shinja aún más.
Cualquiera que tuviera una posición militar, después de oír esta historia, lo habría relacionado con un lugar el cual Yuusuke todavía no conocía. Debido a que Shinja no sabía de Yuusuke, interpretó la ignorancia de Yuusuke como una alta tolerancia. Si bien no era necesariamente un error, era un malentendido.
Sabiendo que el héroe de la Fortaleza Gearhawk estaba delante de él y con ganas de ver su poder de primera mano, Shinja permitió a Yuusuke reparar la espada.
Yuusuke estuvo observando el menú de personalización por un tiempo, y después de mirar las opciones de personalización disponibles, le hizo una variedad de preguntas a Shinja.
"Así es... para matar a un ser humano, creo que la espada debe ser más ligera, pero si llegara a ser muy ligera su poder se debilitaría."
A Shinja no le gustaba que espada estuviera centrada en el asesinato, por lo que pidió dejar las propiedades ofensivas sin cambios. En vez de la probabilidad de matar, quería que la potencia de la espada estuviera al máximo para la lucha. Por lo que pidió establecer los más altos parámetros de resistencia en la hoja.
Por otra parte, que la espada ganaría velocidad de ataque y, teniendo en cuenta que el viajero era una persona solitaria, también estaría encantada con habilidades de recuperación de fuerza y salud.
Shinja observó a Yuusuke, que estaba moviendo el dedo en el aire frente a la espada rota mientras le hacía varias preguntas sobre sus preferencias para la batalla, como un usuario de artes divinas de tipo artesanía haría esas preguntas para que el cliente se relajase mientras movía el dedo como una forma de aumentar su concentración.
Para estos artesanos las preguntas que hacían no eran importantes. La reparación de una espada rota requería mucha concentración, por eso hablaba con la persona que estaba enfrente suyo. Ahora que lo pensaba, el artesano que le hizo a mano esta espada también era una persona muy habladora, solo dejaba de hablar cuando tenía que concentrarse mucho.
"Hmm, esto debería arreglarlo... Ejecutar."
La gran espada de plata fue envuelta en una luz. Isotta ya estaba acostumbrada a esta luz y vio la personalización con una expresión de admiración en su rostro, mientras que sus padres estaban fascinados por los efectos de luz.
Para Shinja, después de haber viajado por varios países y visto varias artes divinas, también era la primera vez que veía este efecto. Después de un tiempo, la luz se desvaneció, dejando solo las partículas brillantes revoloteando en el aire, y en el suelo una gran espada con una brillante hoja de plata.
"Añadí un efecto curativo por si acaso. Creo que debería ser capaz de curar sus heridas actuales."
"¿Un efecto de curación?"
Shinja dudó de las palabras de Yuusuke y recogió la espada. En el momento en que la tocó, sintió un poder creciendo por todo su cuerpo y las heridas de repente comenzaron a arder y picar.
"Esto es...!"
Al desatar el vendaje, Shinja vio que su herida que iba desde la espalda hasta el pecho formando una línea, se cerraba lentamente. El efecto curativo se podía comparar a la habilidad de un usuario de artes divinas del agua habilidoso, pero Shinja no pudo ocultar su asombro al ver que su preciada espada tenía tal efecto.
"En primer lugar, conforme a lo que solicitó, he dejado el poder de ataque sin cambios, luego he mejorado la velocidad de ataque y la resistencia."
"Conforme a lo que solicité..."
Yuusuke propuso a Shinja probar las mejoras en la espada ya que él estaba inspeccionando la condición de la hoja. Pero en primer lugar, la espada fue entregada a los padres de Isotta, por lo que sus lesiones también fueron curadas. Luego Yuusuke salió y, después de encontrar un terreno adecuado, comenzó la personalización de la tierra para crear un maniquí de entrenamiento.
Mientras tanto, Shinja fue practicando con la espada para conseguir que su cuerpo se acostumbrara a la velocidad de ataque. La espada obviamente no se había hecho más ligera pero aun así podía manejarse más rápido.
"El maniquí de entrenamiento está hecho."
Yuusuke comenzó a mostrar algo que parecía un golem de tierra. Estaba hecho de tierra, pero era tan duro como la roca. Shinja se sorprendió por la repentina aparición del maniquí de entrenamiento, pero como quería determinar la fuerza de su espada, preguntó:
"¿Puedo probar mi espada en esa cosa?"
"Por supuesto. La espada desde un inicio ya era muy difícil de romper, por lo que no debería haber ningún problema."
Yuusuke aseguraba que no había forma de esta espada se rompiera o dañara, aunque Shinja estaba poco convencido cuando se enfrentó a los maniquís de entrenamiento hechos de tierra y piedras alineados en un patrón triangular. Shinja bajó la espada y al instante rebanó dos de ellos. Los restos bisectados giraban en el aire por el poder del corte.
"¡VAYA! ¡Increíble!"
"... Eso me sorprendió. La velocidad de la espada es estupenda."
Revisando si había algún daño en la hoja de la espada, Shinja no pudo retener su sonrisa y se maravilló de su propio reflejo en la espada. Isotta se escondió detrás de Yuusuke después de presenciar esa firme sonrisa con un aire salvaje.
Después de quedar maravillado por su espada un rato, Shinja la volvió a meter en la vaina, agradeció a Yuusuke, y le hizo una pregunta como para comprobar algo.
"Se lo agradezco de todo corazón. Aún así, hacer tanto... por un extranjero como yo... ¿Le parece bien? Después de todo soy un desvalido."
"Aaah. Yo no tengo esos prejuicios con la gente. Ayudaste a los padres de mi subordinada. Esta es mi muestra de gratitud. Vas a aceptarlo, ¿verdad? "
Yuusuke también le pidió que mantuviera en secreto el hecho de que él era un ser capaz de otorgar varios efectos especiales a los elementos. Shinja sonrió disfrutando de ello desde lo más profundo de su corazón, con una sonrisa parecida a la de Violet, ya que él comprendió que Yuusuke no estaba mintiendo.
"Es un usuario de artes divinas interesante. Soy Shinja Trueyard, de Gazzetta. Me gustaría llegar a tener su fuerza."
Yuusuke sacudió firmemente la mano derecha de Shinja, quien se la ofreció después de dar las gracias. Shinja siguió analizando el chico en el que había tomado interés, Yuusuke respondió a su apretón de manos como una acción ordinaria.

• • •

Observando una calle de Sanc Adiet que iba envolviéndose gradualmente en la noche, Yuusuke se dirigió hacia la estación de guardia junto a Isotta. Después de haber tenido su espada arreglada y el cuerpo recuperado, Shinja dijo que iba a continuar con sus viajes después de pasar la noche en la ciudad.
"Ahora que lo pienso, la gente del barrio desvalido interactuó sin problemas contigo, Isotta."
"Sí, es... porque yo vivía allí desde que era pequeña."
Yuusuke le preguntó si había otros guardias que también eran cercanos con los desvalidos. Isotta respondió moviendo en silencio su cabeza.
"Todo el mundo... teme a los guardias. Cada vez que los usuarios de artes divinas se involucran, siempre significa problemas."
"¿Ellos siempre se aprovechan?"
Isotta asintió, moviendo su corta melena verde.
"Hmmmm..."
El sistema de castas se basaba en la fe en los cuatro grandes dioses. La mayoría de las personas eran capaces de utilizar las artes divinas como una señal de protección de cualquiera de los dioses y las personas que no podían utilizar las artes divinas se creía que no tenían la protección de ningún Dios.
Debido a que el sistema de castas estaba arraigado tan profundamente en la religión del país, elevar el estado de las personas desvalidas era un problema muy difícil. Sin embargo, este problema y el problema de los guardias que no cumplían sus funciones eran dos cosas distintas. Yuusuke creía que para solucionar los problemas... el control del crimen no tendría que tener en cuenta si se trataba de un usuario de artes divinas o un desvalido.
"No importan las diferencias sociales que tengan, nadie debe recibir un castigo menor cuando se trata de la seguridad pública y el orden público."
"¿Capitán...?"
Así Yuusuke comenzó a pensar profundamente en una forma de hacer que la brecha entre las personas disminuyese.



Traducido al inglés por: Baka367
Traducido al español por: Degel
Revisado por: AMarauder y Xeniaxen


Capítulo 19: El verdadero estado de Blue Garden

Antes del amanecer...
A la sombra del enorme muro de protección de la fortaleza de la ciudad de Paula, Zeshald estaba resumiendo la información que había reunido sobre la situación interna de Blue Garden, mientras decidía sus próximas acciones de acuerdo con la información sobre el estado actual de Fonkrank, que había obtenido de un colaborador.
"Ya veo, Yuusuke estuvo genial esta vez. Aún así, incluso con solo escuchar lo que ha hecho... parece que su poder es tremendo."
"Aunque me esperaba algo así de él, también me he asombrado."
Reifold rió a pesar de que él también quedó casi atrapado en la batalla.
En este momento la ciudad-fortaleza de Paula tenía entre manos la restauración de su fuerza de combate debido a la aniquilación de las Tropas de Viento. Los grupos militares recibieron cientos de aplicaciones de usuarios de artes divinas para que los contratasen y los reclutasen. Debido a eso, la vigilancia sobre Zeshald disminuyó con los días.
"Voy a ir a reunirme pronto con la Reina Sacerdotisa Acuática."
"¿En la capital principal, Cofta?"
Cuando se creó el país, los creyentes del Dios del Agua, Shalnar, fueron a los alrededores del templo y, finalmente se establecieron allí. Con el tiempo se creó un pequeño reino. La nación era gobernada oficialmente por una Reina, que tenía un apoyo masivo de sus ciudadanos y residía en el Templo/Palacio de Shalnar, en el núcleo de Cofta.
Actualmente el país en realidad se gobernaba desde la segunda capital, la ciudad-fortaleza de Paula. Izapnar, quien era el gobernante de esta ciudad, tenía el control casi absoluto de los asuntos civiles y militares del país. Se podía decir que el país estaba controlado desde la sala de consejo ubicada en el nivel subterráneo de la fortaleza.
No había ningún antagonismo entre la Sacerdotisa Acuática, la reina Risha, y el comandante supremo Izapnar. Sin embargo, esto no significaba que sus puntos de vista y opiniones políticas eran iguales. Su relación era más de ignorancia mutua, ya que ambas capitales funcionaban de forma independiente.
Zeshald vio esta situación como una oportunidad que debía aprovechar.
"En ese caso, yo entregaré esta información al otro lado, Fonkrank."
"Lamento que tengas que hacer esto todo el tiempo."
"No me importa, he recibido una recompensa de Yuusuke."
"¿Recompensa?"
Reifold sacó una pequeña baratija, similar a un insecto, y se la mostró al confundido Zeshald.
"Este gancho de pesca es increíble."

• • •

Casi al mismo tiempo, cuando Yuusuke vio Isotta en las calles de Sanc Adiet, Zeshald caminaba por la carretera que conducía desde el centro de la ciudad hasta la fortaleza de Paula. La mayoría de la gente común vivía en el lado norte de la ciudad-fortaleza, un poco lejos del centro de la ciudad. Mientras que las instalaciones importantes se concentraban en la fortaleza que había sido construida más abajo del centro de la ciudad.
Paula fue construida a los pies de la Montaña Bouzas, que ocupaba más de la mitad del territorio de Blue Garden. La fortaleza hacia la que se dirigía Zeshald, era un muro semicircular con una enorme circunferencia. Su propósito era proteger los ataques hechos desde el reino de Fonkrank. A pesar de que este camino estaba lejos del centro de la ciudad, había muchos puestos ambulantes en él.
Cada organización de artes divinas tenía sus barrios residenciales y de entrenamiento dentro de estas paredes. También había civiles y militares usuarios de artes divinas que vivían más lejos del centro de la ciudad. Debido a esto, había un montón de habitaciones vacías que los militares podían declarar que pertenecían a tal o cual grupo y utilizarlas con relativa libertad.
"... Hmm."
Zeshald caminaba por una de esos caminos de puestos de venta móviles, pero se detuvo cuando algo captó su interés. Varias personas desvalidas que llevaban collares de esclavo estaban amontonadas alrededor de un puesto. Uno de ellos parecía tener una herida en su pierna. Esta persona se sentó para tratar de disminuir su dolor, pero estaba visiblemente preocupada por el ligero sangrado.
Zeshald se acercó cautelosamente a ella y sanó la herida con sus artes divinas acuáticas. La mujer, con una expresión de agradecimiento en su rostro, quería decir algo, pero su expresión cambió ya que temía ser golpeada por su maestro por hablar sin su permiso.
"¡Es suficiente! Él puede entender sin que le hables."
"..."
La mujer desvalida bajó la cabeza. En ese momento, un hombre, que parecía ser su amo salió de la tienda y habló con una voz de mando.
"¿Has hecho algo a mi desvalida?"
"No, vi que una de ellas estaba herida, por lo que la sané."
"¿¡...?! U-Usted es... ¡Jefe Instructor Zeshald!"
Cuando el matón reconoció a Zeshald, los dos cambiaron a toda prisa su actitud. Además de ser un talentoso y valioso usuario artes divinas acuáticas, Zeshald tenía bastante influencia en Blue Garden. En medio de todo esto, el dominio de Zeshald de las artes divinas de agua era conocido especialmente por toda la ciudad-fortaleza.
"Oooh, así que eso es lo que pasaba... Pero los esclavos que tenemos ahora no son más que las sobras."
"No te preocupes. La curación es mi pasatiempo, así que no importa lo que acabo de hacer."
Como el comerciante de esclavos dudó acerca de cómo recompensar a Zeshald, el Jefe Instructor, él agitó la mano diciendo:
"No necesito dinero."
Después de que el comerciante de esclavos se fuera, llevándose todos los esclavos con él, Zeshald suspiró mientras pensaba en el trato a los desvalidos en este país.
En un país con un sistema de castas, los desvalidos eran tratados como personas que no habían recibido la bendición de ningún Dios. Sin embargo, en Blue Garden, un país que se enorgullecía de la igualdad entre los usuarios de artes divinas, los que no podían usar cualquier tipo artes divinas eran tratados como algo que ni siquiera era humano.
"¡Instructor Jefe Zeshald!"
"¿Hm? Ah, ¿Plausha? ¿Ya estás lo suficientemente saludable para salir?"
"Sí, siento mucho haberlo preocupado... Ya soy capaz de entrenar de nuevo, así que estaré bajo su cuidado."
Un cadete usuario de artes divinas saludó a Zeshald. Hacía unos días, de repente tomó un descanso de su entrenamiento, pero parecía que su objetivo de unirse a la Tropa de Agua no había cambiado.
"Lo decidí hace mucho tiempo, pero mi hermana ya no está aquí."
"... Ya veo..."
La última vez que supo de su hermana fue en la Fortaleza Gearhawk. Posteriormente, su cuerpo fue devuelto por Fonkrank. La imagen de Plausha estando atónita ante el cadáver ligeramente destrozado de su hermana aún permanecía fresca en la memoria de Zeshald. Para alegrar el ambiente, Plausha cambió el tema de conversación.
"Por cierto, Jefe Instructor, cuando vivía en Fonkrank, estaba con una gran cantidad de desvalidos. ¿Los usaba para hacer algunos experimentos con las artes divinas del agua?”
“No, yo solo vivía con ellos en su pueblo.”
"¿Eh? ¿Vivía con los desvalidos?"
Plausha estaba completamente asombrada de como Zeshald no tenía ni un desvalido en casa.

• • •

"Este es un problema muy difícil."
"Parece que sí."
Al regresar al castillo, Yuusuke informó inmediatamente a Violet de lo que había aprendido ese día. Mientras él estaba hablando sobre Shinja, el rostro de Violet mostró sorpresa por un instante. El color de la cara de Krielov cambió y saltó de su asiento, pero fue sujetado por Violet que le prohibió mencionar esto a nadie.
Por lo tanto, a Yuusuke también le fue prohibido hablar sobre este asunto con nadie. Yuusuke asintió, aceptando las restricciones siempre que después le dieran una explicación. Creía que se había metido en algún lío complicado.
Luego discutieron sobre los problemas de los desvalidos y la relación entre los desvalidos y los usuarios de artes divinas. Violet se cruzó de brazos y respondió a Yuusuke que podría ser difícil dar órdenes a simples guardias y reformar la opinión pública, ya que esto también involucraba creencias religiosas.
"En primer lugar, tratar de cambiar los fundamentos de un país como Fonkrank nos llevaría a un desorden total."
"Supongo que sí."
"Si eso sucediera, cada uno dependería solo de su propia fuerza, ¿cierto?”
"A juzgar por las estadísticas, nosotros, los usuarios de artes divinas, superamos en número a los desvalidos. Al final, las personas desvalidas probablemente serían expuestas a condiciones aún más duras".
Pensando sobre cómo elevar la posición social y los derechos de los desvalidos dentro del actual sistema de castas, Krielov pensaba que existía la posibilidad de eliminar los estereotipos sobre los desvalidos si en las próximas décadas se educaba a los niños dándoles a entender que los desvalidos también poseían derechos.
Sin embargo, este método era imposible de realizar, ya que seguro que existiría una oposición.
"Aún así, se puede hacer algo respecto al orden público y la discriminación."
"¿Tiene alguna buena idea?”
"Es muy sencillo. Usando el honor de caballero como excusa, podemos hacer que la actitud de los guardias en sus labores mejore."
"¡Oooh, no esperaba menos de un élite! Es una gran idea, pero..."
Una sombra de decepción comenzó a manifestarse en el rostro de Krielov, cuando Yuusuke rechazó su idea argumentando en tono de disculpa que el honor de caballero no tendría ningún efecto en simples guardias. Utilizaban su salario para vivir y no se podía vivir del honor. Era así de simple.
"Supongo que valoran la vida por encima del orgullo y el honor."
Si se tuviera que elegir entre la familia y el orgullo propio, la gente común elegiría la familia. Por lo tanto, la solución tendría que ser adecuado para ellos. Si bien no descartaban que el orgullo y el honor tuviesen valor, estas personas no podían comer solo con estos.
"Bueno, no es que esté completamente en desacuerdo con su idea."
"Hmm... sin duda... Nuestro Rey también prefiere la verdad por encima del honor."
Mientras Krielov se quejaba, pensar en esto hacía que más arrugas aparecieran en su frente. Violet decidió hacerse cargo de la discusión en su lugar, asintió con la cabeza al recordar que los sobornos y la corrupción desenfrenada de los burócratas, obviamente también tendría efecto en los simples guardias y los plebeyos.
"Cambiar el sentido común no es fácil, sin embargo, con la ayuda de la alta nobleza del país, podría haber un método fácil y rápido para solucionar esta situación."
"¿Uhhh? ¿Y cuál es ese método?"
"Promulgar una ley que proteja a los desvalidos."
Violet decidió ir al grano.

• • •

"Padreee~~ Por favor, escúcheme, quiero pedirle algo~"
A continuación, le pidió al Rey pensar en una manera de promulgar una ley que protegiese a los desvalidos. Había pocos propietarios de esclavos en Fonkrank, en comparación con Blue Garden, por lo que incluso si se emitía esta ley, habría muy pocas personas afectadas por ella.
La esclavitud no era ilegal en Fonkrank, pero los desvalidos eran tratados peor que los esclavos. Debido a las diferencias de trato a los desvalidos, el Rey consideró que el efecto de la ley de protección sería mínimo. Por cierto, el número de esclavos era mayor que el número de usuarios de artes divinas y esto también ocurría en otros países. La calidad de esclavos estaba estrechamente relacionada con la situación del propietario. Si uno podía permitirse el lujo de mantener como esclavos a usuarios de artes divinas, era visto como alguien de un estatus más alto que el que solo tenía esclavos desvalidos.
"La Princesa Violet ha comenzado a pedir cosas extrañas de nuevo."
"Es a causa de la influencia de ese hombre. ¿Cuál es el punto de una ley que proteja a los desvalidos?"
Mientras dos burócratas susurraban en secreto, el Rey Esvobus permitió a Violet irse —después de haber sido asaltado por ella— y ella salió rápidamente de la sala de audiencias para informar a Yuusuke que ya podía empezar a trabajar los contenidos de esta ley.

• • •

El centro de formación, que se utilizaba específicamente para la formación de las élites, se encontraba cerca de la segunda capital, Paula, dentro de las montañas donde se construyó la fortaleza. La institución era similar a una academia militar, donde las instalaciones estaban reservadas solo para la élite con una alta posición social, los cuales estaban listos para unirse a uno de los grupos militares de élite.
Un camino de grava en la montaña llevaba hasta esta instalación. Desde este camino, se podía llegar al sendero que conducía a la primera capital de Blue Garden, Cofta.
La ciudad de Cofta se extendía alrededor del templo de Shalnar. El único espacio abierto estaba cerca de la entrada a la montaña, por lo tanto innumerables barrios y centros de vida estaban situados en los túneles, que habían sido excavados dentro de la montaña. Esta ciudad fue construida en las montañas más altas de todo Kaltcio.
El templo en la cumbre actuaba como un castillo real. La Reina Risha, que también era la Sacerdotisa de Shalnar, solo deseaba una vida tranquila. Ella suspiró melancólicamente después de haber recibido una carta que el cónsul le había dado. Además de la solicitud de una audiencia, solo llevaba escrito el nombre del remitente, Zeshald.
Él era un antiguo instructor real de artes divinas de Fonkrank, que había asumido recientemente el cargo de Jefe Instructor de artes divinas en Blue Garden. Pensando que el comandante supremo Izapnar había sido quien había convocado la audiencia, su estado de ánimo decayó totalmente.
Hacía catorce años de la muerte su padre, el fundador de la nación. Izapnar, un colaborador dedicado de su padre, fue nombrado tutor legal de la entonces reina de tan solo 16 años, hasta que pudiera ser coronada. Izapnar trabajó diligentemente, y a través de su devoción, el país emergió y se convirtió en una gran potencia, estando a la par con naciones poderosas como Fonkrank. Por sus obras, la gente comenzó a adorarlo como un símbolo de Blue Garden. Así, el apoyo que recibía de la gente era inmenso.
Izapnar, aprovechando la sensación del peligro inminente y la sensación de la gente de una caída próxima de su país al morir su rey, empezó a llevar a cabo un proyecto secreto con el fin de proteger a su país de los demás. Aceleró la construcción de la fortaleza defensiva de Paula, cuyo fin era protegerse del país de Fonkrank. Durante este proyecto, su facción se convirtió de manera constante en el centro político de su país.
A pesar de que los antiguos partidarios del Rey y los funcionarios del palacio expresaron su preocupación por su rápido ascenso al poder, evitaron criticarlo, creyeron y confiaron en él ya que tenía el apoyo del único representante real restante, la Reina Risha, por lo que obtuvo la autoridad de un Rey.
Alrededor de la época de la coronación de la Reina, quedó claro que Izapnar le era leal al Rey, y no a la actual Reina. Se podía percibir un vago rastro de ambición en sus acciones. Sin embargo, como no tenía a nadie en quien confiar, Risha solo podía tratarlo como un leal partidario del antiguo Rey.
Como resultado de esto, a Risha se le informaba de todo después de que ocurriera, desde las tareas diarias hasta las labores de construcción.
Supongo que es imposible que disminuya su apoyo popular...
Suspirando una vez más, Risha llamó a su asistente cercano.



Traducido al inglés por: Lunaris
Traducido al español por: Xeniaxen
Revisado por: AMarauder


Capítulo 20: Giro de los acontecimientos

“Yuusuke, ¿cuánto sabes acerca de Gazzetta?”

“Solo conozco el nombre.”

“Ya veo, yo tampoco sé mucho.”

“Qué pena...”

Después de conseguir que el Rey Esbovus prometiera proteger a los desvalidos, Violet de repente se acordó de Shinja, quien figuraba en las historias que Yuusuke le había contado. Él se convertiría en una referencia útil para el futuro.

“No conozco los detalles, solo sé lo que Zeshald me contó. El Rey de ese país es un desvalido.”

“¿Entonces es un país de desvalidos?”

Violet, sin estar segura de la respuesta, miró hacia Krielov.

“¿Qué es lo que quieren saber?”

Krielov intercambió la mirada con ellos, con un gesto reticente a compartir esa información sobre el país de Gazzetta.

La mayoría de las fronteras de Gazzetta tocaban con Nocentes, y la mayor parte de su territorio estaba formado por montañas escarpadas. Cerca de las fronteras de Blue Garden, había una ciudad que parecía una capital, aunque no había nada de especial en ella, tan solo tenía esa imagen por forma en que era dirigida por la gente común.

Aunque la capital del imperio se encontraba en algún lugar entre las interminables cordilleras montañosas donde reinaba el rey de los desvalidos. Las escarpadas montañas de Gazzetta servían como un campo de entrenamiento natural para los guerreros, por ello, un gran número de guerreros desvalidos se criaban allí.

“Blue Garden y Nocentes saben de la existencia de estos guerreros desvalidos, pero siempre han desviado sus ojos de ellos.”

Krielov empezó a hablar más bajo.

“A decir verdad, si comparamos a los desvalidos con los usuarios de artes divinas, parece que ellos tienen una constitución corporal mejor y una excelente fuerza vital. O eso es lo que los eruditos descubrieron sobre ellos.”

Hablaba como intentando ocultar su voz. Ese era el contenido resultado de una investigación que todavía no se había hecho pública. Únicamente la conocían unos pocos funcionarios y académicos que formaban parte de la defensa nacional.

Al escuchar la historia, Yuusuke se acordó de algo de repente. Mirando atrás, no una sino dos veces, Sun y la tía Bahana le habían dado la impresión de ser muy fuertes pese a lo delgadas que eran.

“De hecho no se puede sentir el poder de las artes divinas de los desvalidos, son difíciles de encontrar incluso para los usuarios de artes de viento si no dejan rastro de su paso.”

En un ataque frontal, el usuario artes divinas tenía ventaja, pero aun así no era tan fácil cuando su oponente era un arquero.

Había rumores entre los soldados sobre las presencias de los guerreros desvalidos. Decían que había guerreros desvalidos que habían derrotado a soldados, pero que nadie se atrevía a hablar de ello públicamente. Se limitaban a decir que, obviamente, se trataba de un guerrero normal quien había causado este incidente, por lo que nadie se preocupaba.

“Hmm, me pregunto si los desvalidos son en realidad una variante de una clase de guerreros... Si fuera así...”

“¿Qué insinúas?”

Violet inclinó la cabeza a modo inquisitivo. Entonces Yuusuke le contó lo que se le había ocurrido:
       Los desvalidos de Fonkrank serían nombrados limpiadores de Sanc Adiet.
       Serían responsables de la limpieza de cada uno de los distritos de la ciudad.
       Pero no estarían obligados a limpiar.
       Su remuneración sería financiada por el palacio.

“Limpiadores... ¿Entonces los desvalidos van a estar por la ciudad?”

“Hmm, pero al servicio de palacio, así moderaríamos el bandalismo.”

A partir de ahora, se encargaría mensualmente la limpieza de la ciudad a unos jornaleros. Con las artes de viento se podía apartar fácilmente la basura, y con las artes de agua se podían lavar los adoquines, sin embargo, la porquería se enviaba a los callejones marginales de la ciudad y el suelo no quedaba realmente limpio, ya que era desigual.

Aunque las calles de los distritos de clase noble y media se veían hermosas, si uno iba un poco más abajo... Yuusuke había estado merodeando por la ciudad durante los últimos días y se había percatado de este problema.

“Bueno, entiendo que habrá gente del distrito noble que no esté de acuerdo con esto si lo implementamos allí de inmediato, por eso deberíamos probarlo primero en el distrito plebeyo.”

Cada uno de los distritos sería dividido en particiones y tendrían un soldado responsable de supervisar de limpieza. Yuusuke sería quien crease y proporcionase las herramientas de limpieza. En cuanto al pago y la compensación, actualmente no había ningún presupuesto estimado decidido, por lo que sería determinado de acuerdo con la persona encargada de la contabilidad.

“...Sé el propósito que tienes, pero... ¿conseguiremos los resultados que queremos?”

También cabía la posibilidad de que los desvalidos no aceptasen la propuesta. En primer lugar, esto no era algo obligatorio, por lo que el porcentaje de participación esperado podría ser cero. Ante las preocupaciones de Krielov, Yuusuke dijo lo siguiente.

“En primer lugar tenemos que crear una atmósfera de confianza para explicarles en qué consistiría su trabajo.”

“Capitán Krielov, no se ha pasado por el barrio plebeyo de la ciudad últimamente, ¿no? No sé si lo sabe, pero usted es una figura muy famosa entre los desvalidos.”

Los desvalidos que vivían en las afueras de la ciudad subsistían siendo contratados como mozos de carga o sirvientes puntuales. Solo si alguna vez les contrataban como vigilantes de carros, su trabajo era apreciado, pero solamente sería reconocido entre los residentes de la ciudad y los comerciantes.

Un gran ejemplo de ello era Isotta, que había crecido entre desvalidos, en las afueras de Sanc Adiet. Había visto el crecimiento de la ciudad desde fuera, pero los niños del barrio plebeyo solían jugar con los niños desvalidos de la zona.

Cuando creció, hubo personas que comenzaron a discriminar los desvalidos, pero los adultos todavía mantuvieron una relación de amistad con ellos.

“Los de clase media y los nobles seguro que no habrían ido al distrito plebeyo para jugar, por eso creo que no son tan comprensivos."

Yuusuke, sumido en sus pensamientos, se preguntaba por qué tenía la fe en los 4 grandes dioses para convencer y marcar la diferencia en la sociedad respecto a los niños de origen humilde.

“No sé muchos detalles sobre ello, pero basándome en las doctrinas de la fe en los 4 grandes dioses, me pregunto si realmente dicen algo en cuanto a la interacción con los desvalidos...”

“¿Hm? Ahora que lo pienso... ¿Tú sabes algo, Krielov?”

“Hay un dicho en un pasaje... Los que no reciben las bendiciones de dios serán desterrados de su tierra...”

¿Y cuál era su tierra? No había otra cosa que lo explicase bien, por lo que la cuestión se convirtió en una broma. Pero luego se aprovechó este dicho para formar una doctrina para el país, como excusa para el exilio de los desvalidos, aunque no hubo casos de racismo extremo.

“Supongo que creyeron que estaba bien así. Tampoco quiero defenderlos, pero sé de un culto que cree en la doctrina de matar gente.”

Si una persona se oponía al argumento de la utilización de las doctrinas de la fe en Sanc Adiet, solo acabaría teniendo problemas. Pero Yuusuke, con todo su optimismo, quería creer lo contrario. En la vida cotidiana, la existencia de los desvalidos ya se conocía comúnmente como uno seres vivientes más, fruto de la naturaleza humana.

Después de unos días, se promulgó una orden de protección de los desvalidos, y se anunció que se convertirían en los limpiadores de la ciudad.


• • •


Poco antes de la promulgación de la orden de protección de los desvalidos, en la primera capital de Blue Garden, la ciudad pinacular de Cofta...

Desde la ciudad, se podía subir a las montañas, donde se encontraba el templo de Shalnar. Zeshald estaba rememorando su pasado cuando entró en la ciudad de Cofta, pensando que había habido pocos o ningún cambio en la ciudad por lo que recordaba. Estaba aquí para una audiencia con la Reina / Sacerdotisa Acuática Risha, que estaba prevista para mañana.

Si conseguía crear una buena relación con la reina, y convertirse en alguien de su confianza, su posición dentro de Blue Garden aumentaría en gran medida.

A diferencia de los desvalidos de Paula, los que había en la ciudad de Cofta vestían ropas y zapatos aseados. Todos ellos caminaban por las calles sin las pulseras de esclavo de sus propietarios, quienes les acompañaban. Todos se veían brillantes y saludables.

Eran esclavos propiedad del templo, y el templo era propiedad de la reina, por lo que estaban bajo su patronazgo mientras viviesen en paz dentro de la ciudad. Originalmente, las pulseras que llevaban como adorno en su cuerpo eran los grilletes de esclavo, pero en este caso se había convertido en un escudo protector.

Que haya una diferencia tan enorme entre el territorio de la reina y el del comandante supremo del mismo país... Por eso los alumnos a quienes enseño artes divinas que llevan viviendo mucho tiempo en Paula siempre quieren regresar a casa para visitar a sus padres en Cofta. Me sorprendí bastante cuando me contaron la situación de aquí.

Como si fuera un animal de zoo, los habitantes de la ciudad observaban a Zeshald mientras este exploraba la zona. Al ser instructor de artes divinas en Paula, podía sentir que el ambiente que le rodea no era muy tranquilizador.

“Fiuu... Debo tener éxito en la audiencia de mañana.”


• • •


Al día siguiente, en el templo antiguo de Shalnar situado en las montañas de Bouzas...

Entrando por el primer piso, Zeshald fue recibido por un amplio y espacioso vestíbulo interior, con varias salas y habitaciones de la guardia del templo. El interior del santuario eran los dormitorios de los creyentes.

Después de pasar por las habitaciones, había la cocina y el comedor, seguidos de una zona de aseo, así como de un pasillo largo donde se encontraban los cuartos de los sirvientes y los soldados del templo. Ese pasillo tenía una habitación en cada lado. Parecía estar construido de tal manera para que los soldados del templo pudieran alinearse en el pasillo.

En la parte más profunda del templo había la oficina y la habitación privada del cónsul, y unas escaleras que conducían al segundo piso. Justo antes de esas escaleras había otra sala de guardia para soldados del templo. El dormitorio de la sacerdotisa acuática se encontraba en la segunda planta, con archivos, el comedor y la sala de audiencias.

Al fondo de la primera planta, al otro lado de la pared, había el baño que usaba la reina, conectado directamente a la segunda planta.

Zeshald se inclinó y se arrodilló inmediatamente en el momento que entró en la sala de audiencias, al ver a la Reina Risha sentada en el trono.

“Buenos días, hermosa y noble Reina Risha. Gracias por permitirme esta audiencia con usted, es un privilegio para mí~”

“Basta de adulaciones y saludos formales, Instructor de artes divinas Zeshald, ¿qué le trae por aquí hoy?”

Una voz majestuosa interrumpió el discurso a medio camino de Zeshald, preguntándole qué le había traído a molestarla. Zeshald se sorprendió, era no era la imagen de la Reina que tenía en mente.
Sin embargo, debido a sus muchos años de experiencia, su intuición le decía que Risha era distinta de lo que parecía. La imagen de que podía tratarse de una actuación flotaba en su mente.

“Al haberme unido recientemente a Blue Garden, vine aquí a saludar a Su Majestad la Reina.”

“Ajá. Pero ya hace 1 mes y 10 días desde que llegó a mi país.”

En términos simples, la Reina estaba dando a entender que era un hipócrita, puesto que ya había pasado mucho tiempo desde su llegada. Al escucharlo, sus damas de honor empezaron a reír en la parte posterior de la sala.

“Tiene razón. Sin embargo, tenía muchos ojos puestos sobre mí y hasta ahora no encontré la oportunidad de venir a saludarla.”

“Eso no es de mi incumbencia, y ¿qué tiene que ver si tuvo oportunidad de conocerme con... que estuviera siendo vigilado?”

La Reina se puso de pie e inclinó la cabeza, su largo cabello de color azul oscilaba casualmente hasta terminar en sus rodillas. Al haberse exiliado de un país enemigo era natural colocar una atenta mirada encima de él dentro de la ciudad, pero no era una razón para no solicitar una audiencia con la Reina. La cuestión era que habría podido hacerlo pero no lo hizo.

Risha consideró que Zeshald no estaba allí simplemente por la intención de saludar, por lo que comenzó a inquirirlo.

“Quería evitar que los excelentes funcionarios de Izapnar, el Supremo, perdiesen el tiempo acompañándome.”

“¿...?”

“Quería conocerla personalmente, como... el instructor de artes divinas original de Fonkrank.”

El ambiente comenzó a volverse inestable dentro de la sala de audiencia. Las damas de honor intercambiaron guiños para avisarse de que debían aumentar la vigilancia, como tratando de hacer un llamamiento a los soldados del templo. Risha las detuvo con un gesto para que salieran fuera de la habitación con el fin de hablar con Zeshald a solas.

“Entonces, ¿qué quieres decir con eso?”

"Majestad, sé que a usted no le gusta la situación actual del país.”

Estaba insatisfecha pero no podía hacer nada contra las políticas del Supremo Izapnar; el poder real estaba en manos de ese hombre. Zeshald señaló que, aunque el linaje y la autoridad real era de ella, esa frustración no la llevaba a ninguna parte, la única manera de actuar era rebelarse como Reina y tomar el control.

“Espera, Marsha... Ciertamente, es como usted dice, no creo que las políticas de Izapnar sean las mejores, pero...”

Pese a no estar de acuerdo con la dirección actual del país, ella tampoco estaba a favor del sistema en que Fonkrank se organizaba actualmente. Risha heredó los ideales de su difunto padre, y solo tenía la oportunidad de practicarlos en su pequeño dominio, la ciudad Cofta.

“Sin embargo, si los asuntos de Estado actuales continúan, es posible que a Su Majestad también le sea privada la autoridad para ejercer en la ciudad de Cofta.”

“¡¿CÓMO SE ATREVE?! ¡SUS INSOLENTES PALABRAS HACIA SU MAJESTAD NO TIENEN PERDÓN!”

Marsha, la dama de honor a quien la Reina había dado antes un toque de atención, estaba echando humo como loca y comenzó a formar un rocío con las artes divinas en sus manos. Primero no pasó nada, le guiñó un ojo sin más a la dama de honor que estaba al otro lado con el mismo rostro. Sin embargo, tan pronto como empezó, terminó.

“¡Eh, Sasha! ¡Volemos a este viejo grosero que no tiene ni idea de lo que dice!”

“No. Su Majestad dijo que esperásemos. Debemos sopesar lo que sea que él todavía tiene que decir.”

Respondiendo a su hermana mayor Masha, que se había puesto muy nerviosa, Sasha también aumentó su potencia divina, pero creando un efecto inverso. Las artes acuáticas de Marsha eran defensivas, ella utilizaba «pared acuática», mientras que las de Sasha eran ofensivas, utilizaba «columna acuática».

De todos modos, no había mucha agua en la zona, por lo que el efecto de esas técnicas no serían devastadores. Aun así, era visible que ese comportamiento no seguía órdenes de Izapnar; Risha designaba personalmente a sus fieles damas de honor, así que eran como sus amigas.

“Chicas, cálmense. Señor Zeshald, ¿qué se propone al venir aquí?”

“Conseguir la amistad entre ambos países, supongo.”

“Quieres que ataque y traicione a Izapnar.”

“Si es posible, me gustaría hacerlo sin altercados.”

Después de su afirmación inquisitiva, Risha suspiró y sacudió la cabeza, pensando:

Ojalá fuera posible... En primer lugar, si Izapnar dejase de ser el líder, ahora mismo el país caería en el caos. Y si eso sucede, Fonkrank podría poner en marcha a su ejército y destruir Blue Garden por completo. El Rey Esvosbus es ese tipo de hombre.

“No ansío destruir ni Fonkrank ni Blue Garden.”

“Pero sí insinúa que acabemos con Izapnar, y ese va a ser el resultado inevitable.”

“Jojojo. Con todos mis respetos, Su Majestad, creo que está subestimado el tremendo apoyo de su autoridad por parte de su gente.”

“No tengo el poder de mover el país.”

Actualmente, todas las autoridades militares han sido incautadas por Izapnar. No importa cuánto apoyo público tenga, al final solo soy reina de puertas afuera.

Su segunda dama de honor empezó a preocuparse por ella. Podía verse lo cercana que era la relación de ellas tres.

“Para que la Reina moviese el país, primero necesitaríamos talentos humanos.”

“¿A qué se refiere?”

Después de conseguir la confianza de la Reina, Zeshald comenzó a explicar sus planes.




5 comentarios:

  1. Contentisimo de el avance que tendra WCC, que Degel no abandone TD&G

    Gracias por las traducciones

    ResponderEliminar
  2. fue mas la pelea entre los lectores que la de los traductores
    que sorpresiva solidaridad tienen os traductores

    ResponderEliminar