Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 1 de enero de 2016

Bienvenida al año nuevo con Re:Monster - Días 101, 102 y 103

Sobre la entrega de hoy, decir que Luz no ha podido revisarla todavía así que en un futuro haremos los cambios que sean pertinentes.

Pero me gustaría dedicar esta entrada a resumir el año que hemos pasado en PrinceScans, un poco a modo ñoño y pukerainbowsiano. 

Yo recién llegue este año a PrinceScans, en abril. Pero me han recibido como un miembro más de la familia y me han hecho pasar muy buenos momentos. Cada uno aquí es especial (y cuando digo especial es jodidamente especial XDDD, yo la primera XDXD), pero entre todos hacemos esto posible y hacemos que ocurra la magia~ Qué bonito~

Este año ha habido incorporaciones, abandonos, regresos, amor, broncas, mucho S&M (?), pero sobre todo muchas historias que nunca olvidaré.

Este año hemos empezado series (novelas, más bien) que nos están gustando mucho a todos, hemos terminado otras que llevábamos siguiendo y trabajando mucho tiempo. Hemos hecho grandes trabajos de reconstrucción con lo que hay debajo de los sfx como si estos nunca hubieran estado allí, hemos reformulando las frases mal traducidas, plasmando lo que los autores originales quieren transmitir en sus obras (¡apoyen a los autores!). Nos hemos puesto histéricas cuando algo no iba bien (como buenas drama queens), pero al final de todo nos hemos reído y eso es lo que cuenta.

Porque este scans me hace un poco más feliz cada día. Porque estas personas me sacan una sonrisa. Porque me encantaría conocerlos a todos algún día. Y porque, igual que termino este año aquí, deseo terminar el que viene y muchos más aquí también.

Gracias a Mary por sus spoilers locos. Gracias a Luz por ser la única niña (?) que amo (?). Gracias a Yoru por sus sabias palabras. Gracias a Hisui por su cariño y alegría. Gracias a Adam por soportarme. Gracias a Josué por sus ganas de aprender. Gracias a Ishtar por sus "está bien". Gracias a ttbaby por su trabajo desde las sombras (?). Gracias a quienes no he hablado mucho con ellos por aportar su granito de arena. Gracias a los que se han ido, también. Gracias a los que han vuelto. Gracias a los que vienen. Y gracias a mí misma, por supuesto XD.

A todos (los lectores incluídos), GRACIAS y ¡¡¡FELIZ 2016!!!

PD: Suerte que preparé el texto con antelación porque me estoy muriendo de dolor de cabeza hoy XDDDD. ¡Espero que todos celebraran el fin de año felizmente!

-Xeniaxen



Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 
-RE:MONSTER-
Volumen 3 - Capítulo 12


Traducido por: Xeniaxen
Revisado por: Rounejo



Día 101


Partimos por la mañana según lo previsto, pese a que hacerle de niñera a Principesa se volvió molesto en varios aspectos.
Un gran monstruo-pollo gris, llamado "Coccorón"[1] había hecho su guarida justo al lado de la carretera. Probablemente ni siquiera habría sido capaz de lastimar el caballo esquelético que tiraba del carro, y mucho menos la mayor parte del grupo.
Principesa también tuvo algunos problemas con las Hermanas y Herrera-san. Hasta hace poco tan solo nos había venido con exigencias a Herrera-san e incluso a mí mismo, del tipo "Deben inclinarse ante mí". Supongo que esto era natural para alguien criado como miembro de la realeza. El hecho de que ella fuese nuestro cliente, sin embargo, me impedía castigarla de ninguna forma.
Volviendo al monstruo. Coccorón, más conocido como Misutenddo, era un monstruo de poca monta que los aventureros novatos tendían a cazar teniendo pocos niveles por la experiencia que daba. Sin embargo, un monstruo era un monstruo. Si un joven desarmado se encontrara con él, no sería capaz de vencerlo y salir ileso.
Engañé varias veces a Principesa desplegando una de las alas de Misutenddo e intentando librarme de su constante atención, pero aun así ella me plantaba cara con su tenacidad.
Al final, empecé a contemplar que podía entrenarla de alguna forma, para distraerla de sus constantes intentos de molestarme. Si utilizaba algunas de mis habilidades invisibles, podría asegurarme de que ella no se lesionara al toparse con un Misutenddo. Aunque aun así no estaría exenta de riesgos; ella podría llegar a perder un ojo y eso era algo que no deseaba que sucediera.
Luego pensé en enfrentarla a alguno de mis animales esqueléticos; eran de nivel débil, pero con mi fuerza actual siempre existía el riesgo de que ella recibiera lesiones. En el peor de los casos, podría llegar a morir.
Entonces, en un incidente donde ella trató de pelear con un Misutenddo con un cuchillo de cocina, tuve que intervenir.
El comportamiento de Principesa era problemático, aunque realmente no me afectase personalmente.
Pero es la responsabilidad de un adulto regañar a los niños cuando hacen algo peligroso.
Ella trataba de usar su condición de miembro de la familia real para evitar las reprimendas. Pero le hundí rápidamente el plan al afirmar que su condición no tenía ningún efecto en mí. Después de dejar eso claro, empecé dándole charlas acerca de cómo ella —precisamente por ser un miembro de la realeza— debía tener un nivel refinado de disciplina.
Así, castigaría su mal comportamiento con nalgadas, y recompensaría su buen comportamiento con palmaditas en la cabeza.
La única otra persona con quien llegaba a considerar esta forma de tratamiento sería Pelirroja, aunque darle nalgadas a ella no se vería como un castigo...
En todo caso, la información que recibí de Caballerito en lo que respecta a Principesa era bastante escasa. Dicho esto, creo con firmeza que es probable que ella tenga algún tipo de poder misterioso o un importante secreto.
Es casi inconcebible, ya que uno nunca pensaría que una familia real habría educado un niño a tener tan poco conocimiento sobre este mundo. Principesa tenía una vaga idea de cómo era la gente, le faltaba sentido común. Era evidente que no estaba familiarizada con los riesgos que implicaba luchar contra monstruos, ya que solía acercarse a ellos frecuentemente. Era similar a un niño con un perro de verdad habiéndolo visto solo en los libros anteriormente, pensando que es seguro acariciarlo porque nadie le ha dicho lo contrario.
De camino al castillo, debatiendo sobre el tema de si debíamos o no protegerla, decidí que sería mejor si pudiera disfrutar del mundo exterior al máximo. Podría ser algo que ella no iba a ser capaz de hacer de nuevo en un futuro, debido a su condición de princesa.
Cuando ese pensamiento cruzó mi mente, descarté inmediatamente el más vil de mis pensamientos. Pese a que técnicamente ella era mucho mayor que yo, era mejor no tocarla hasta que se convirtiera en una chica mayor.
Aunque cuando sonreía era casi como si me ordenase devolverle la sonrisa, y a menudo lo hacía, cogiéndole más y más cariño.
Cada vez que se cansaba, venía donde yo estaba, subía a mi espalda, y esperaba hasta que yo la ponía en mi hombro. Me rendí, al menos con esto. Mi hombro parecía haberse convertido en el asiento especial de Principesa. No era algo que me importase realmente, la pobre estaba callada la mayoría del tiempo, jugando con mi pelo y actuando de manera entrañable. Admito que, por lo menos, puede ser una niña buena cuando no está causando problemas.
Ahora que lo pienso, la mayoría de sus arrebatos son cuando intento ignorarla...
Dios bendito, tengo que tener cuidado, las niñas a menudo hacen mella en los hombres fuertes... Es peligroso…
Sin embargo, voy a permitir que se monte en mi hombro por ahora. A pesar de que la imagen de nosotros dos sea tal vez demasiado notable. Varios aventureros y comerciantes de varias tribus que vieron nuestro convoy en la carretera siempre me miraban, o más bien nos miraban a nosotros, con asombro. Dado que Principesa era bastante joven, necesitaba un poco de entretenimiento, por eso tuvimos que cantar canciones durante el viaje para impedir que se aburriera y vagara por su cuenta. Nos gustase o no, de este modo la cantidad de problemas que podía entrañar la personita de mi hombro era mucho menor que si la dejábamos de lado…
Como fuese. En cuanto a Caballerito, Alquimista-san y Dhammi-chan estuvieron molestando al pobre muchacho haciéndole escarnios. Dado que ninguna de las chicas tenía puestas sus gafas, el chaval fue su juguete durante casi todo el día. Se divirtieron mucho con el inocente niño, pero para nada tuve celos de algo tan trivial como eso.
Hoy acampamos en un lado de la carretera.

Día 102


Bueno, esta mañana temprano empezaron los problemas.
Principesa y Caballerito quisieron participar en la práctica matutina de hoy. No me habría importado que Caballerito lo hubiera hecho solo, pero el caso es que Principesa también lo pidió. Qué pesada. Sus súplicas fueron “Nosotros también queremos aprender a luchar” y “¿Por qué no luchas con nosotros?”. Hice cuanto pude para ignorarla, pero hasta yo tengo un límite.
Ya que no había manera de evitarlo, tenía que pensar en algo que Principesa pudiera hacer sin que ella, el cliente, se lastimara. Quiero decir, yo podía causarle la muerte instantánea con un solo dedo, aunque no tenía ninguna intención de hacerlo.
Fuera como fuese, ya había predicho que esto podría suceder y había encargado a las hermanas que hicieran ropa femenina de entrenamiento para Principesa.
Me aseguré de poner en su ropa grandes resistencias físicas. Incluso si tuviera que darle una pequeña bofetada, no debería de lesionarse, aun con su débil cuerpo. Con eso, enfrenté a Caballerito y Principesa el uno contra la otra. Sabía que Caballerito se contendría tanto como pudiera con Principesa, por lo que el riesgo contra él era menor que contra cualquier otro. Aunque ella tuviera la ventaja de usar una espada de madera, tenía una falta total de disciplina. Realmente era un tema importante del que probablemente ni siquiera era consciente.
Cuando empezaron, le tomó un tiempo, pero Caballerito comenzó a contraatacar. Al ver sus movimientos, era obvio que confiaba demasiado en las competencias de su [Profesión].
Ciertamente, seguir el camino de una [Profesión] aumentaría sus habilidades. Lo más normal era que su nivel incrementase matando monstruos y cada vez se hiciese más fuerte. Aún así, en base a sus movimientos, este chico era de tipo vanguardia, capaz de una multitud de diferentes acciones. Desde luego, tenía la capacidad de luchar de manera uniforme con un ogro normal, lástima que no hubiera ninguno entre nosotros aquí. Finalmente, todo se reduce a que uno sepa utilizar las habilidades de espada que pertenecen tanto a sus [Artes] como a su [Profesión].
Naturalmente, lo más egoísta y fácil era que uno se limitara a hacerse fuerte solamente a través de la experiencia, por eso muchas personas lo hacían. Pero este muchacho parecía demasiado joven para ser afectado por la vanidad, y al parecer era el mentor de Principesa, por eso se lo puso fácil para que ella pudiera defenderse.
Aun así, pude ver que Caballerito se tomaba en serio su trabajo. Me sorprendió lo mucho que presionaba a Principesa, quien acabó cubierta de sudor y jadeando. Creo que lo disfrutó, así que probablemente le sirva a largo plazo.
Amaneció en mí la idea de que el razonamiento de sus esfuerzos era garantizar la seguridad de Principesa en el futuro.
Bueno, el entrenamiento matutino llegó a su fin. Dhammi-chan, Pelirroja, Ventisca-chan y Principesa fueron a nadar y a lavarse en un río cercano. Por el momento, los hombres podían simplemente limpiarse el sudor hasta que fuera su turno, aunque Principesa parecía querer que la acompañara para escoltarla hasta el río y vigilarla. Ahh, pues qué se le va a hacer... Por lo menos, a ninguna de las otras chicas le molestó mi presencia.
El río era cristalino y la superficie del agua reflejaba el cielo como una imagen. El paisaje de todo el lugar estaba bastante bien también, aunque los caminos y las llanuras del Reino Sternbild eran mucho más peligrosas que el Bosque. Aun así, no ha habido ningún monstruo más fuerte que los osos erguidos durante todo nuestro viaje, así que no había necesidad de preocuparse.
Acordamos que, puesto que la carretera era la ruta más corta, era obvio que la tomaríamos para llegar a la Capital Real.
De acuerdo con el mapa detallado que Caballerito poseía, nuestro bosque era bastante pequeño. Lo que el mapa decía sobre él era:
Bosque Shirisuka. Habitado por una variedad de monstruos; famoso por su gran cascada y aguas termales.
El mapa detallaba ubicaciones como la de las tribus Fomor, una especie de gigantes, el pueblo de artesanos por el que pasamos de camino a la ciudad-fortaleza de Trient y varias cordilleras montañosas. También indicaba una multitud de mazmorras, las cuales al parecer también causaron una gran cantidad de problemas en las áreas circundantes, aunque en realidad no me incumbía, a menos que alguien quisiera contratarme, por supuesto.
Empecé a categorizar los lugares del mapa a medida que avanzábamos. Nos encontramos con varios Boruforus, pero el grupo pudo con ellos, no me molesté y dejé que los familiares comiesen hasta saciarse. Mientras observa el mapa, vi que habíamos tomado la ruta 13 para llegar a la ciudad-fortaleza y actualmente nos encontrábamos en la ruta 7, el camino más corto hacia la Ciudad Imperial.
Desde que acepté esta misión, había comenzado a hacer planes para escapar de la Capital Real si algo iba mal. El peor escenario sería que solo Ogakichi-kun y yo mismo fuéramos capaces de sobrevivir. Dhammi-chan y los señores tendrían posibilidades, pero con toda la fuerza del Ejército Real, podríamos perder varios miembros clave en la fuga. Siendo así, tenía que mantenerme alerta y prepararme para cualquier cosa.
Pero por ahora somos el equipo de escolta contratado por la princesa para acompañarla a la Capital Real. Mientras mantengamos este título, no debería haber ningún riesgo de recibir ataques de aspirantes a aventureros. Estoy seguro de que mi imaginación exagera sobre los riesgos, pero uno nunca puede ser demasiado cauteloso al acercarse a desconocidos.
En cualquier caso, traté de hablar un rato con Caballerito, pero él no estaba demasiado predispuesto a hablar conmigo. Probablemente tendría algo que ver con Principesa, quien volvía a estar subida en mi hombro de nuevo.
De todos modos, estábamos haciendo un buen avance hacia nuestro destino. Los caminos que teníamos por delante estaban bastante desgastados y mostraban signos de edad, pero en realidad eso no era particularmente un problema.

Día 103


Llegamos al Bosque Shirisuka esta mañana. En este lugar, había animales que no había comido todavía. Esta perspectiva me tenía muy entusiasmado.
Había varias especies de bestias e insectos alrededor de un enorme sistema de lagos y ríos en lo profundo del bosque. Con esto deduje que muchas de las especies de este bosque eran anfibios.
Las especies que sabía que había en este bosque eran las siguientes:
Lagarto rojo (nombre provisional). Un lagarto con garras rojas y escamas que ardían a altas temperaturas.
Grifo (nombre provisional). Una especie de guepardo que disparaba llamas rojas por la cola y las zarpas.
Kelpie (nombre provisional). Un caballo-rana viscoso con escamas azul claro por las patas traseras y una cola gruesa —una criatura bastante interesante.
Cocodrilo de cristal (nombre provisional). Una criatura de unos ocho metros de largo con la piel y los colmillos hechos de cristales de cuarzo[2].
Rana enfermiza[3] (nombre provisional). Una especie de rana amarilla con muestras venenosas de color púrpura.
Ranatuga pétrea. Una criatura con cabeza y caparazón de tortuga similares a una roca pero menos pesados.
Mosquito silencioso (nombre provisional). Un tipo de mosquito de unos diez centímetros de tamaño que chupaba sangre pero no hacía ruido.
Saltamontes acorazado (nombre provisional). Un insecto muy veloz que atacaba al azar sin motivos.
Esta vez, tenía la intención de ir a por ellos directamente. Quería que esto fuera rápido, así que solté a Kumajirou y Kurosaburou, así como a varios otros. Por el camino, capturamos a varias de las nuevas criaturas, aunque no me dieron nuevas habilidades al comerlas.
Las siguientes serían un mosquito silencioso y varios saltamontes acorazados, seguidos de una rana enfermiza, todos preparados para atacarnos uno detrás de otro. Fue una bandada de varias especies animales, la cual fui capaz de matar y comerme por completo. Tengo que admitir que me cegó la codicia y me comí todos los cuerpos enteros, sin guardar materiales.
Quizás solo fuera la guinda del pastel, pero los más problemáticos de todos los monstruos fueron, sorprendentemente, los pequeños saltamontes acorazados.
Para que quede claro, la única forma real de capturarlos era dejar que me atacasen de frente, reforzando mi cuerpo con varias habilidades, o esquivarlos y dejar que quienes poseían los ojos adecuados, como Dhammi-chan, los atrapasen en pleno vuelo. En varias ocasiones, estos ataques ocurrieron cerca de no combatientes como Herrera-san y Principesa, aunque la velocidad de los ataques no fuese preocupante, no descartaba que hubiera contratiempos. Sin embargo, solo pensarlo ya era un dilema.
En esta ocasión, los saltamontes acorazados eran bastante pequeños en tamaño y pocos en número. Comenzaron a atacar a los caballos esqueléticos, aunque la resistencia de esos esqueletos en especial era de un nivel que los saltamontes no podían superar. Dicho esto, incluso tras la colisión, me sorprendió la dureza de los propios saltamontes a la hora de soportar el impacto a velocidades tan altas. Me pregunto si podríamos llegar a ser capaces de utilizar estas criaturas como una especie de munición.
De hecho, sería muy útil usarlas. Si pudiéramos tener una gran cantidad de estos saltamontes como munición, podríamos dispararlos contra paredes y, en la mayoría de los casos, estas se destruirían. Podríamos devastar ciudades y hacerlas arder en llamas con bastante facilidad. Aunque por ahora, mis intereses se encontraban en la crianza de la nueva generación y la obtención de vínculos con la familia real del Reino Sternbild.
Salió un almuerzo delicioso de los monstruos que cogimos. Respecto a la rana enfermiza, dado que el nivel de veneno en ella fuera probablemente alto, solo yo sería capaz de comerla. Aunque existe la posibilidad de que Pelirroja también pudiera gracias a su [Profesión – Soldado Noir].
Por eso, como no es imposible desintoxicarse del veneno de la rana enfermiza, le dejé un trozo a Pelirroja.
Yo también comí una gran cantidad de materiales que habíamos ido recogiendo durante las últimas horas.
Habilidad [Epidemia] aprendida
Habilidad [Enfermar] aprendida
Habilidad [Zarpa Ardiente] aprendida
Habilidad [Moco Ignífugo] aprendida
Habilidad [Plaga] aprendida
Habilidad [Cabeza Inexpugnable] aprendida
Habilidad [Cabezazo] aprendida
Habilidad [Lucha Silenciosa] aprendida
Habilidad [Intimidación Débil] aprendida
Habilidad [Vulnerabilidad a los Cambios de Temperatura] aprendida
La carne de rana enfermiza estaba tan tierna que su suavidad prácticamente se derretía en la boca. Incluso el sabor del saltamontes armado fue inesperadamente delicioso, y su textura crujiente era agradable.
Dado que para humanos como Herrera-san era bastante nauseabundo comer ciertas criaturas, especialmente insectos, no podían verme comer casi cualquier cosa sin importar su aspecto. Al pensarlo me hizo gracia, pero eso fue todo.
Si algo es delicioso, lo es y punto. Y mezclarlos con arroz hubiera sido increíble. La vitalidad de estas criaturas simplemente rezumaba de su carne, por lo que aún era más agradable.
La carne de kelpie era bastante similar a la carne de caballo, pero había sutiles diferencias en su sabor. Pese a ser diferente, no estaba mal, era simplemente deliciosa.
Durante la comida charlamos de varios temas.
En medio de nuestras discusiones, de repente un cocodrilo de cristal salió disparado desde el río que había detrás de mí.
No era un animal tonto y entendía el peligro de su presa, por lo que estuvo esperando el momento idóneo hasta que creyó que éramos más vulnerables. Sin duda, era el rey del agua dentro de este bosque.
Su boca es tan enorme que ni siquiera un ogro podría competir contra él. El cocodrilo de cristal ocupa un puesto superior en fuerza, comparado con un ogro normal. Se había dado en varios casos que un cocodrilo de cristal había logrado matar a varios ogros a la vez.
Sin embargo, su ataque sorpresa no tuvo éxito ya que yo fui consciente de su presencia durante todo el tiempo.
Sin la más mínima pizca de pánico, con [Sensor de Presencia] ni siquiera tengo que mirar detrás de mí para pillar a mi oponente. Agarré mi alabarda. En un instante, la metí en la boca de la bestia, y activé mi habilidad [Puñalada Triple]. Más rápido que un rayo, como si hubiera utilizado cuchillas invisibles, el monstruo fue perforado con agujeros y murió al instante. En ese momento, me puse a recoger sus materiales y empecé a cocinar su carne a fuego lento; el olor de la carne fue suficiente para inundarme la boca. Con la carne ya medio cocida por el rayo de mi alabarda, terminó de cocinarse bastante deprisa.
Los materiales que salen de un cocodrilo de cristal pueden venderse a un precio bastante caro, así que decidí guardarme una cantidad considerable para venderla luego. Sin embargo, hacía poco que había puesto a Dhammi-chan y Pelirroja como encargadas de las ventas para que pudieran mejorar sus habilidades persuasivas. Después de recoger algunos materiales que necesitaba, les dejé el resto a ellas. La carne que me separé era de la cola, puesto que dicen que la parte más buena de la carne de los reptiles está allí.
Sí, fue magnífico. El jugo de la carne llenó mi boca, e hizo que mi apetito creciera en gran medida, mi cuerpo también se sintió genial por la energía que le proporcionó esa carne.
Habilidad [Piel Blindada de Cocodrilo de Cristal] aprendida
Habilidad [Colmillos Afilados de Cocodrilo de Cristal] aprendida
Habilidad [Depredador del Agua] aprendida
Fortalecí mi cuerpo y mis habilidades a la vez. Eso fue lo que más me gustó.

Sonreí de satisfacción. Mientras lo hacía, Principesa me miró perpleja. Me preguntó por mi ansia de cazar tantas especies diferentes, y por qué específicamente yo estaba en el objetivo de la mayoría de ellos. Mi respuesta fue que simplemente querían matarme porque yo quería matarles a ellos. O algo por el estilo.
“Matar y ser matado, el más fuerte sobrevive y se vuelve más fuerte. Si hay un enemigo fuerte, matas al enemigo para hacerte más fuerte. Y yo me los como porque me entra el hambre, y comiéndolos me hago más fuerte. Es la ley de la naturaleza, la cual cumplo a rajatabla.”
Evité mencionar que ganaba nuevas habilidades por todo lo que comía. De algún modo, es responsabilidad mía haberlos matado para quedarme con sus habilidades. Hasta cierto punto, casi parece un ritual, nadie más del grupo lo había notado hasta ahora. Aunque si lo pienso, el hecho de comerme el caparazón de mis presas podía parecer un tanto raro para alguien normal.
Después de mis explicaciones, Principesa se quedó muda como si estuviera pensando en algo; ni siquiera puso cara de sorprendida. Mencioné que todos cambiamos a medida que crecemos. Parecía que estaba perdida en sus pensamientos en torno a este punto.
Bueno, probablemente no sospechara sobre mí, porque aún cabalgaba sobre mi hombro felizmente.
Por ahora, matamos a cualquier monstruo que se nos acercaba en nuestro avance por el bosque.
Hoy los resultados de síntesis fueron los siguientes:
[Disonancia] + [Voz de Pánico] = [Voz Mortífera]
[Coraza de Defensa] + [Caparazón-Refugio] + [Caparazón de Araña Adamantina] = [Coraza-Fortaleza Irrompible]
[Sensor de Presencia] + [Impedir Reconocimiento] + [Escabullirse] = [Anular Reconocimiento]
[Superación del Límite] + [Instinto de Supervivencia] = [Modo Berserker][4]



[1] En inglés lo llaman “Big Cocco”, que sería “Gran Cocco” pero como no me gustaba le puse “Coccorón”. La terminación -ón significa grande así que todo bien.

[2] El cuarzo es de color rosa, para que lo imaginen mejor.

[3] Aclaración para los tiquismiquis: En la traducción en inglés ponía “Ness frog”, cosa que me pareció extraña, por eso fui a comprobarlo en el texto original, donde dice algo como “irunesu frogu”. No hace falta saber japonés para saber que dice “illness frog”, por lo que le puse el nombre de “rana enfermiza” y no “rana Ness”.

[4] Berserker: guerrero terrible (su origen es vikingo) que combatía ferozmente solo atacando sin importarle si se lastimaba.

Traducido al inglés: WhiteSamurai (Pacem Community Translations)
Traducido al español: Xeniaxen
Revisado por: Rounejo


17 comentarios:

  1. Cocodrilo de cristal? No pude dejar de pensar en mis años mozos woweros matando basiliscos

    ResponderEliminar
  2. gracias por el cap,y felis año nuevo

    ResponderEliminar
  3. nada como terminar el primer día del año nuevo leyendo unos capitulos de Re:Monster en la noche antes de dormir :)

    ResponderEliminar
  4. Feliz año chicooos !!!!
    Les deseo lo mejor :D
    Gracias por los cap xD

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Feliz año nuevo y muchas gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
  7. “FELIZ AÑO NUEVO"
    Gracias por el capítulo

    ResponderEliminar
  8. Gracias por el capitulo!
    [Modo Berserker] ? interesante, espero que lo use alguna vez

    ResponderEliminar
  9. GRacias por los saludos de año nuevo!!!
    y gracias tambien por el capitulo!
    esperando el que sigue.

    ResponderEliminar
  10. Feliz año nuevo (un poco atrasado pero bueno) y genial cap se agradece la traducción de esta genial novela

    ResponderEliminar
  11. gracias por la traducción

    ResponderEliminar