Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 5 de enero de 2016

WCC - Capítulo 15


Feliz martes antes de Reyes~~

-Xeniaxen



Novela original en japonés por: ヘロー天気 (Hero Tennki)
World Customize Creator

Traducido por: Josué
Revisado por: AMarauder y Xeniaxen



Capítulo 15: Lluvia en el cielo despejado

En el almacén, las dos chicas ―una rubia y la otra peliazul― estaban sentadas abrazándose la una a la otra, cubiertas con una tela usada para envolver los ingredientes crudos. Su aspecto era horrible, tenían los ojos hinchados de tanto llorar y en sus rostros todavía quedaban marcas de moretones. Aisha, habiendo interpretado lo que pensaba Yuusuke a partir de sus gestos, se lamentó por no ser de más ayuda:

“Esto es lo mejor que puedo hacer con mis poderes.”

Aisha, después de hacer su mejor esfuerzo cerrando los pequeños cortes y rasguños, bajó la cabeza con desánimo. Aunque Yuusuke pensó en sanar completamente a las chicas, por el momento ese no era el peor de los problemas.

“Cómo puedo decir esto... ¿Por qué están cubiertas con esta tela?”

“No tenemos ninguna ropa de repuesto...”

Aisha señaló una pila de andrajos en la esquina de la habitación mientras explicaba que las ropas que llevaban las chicas estaban tan rotas que no se podían usar para nada. Sus ropas, que originalmente habían sido un uniforme de criada y otro del personal de la fortaleza, estaban hechas jirones, manchadas con una gran cantidad de sangre y otros fluidos corporales; se habían convertido en un montón de trapos sucios.

Yuusuke, sintiendo lástima por las dos chicas que lo estaban mirando angustiadas, decidió que debía encargarse de hacerles unas mejores prendas ya que las que vestían eran de la tela que se usaba para envolver la carne. Por lo tanto, aprovechó las pilas de andrajos y utilizó su arte de personalización. Limpiar → Reparar → Finalizar.

“Eh... Capitán... ¿Que está haciendo?”

“No creo que pueda sorprendernos más.”

“Ten.”

Yuusuke le entregó las nuevas vestimentas a Aisha ―que tenía los ojos abiertos por el asombro― para que se las diera a las chicas. Ya que parte del material había sido destruido, la longitud de las faldas era un poco más corta, pero era mejor que vestir una tela usada para cubrir ingredientes crudos. Fonke y los demás, habiendo visto todo, simplemente se encogieron de hombros.

Mientras las chicas se estaban cambiando, los hombres tuvieron que quedarse afuera. Sentarse en el suelo frío del almacén era una opción patética, por lo que Yuusuke creó algunas sillas improvisadas.

“Capitán, realmente no hay nada que no pueda hacer, ¿no es así?”

“Cómo decirlo... es conveniente.”

“Escuché rumores que dicen que usted es capaz de utilizar todo tipo de arte divina... parece que realmente pueden ser ciertos.”

Después de que las chicas terminaran de cambiarse, una vez más comenzaron a preguntarles acerca de los eventos que ocurrieron en la fortaleza. Todo había comenzado hacía tres días después del cambio de guardia y de la entrega de los materiales, cuando el trabajo del día culminó, los trabajadores de la fortaleza se reunieron en el comedor para la cena. Se escuchó fuera de la fortaleza una repentina llamada de auxilio.

“¡¡¡UN GUARDIA HA CAÍDO!!! ¡¡¡NECESITAMOS UN SANADOR!!! ¡¡¡QUE ALGUIEN NOS AYUDE!!!”

Un hombre pareció haber salido de la azotea. Usando la conmoción como señal para el ataque, un sinfín de cuchillas de viento se dirigieron hacia el comedor.

El comedor, que estaba lleno de personas, en un instante se transformó en un infierno y se llenó de gritos de agonía. Las paredes y el techo quedaron salpicados inmediatamente con sangre fresca y en el suelo la comida se mezcló con una gran cantidad de sangre y de las entrañas de los fallecidos.

Los guardias fuera de servicio que estaban en el segundo piso se dieron cuenta de todo el alboroto que ocurría en el primer piso. Algunos de los guardias del exterior también notaron el alboroto pero fueron asesinados rápidamente por las cuchillas de viento una vez que ingresaron a la fortaleza. Debido a que la gente quiso ayudar a los guardias caídos, ellos también fueron masacrados como una manada de animales.

Las élites de Blue Garden que se infiltraron en la Fortaleza escondiéndose entre el nuevo personal, tomando a las sirvientas y al personal como rehenes e incluso los usaron como escudos humanos. También pretendieron ser aliados y se aproximaron a los guardias para luego asesinarlos rápidamente.

Cuando el caos llegó a su fin, los únicos que salían y entraban en la fortaleza eran los miembros encubiertos de la Tropa de Viento.

Entre los sobrevivientes, los soldados ya no tenían la voluntad para seguir luchando y al personal le hicieron cargar los cuerpos de sus camaradas y enterrarlos en un agujero fuera de la Fortaleza. Los cadáveres dentro de la Fortaleza fueron llevados a la EDAR[1] ubicada al otro extremo de la fortaleza. Después de apilar todos los cuerpos, los cautivos también fueron asesinados.

La guardiana de dentro del almacén fue torturada con el fin de conseguir información acerca de los cuartos y pasajes secretos por donde otros sobrevivientes aún pudieran estar escondidos. Al tercer día de su búsqueda, se enteraron de que el Escuadrón del Dios Malvado había llegado.

La Tropa de Viento también obtuvo la información de que el escuadrón se componía de solo una persona. Además, esa persona poseía un tipo especial de arte divina. Supusieron que vendría a acelerar la construcción de la fortaleza. Aunque usara sus artes divinas, planearon conseguir un gran logro al emboscar y destruir a la recién creada unidad de élite de palacio.

Las dos chicas, desde el día del ataque hasta el día en que Yuusuke y su grupo llegó, escucharon los gritos de la guardiana que resonaban por todo el sótano. Las chicas pudieron mantener la cordura al autoconvencerse de que los refuerzos de palacio definitivamente llegarían pronto.

Después de escuchar el resumen de los hechos, los miembros del grupo de Yuusuke se lamentaron. Al final, los únicos sobrevivientes de la Fortaleza eran estas dos mujeres. Esto quería decir que cerca de 80 personas, entre guardias, personal y sirvientas, habían sido asesinadas. A fin de romper el pesado silencio, Vermeer propuso un plan para sus acciones futuras.

“Primero deberíamos comprobar nuestras capacidades de batalla.”

Suponiendo la fuerza del enemigo, asumieron que los eventos, ocurridos simultáneamente en varios lugares dentro del territorio de Fonkrank, fueron causados por los espías de Blue Garden. En ese caso, todos estos eventos podían ser vinculados a la Tropa de Viento, que tendría aproximadamente 3 escuadrones actuando por separado.

Por lo general un escuadrón constaba de 4 a 8 soldados. Si este fuese el caso, entonces el ataque a la fortaleza habría sido una colaboración entre varios escuadrones.

Confirmaron que había por lo menos cuatro personas en el exterior. Además, los Cuerpos Oscuros asesinaron a tres invasores en el almacén. De acuerdo con el testimonio de las chicas sobrevivientes, el número de atacantes era cerca de diez. Si actuaron de tres a cuatro personas por escuadrón, entonces había la posibilidad de que otro grupo se estuviera ocultando en la fortaleza. Mientras discutían sobre este asunto, en ese instante...

Tac tac tac tac tac ta ta ta ta ta...

“¡¿?!”

“¿Ahora qué...?”

¡Clong!

Yuusuke había reinstalado el dispositivo colocado en la cerradura de la trampilla que conducía al almacén. El sonido que se escuchó fue el de la bola de metal cayendo por las escaleras. Esto significaba que alguien había abierto la trampilla.

“H-Hay dos de ellos... se están acercando... probablemente haya uno más en la parte superior de las escaleras... ¡También nos han detectado!”

Isotta comenzó inmediatamente a buscar a los enemigos e informó de la situación en voz baja. Las sobrevivientes entraron en pánico y se aferraron al brazo de Aisha. Como no escucharon ningún sonido de pisadas, la única manera de confirmar que el otro grupo se aproximaba era mediante el uso de artes aéreas.

“Capitán, ¿qué hacemos ahora?”

Mientras Yuusuke pensaba en otras opciones después de que le pidieran nuevas órdenes, repentinamente se acordó lo que Reifold le dijo en el bosque. Él era una usuario aéreo con grandes habilidades, además era capaz de aparecer en diferentes lugares a su antojo. Aun así, el mismo Reifold fue incapaz de detectar las trampas de Yuusuke.

“Dime, en un combate de artes divinas, ¿puedes invocar artes divinas sin necesidad de acciones específicas?”

“¿Como levantar las manos o hacer un ademán de empujar? Bueno, por lo general una vez que te vuelves un experto usando las artes divinas puedes realizarlas con solo concentrarte.”

Vermeer respondió que para élites esto no suponía ningún problema, aparte de una pequeña pérdida de concentración. Shahid añadió que él podía lanzar una bola de agua incluso estando inmóvil. Por lo tanto, capturar o restringir a un élite usuario de artes divinas no tendría ningún efecto en reducir su potencial de batalla.

“¡Así que ni capturarlos ni inmovilizarlos va a servirnos de nada...!”

“Nuestros adversarios son las élites usadas para atacar al enemigo desde las sombras. Sería mejor que no pensáramos en ser amables con ellos.”

“Es probable que aparte del escuadrón de dentro, haya otro escuadrón responsable de vigilar la fortaleza.”

“Huir de ellos definitivamente no es una opción... Aunque ellos esperan que nosotros huyamos.”

Yuusuke reflexionó acerca de los grilletes que disminuían la fuerza de las artes divinas. Sin embargo, parecía improbable que pudiesen conseguir información alguna del grupo élite de espías. Incluso si Yuusuke se tomara la molestia de capturarlos probablemente ellos se suicidarían. Si peleaban contra ellos y dejaban que tan solo uno de ellos escapase, él o ella alertaría a sus camaradas. Entre sus vacilaciones, Yuusuke decidió finalmente poner las vidas de sus subordinados por encima de cualquier cosa y exterminar a sus oponentes.

Habiendo decidido eso, Yuusuke cerró y reforzó las puertas del almacén inmediatamente, además creó trampas en el corredor del sótano.

Creó hoyos en la entrada de su habitación, así como al final de las escaleras. Al mismo tiempo, creó un dispositivo parecido a un falso techo por encima de esos hoyos. Este dispositivo eliminaría los pilares que sostenían este falso techo. Al principio, tomó en consideración la preservación del sótano, por lo que creó hoyos profundos pero luego añadió que el techo cayera, para así asegurarse de que sus enemigos muriesen.

Dos usuarios de viento avanzaron cuidadosamente a través del corredor subterráneo. Después de llegar a la puerta cerrada, decidieron cercar a sus oponentes y dejaron de borrar su presencia como una forma de dominarlos mentalmente. Los dos se acercaron silenciosamente a la puerta.

Cuando la fortaleza se bloqueó, ellos estaban en el segundo piso y se quedaron encerrados sin posibilidad de salir. Después de recibir órdenes del grupo del exterior de la fortaleza comenzaron a buscar al grupo de Yuusuke.

“¡Eeeeh, es inútil ocultarse!”

“Aún tenemos más refuerzos dentro de la fortaleza. Ríndanse y deshagan el bloqueo.”

Al no obtener ninguna respuesta ambos se miraron y comenzaron a escanear la situación dentro de la habitación. Repentinamente el suelo cerca de la puerta desapareció y Yuusuke, habiendo comprobado que los habían caído en la trampa, eliminó los pilares de soporte. Gemidos de muerte y un sonido espantoso de carne siendo aplastada resonaron en todo sótano.

“¡¿?! ¡¿Qué pasa?! ¡¿Qué pasó?! ¡Respóndanme!”

Gritó el último miembro del grupo, quien estaba esperando arriba de las escaleras.

Es una mujer.

Pensó Yuusuke y vaciló por un momento, pero las miradas severas de sus compañeros disiparon sus dudas y personalizó las escaleras quitando los peldaños.

Al perder repentinamente el equilibrio, la mujer se deslizó desde la rampa hasta el hoyo en la parte inferior preparado para ella. Después las piedras del techo cayeron sobre ella y en poco tiempo sus gritos disminuyeron mientras era aplastada por las piedras.

“... Todo está bien. Parece... que era el último de ellos.”

Al escuchar aquello, Yuusuke volvió el suelo y el techo a su estado original, además enterró a las tres víctimas debajo de la fortaleza. No entendió claramente si estaba preocupado por sus acciones pero el hecho de tomar la vida de tres personas le hizo sentir un dolor en el pecho.

Después de restaurar el corredor, mandó a Aisha y Shahid que vigilaran la entrada del sótano mientras que Isotta y Fonke, con Vermeer liderándolos, fueron al segundo piso en búsqueda de enemigos. Parecía que estos eran los últimos miembros de la Tropa de Viento dentro de la fortaleza. El bloqueo del techo parecía tener rastros de haber sido atacado por las cuchillas de viento, ya que este grupo había intentado salir de la fortaleza.

Eso me recuerda... Si el enemigo hubiera pensado en eso, hubieran pensado en usar las cuchillas de viento para buscar a sus enemigos.

Yuusuke ponderó una nueva forma de usar su habilidad de personalización. Fueron a explorar la EDAR que las prisioneras habían mencionado con anterioridad. El grupo descendió a la gran sala que encontraron cuando irrumpieron inicialmente en la fortaleza y luego tomó el pasillo lateral izquierdo. En esta parte de la fortaleza había las habitaciones del personal y las duchas en el mismo lado del corredor. Después de abrir la puerta de la EDAR, cada uno de los miembros se cubrió instintivamente el rostro con sus ropas.

“¿Qué diablos es esto?”

“Es el olor de la muerte. Isotta, deberías esperar afuera.”

Como solo querían confirmar los cadáveres, Yuusuke junto a Vermeer y Fonke descendieron por las escaleras después de dejar a Isotta cuidando la puerta. Yuusuke creó instantánemante máscaras para que los tres se las pusieran. Aun así, el origen del olor los dejó sin aliento.

La base de las escaleras estaba ennegrecida por la sangre seca. Como Vermeer tenía miedo de que el fuego hiciera que el gas volátil ―creado por los cuerpos en descomposición― explotase, su única fuente de luz fue un resplandor tenue que Vermeer produjo sin conjurar la llama real. Por lo tanto, se podría decir que tuvieron suerte de que su campo visual fuese muy pequeño.

“Ooh, qué terrible... ¿No es este lugar realmente grande?”

Vieron una pila de cuerpos descoloridos que habían perdido su forma debido a los ataques de los altamente habilidosos usuarios de viento. Los cuerpos estaban en tal estado que si no hubieran llevado ropa uno podría pensar que ni siquiera eran cuerpos humanos. Los cuerpos en lo alto de la pila eran probablemente los cadáveres de los prisioneros ―los cuales trajeron aquí a todos los demás cadáveres― según la historia que contaron las dos sobrevivientes.

Habiendo confirmado a las víctimas, el trío salió de ese lugar tan rápido como pudo. Corrieron por las escaleras sin ni siquiera ofrecer una oración por una mejor vida y cerraron inmediatamente la puerta, después se fueron al pasillo. Fonke utilizó apresuradamente sus artes aéreas para enviar lejos el pútrido hedor.

“Capitán, estuvo espléndido ahí abajo.”

“¿Lo estuve?”

“Para empezar, no vomitó ante tal vista.”

Fonke hizo un gesto y se frotó el estómago.

“Aah.”

No sería extraño que una persona recia vomitase al ser testigo de tal vista.

Para Yuusuke fue cuanto menos una vista impactante. Desde luego que también sintió que algo saldría de su estómago. A pesar de que no sucedió, sintió que algo de esa escena se quedó grabada en el fondo de su mente.

“¿Qué vamos a hacer con respecto a los cuatro tipos en el exterior?”

“Exterminaremos a la Tropa de Viento.”

Eso respondió Yuusuke. Fonke y Vermeer, ambos se miraron después de escuchar esta respuesta, mientras que Isotta parpadeó por la sorpresa.

Después de regresar al almacén ubicado debajo de la cocina, Yuusuke movió todas las provisiones a la habitación del pozo de agua y luego reforzó los muros de la habitación ahora vacía. Siguió reforzando los muros hasta que la habitación comenzó a parecerse a un refugio nuclear. Parecía que este almacén iba a seguir incólume incluso si fuese atacado directamente.

Después de reunir a todos en esta habitación super segura, Yuusuke abrió su menú de personalización una vez más.

“Isotta.”

“S-Sí.”

“¿Puedes hacer que los caballos del carruaje se alejen de aquí?”

“¿S-Sí?”

Yuusuke conectó el sótano con la superficie a través de un largo conducto parecido a una chimenea, mientras que Isotta ordenó a los caballos del carruaje que los trajo aquí, que se alejaran en caso de que aún permanecieran cerca de la fortaleza. Lo hizo para que quedaran a salvo de lo que ocurriría en la superficie.

“... Ya les di la orden, pero... no sé si les habrá llegado...”

“Está bien. Pero estaría triste si quedan envueltos en esto...”


• • • 


El líder de la Tropa de Viento, escondido fuera de la fortaleza, estaba discutiendo con varios de sus subordinados sobre la transmisión de artes de viento de dentro de la fortaleza. El mensaje parecía estar codificado ya que solo contenía una sola palabra [HUYAN]. Los caballos atados al carruaje del grupo que llegó, huyeron a algún lugar después de escuchar el mensaje.

“¿Tal vez... enviaron el carruaje vacío de vuelta a la ciudad como un mensaje de que necesitan refuerzos?”

“¿El carruaje vacío como un mensaje de refuerzos? Hmm...”

“Incluso si logran transmitir el mensaje, para cuando los refuerzos lleguen, probablemente ya habrán sido asesinados por el grupo dentro de la fortaleza.”

Cuando el líder del grupo del exterior estaba pensando en la posibilidad de abortar la misión y evacuar o en crear algún plan para atraer a ese grupo fuera de la fortaleza, de repente miró hacia esta al sentir una aura de activación de artes divinas.

“L-Líder, por allá.”

“¿Qué...? ¿Qué diablos...?”

Una luz envolvió toda la fortaleza. Ellos vieron este fenómeno antes, cuando el Cuerpo Oscuro escapó de su emboscada y corrieron hacia la fortaleza. Después de que la luz desapareciese los muros de la fortaleza se volvieron inexpugnables. La luz salió disparada de la mitad de la fortaleza hacia el cielo, al alcanzar cierta altura, se dispersó como una nube.

Cuando la nube cubrió el cielo, de repente se volvió a oscurecer de nuevo con solo partículas brillantes revoloteando en el aire. Después se escuchó el sonido de algo rompiéndose detrás de él y cuchillas de viento comenzaron a resonar por todo su alrededor mientras que algo se precipitaba del cielo.

La nube de luz en el cielo se convirtió en una masa de oscuridad que cayó sobre él. Otros miembros de la Tropa de Viento miraron estupefactos, murmurando:

“No puede ser...”

Estas palabras fueron las últimas que dijeron.

La parte superior de la fortaleza se convirtió en una nube de piedras en forma de cuadrados que bordeaban los cincuenta y dos mil. La tierra tembló debido a esta lluvia mortal mientras que piedras anchas de 80 x 40 cm cayeron por todas partes alrededor de la fortaleza en aproximadamente un radio de 100 metros.

Un silencio cayó en toda la fortaleza destruida y el único sonido que rompió a través de este silencio sepulcral fue el de los caballos que regresaban después de ser llamados de vuelta.



[1] Estación depuradora de aguas residuales.


Traducido al inglés por: Baka367
Traducido al español por: Josué
Revisado por: AMarauder y Xeniaxen


  Capítulo 14  |  Lista de capítulos  |  Capítulo 16  


9 comentarios:

  1. Sorry pero Really wcc y no LELL al menos avisen cuando va a salir el prox

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor revise el calendario. LELL sale los lunes si no salio este lunes saldrá el que viene, el resto de días ya están ocupados por otras series.

      Eliminar
  2. Gracias por el Cap de WCC, a la espera del capitulo de LELL

    ResponderEliminar
  3. Con esto queda más que demostrado que no es un princeso ni un heroé blandengue evangelizador... me agrada.
    Gracias

    ResponderEliminar