Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 8 de diciembre de 2015

WCC - Capítulo 12

Hello, it's me. ♪

Ahh~, ¡qué bueno es tener unos días de descanso!

-Xeniaxen


Novela original en japonés por: ヘロー天気 (Hero Tennki)
World Customize Creator


Traducido por: Xeniaxen
Revisado por: AMarauder


Capítulo 12: El palacio de Volance

A diferencia de Zeshald o los Cuerpos Divinos, él no poseía las artes acuáticas necesarias para recomponer la fatiga de los caballos, por lo que tuvo que hacer varias paradas a lo largo del camino. Cuando llegó a la ciudad, ya estaba anocheciendo.

“No esperaba que viajando normal fuera a tardar tanto...”

Una vez más, Yuusuke empezó a sentir la diferencia de poder causado por la ausencia de una determinada arte divina. Se dirigió hacia el puesto de observación cerca del establo, corrió junto al [Desvalido] para aparcar su coche, y se dirigió hacia la sala de guardia que había en la plaza principal, en el lugar donde había levantado la torre de observación. Desde ahí, le fue posible ponerse en contacto con la gente del palacio.

“Oh, es usted. He oído hablar usted por parte de los altos mandos.”

El soldado de la sala de guardia transmitió el mensaje a palacio de la visita de Yuusuke. Entretanto, se acercó un carruaje de bienvenida. Yuusuke se subió a él. Pasaron por los distritos de clase media para entrar en el barrio noble, donde había una de las cuatro entradas principales al palacio, en el piso más bajo, que principalmente utilizaban los Cuerpo Divinos.

Actualmente, tres partes de la primera planta del interior de palacio estaban ocupadas por la cocina, las habitaciones del servicio se encontraban en el sótano, y los dormitorios de los guardias regulares ocupaban el resto de la primera planta. El oficial al mando y el vicecomandante de los Cuerpos utilizaban la entrada de la segunda planta, las habitaciones de los funcionarios también se encontraban en el segundo piso.

La entrada de la tercera planta era para los burócratas, sus habitaciones privadas se alojaban en ese piso. La entrada más alta, en la cuarta planta, era para la realeza y las personas importantes, donde Yuusuke y su grupo se habían alojado anteriormente.

Situada en la quinta planta, había una gran terraza con una gran sala que se utilizaba para hacer fiestas, el sexto piso era un atrio[1]. Desde la cuarta planta hasta la séptima, había una larga escalera, donde los del Cuerpo Divino de Fuego, la élite de los guardias de palacio, dormían. También utilizaban estas escaleras las sirvientas específicas de la realeza.

El octavo piso era un gran auditorio, un lugar para disfrutar de espectáculos. La novena planta era la residencia real. Tenía dispuestas varias salas y habitaciones o aulas. Y arriba del todo, en el décimo piso, había los aposentos privados del Rey. También había un lugar para las concubinas y las cantarinas, pero actualmente no se utilizaba mucho.

Los chismes de las criadas decían que actualmente el Rey Esvobus no tenía ninguna concubina de confianza a su lado.

Al bajar del carro, Yuusuke fue recibido por Violet, quien iba acompañada por una capa carmesí flameante de los Cuerpos Divinos, y se acercó a él con su familiar peinado de coletas.

“Así que has venido, Yuusuke. ¿Has tomado una decisión? Ah, se ha decidido que es una posición de oficial.”

“¡Oh!”

Sonriendo felizmente, Violet firmó de inmediato los documentos del contrato que había preparado. Yuusuke solo sabía leer caracteres chinos, kanji, hiragana y alfabeto romano, pero por alguna extraña razón entendió los caracteres lunares del lenguaje común de Kaltcio, y fue capaz de escribir su nombre en caracteres chinos y lunares.

“¿Hm? ¿Qué es esto? Parece una especie de emblema.”

“Es mi forma personal de escribir.”

Violet inclinó la cabeza y se quedó mirando fijamente a Yuusuke. Pero después de darse cuenta de que eran unos caracteres utilizados extendidamente en el lugar donde él y Sun vivían, respondió:

“Ya veo.”

Los estudios culturales de Zeshald y su tesis no eran muy detalladas, por lo que Yuusuke se cuidó de no inundarse de palabras difíciles.

“Bien, muy bien. El nombramiento oficial concluirá con la audiencia con mi padre a la que debes asistir mañana. Por ahora debería de bastar.”

Violet, como persona al mando, llevaba consigo una atmósfera con la dignidad de una princesa. Se dio la vuelta después de que Yuusuke le entregase los documentos oficiales. Mostrando signos de corregir su actitud instintivamente, Yuusuke pensaba que la presencia de Violet no encajaba con ella como princesa egoísta.

“Desde hoy, serás un soldado de este país. Tu rango es superior o igual al de un oficial.”

“Ah… Oh…”

“Te hemos asignado un color, con un trato especial.”

“Ajá, entiendo.”

Yuusuke se vio metido en el rol de tsukkomi[2] y Violet rió alegremente.

“Me encantas.”

“¿Estás segura? Porque eso sería…”

“Bueno, aunque haya varios tipos que estén celosos de esto, creo que voy a dejarte que tomes prestado mi asistente personal de vez en cuando.”

“¡Espere un momento!”

No sé si es un buen subordinado o no... Yuusuke empezó a tener dolores de cabeza al pensar que Violet estaba abusando de su poder. Viendo sus intenciones ocultas, Krielov puso freno a su intimación. Dentro de sí, suspiró profundamente.

“Ah, cierto. Ahora perteneces al grupo del Cuerpo Oscuro, que actualmente solo tienen un miembro: tú.”

En el caso de Yuusuke, sus artes divinas eran especiales, puesto que no eran de una clase concreta. También estaba el problema de su color de pelo, por ello, los capitanes no lo querían en sus cuerpos. Solo había la posibilidad de establecer un nuevo cuerpo para Yuusuke.

Los cuatro Cuerpos Divinos de palacio, el [Cuerpo Divino de Fuego], el [Cuerpo Divino de Agua], el [Cuerpo Divino de Tierra] y el [Cuerpo Divino de Viento], se alinearon junto al quinto Cuerpo Divino, el [Cuerpo Divino de Oscuridad], formado por el que tenía el pelo negro como en la estación oscura del calendario.

La estación oscura era parte del calendario de Kaltcio. Un año se dividía en 5 estaciones con 17 meses, y la oscura era la quinta estación. La estación de fuego, la estación de agua, la estación de tierra, la estación de viento y, por último, la estación oscura. De la estación de fuego a la estación de viento, cada una tenía 4 meses, y 1 mes eran 20 días.

La forma de contar los días era la siguiente: por ejemplo, el primer día de la estación de fuego era el día 1 del mes ígneo de Volnar, y el último día de la misma estación era el día 20 del mes aéreo de Volnar.

La estación oscura era la única que se decía sin el contador de meses, y era conocida por el Festival de la Libertad, que empezaba con el festín honorífico y terminaba en año nuevo, terminando con el balance del año actual.

“Enseguida te prepararemos el uniforme del cuerpo.”

“¿También tengo que ponerme esa capa?”

“Por supuesto.”

Violet respondió mientras Yuusuke miraba el uniforme de los Cuerpos Divinos de Fuego.

Que un oficial de palacio llevase un atuendo tan cursi como el de Yuusuke sería una vergüenza para la nación. Si venían embajadores de otros países de visita no podían permitirse el lujo de exponer a las élites de palacio con mal aspecto.

Viendo que la vistosidad del uniforme de los cuerpos divinos de palacio tenía un propósito como tal, Yuusuke se conformó encogiéndose de hombros.

“Tengo que irme a atender algunos asuntos, seguramente luego recibirás instrucciones de alguien.”

Al final del día, volvieron a reunirse los tres en la habitación de Yuusuke y conversaron hasta la hora de cenar.



• • •



Siguiendo las órdenes de Violet, un sirviente guió a Yuusuke hasta una esquina de la planta superior. Tenía un espacioso pasillo de mármol con ventanas inmensas que parecían alzarse hasta el infinito. En la pared opuesta había las habitaciones del personal de palacio.

“La habitación del fondo es del señorito Yuusuke.”

“Gracias.”

La habitación atorgada a Yuusuke era exactamente igual que la de los demás soldados: una cama, un escritorio, una silla, estanterías y un armario. Básicamente, tenía el mínimo mobiliario necesario para vivir en ella. Si quería tener muebles adicionales para decorarla, se suponía que debía pagarlos con su propio dinero.

“No hay ventanas…”

“No, y el aceite vegetal para la iluminación se concede en cantidad fija, junto con su paga, si no tiene suficiente, no se le permite aceptar más como compensación.”

En cuanto a necesidades diarias, si uno necesitaba algo extra, tenía que comprarlo por su cuenta. Yuusuke hizo un mohín. Parece que los soldados de palacio no tienen ningún trato preferente. Pero el sirviente se lo negó y le explicó:

“Se equivoca completamente. Si comparamos las élites de los Cuerpos Divinos con los Cuerpos Divinos regulares, la compensación que obtienen es totalmente diferente.”

“Oh. ¿En serio? ¿Cómo es eso?”

“Sí. Los Cuerpos Divinos de palacio ganan dos veces el sueldo de los Cuerpos Divinos regulares-- ¡Ah...! ¡Perdone por ser tan maleducado!”

“No importa, no importa. No tiene que disculparse por algo así...”

Debido a la naturalidad con la que Yuusuke hablaba, el sirviente se disculpó avergonzado, puesto que no era protocolario hablarle con tanta confianza. De pie en la puerta principal había un espectador curioso, quien había escuchado a Yuusuke y al sirviente conversando en tono informal.

“No, para nada, soy yo el que tiene que disculparse.”

“¿Qué es toda esta cháchara? ¿Creen que esto es el patio del colegio?”

“¿Eh? Ah, Don Hivodir.”

Con un tono de voz peligroso, el joven pelirrojo llevaba puesto el uniforme de los Cuerpos Divinos de Fuego. El sirviente lo había llamado respetuosamente “Don Hivodir”. Por su postura, parecía que era alguien de mucho renombre. Yuusuke asintió ligeramente.

“Usted es... hmm, ya sé. Es el nuevo juguete.”

“¿......?”

Hivodir le hizo un gesto al sirviente como diciendo “márchate”. Desconcertado por lo ocurrido, el sirviente hizo una reverencia a hacia los dos y se fue. Hivodir sonrió a Yuusuke, quien actualmente llevaba su ropa habitual de la aldea. Se le acercó poco a poco, mirándole el pelo y las pupilas de los ojos.

Esa actitud mezquina estaba empezando a hacer que Yuusuke se sintiera incómodo. Frunció ligeramente el ceño al ver que Hivodir empezaba a examinarlo.

“¿Qué pasa?”

“¡Jojo! Es realmente negro... Parece que a la Princesa le gusta mucho, pero no se emocione.”

“¿Eh?”

“Un plebeyo como usted, humilde de nacimiento, no merece convertirse en parte de los prestigiosos Cuerpos Divinos de palacio. Como mucho, yo me preocuparía de la princesa no se canse de usted.”

Hivodir le miró con suficiencia sonriendo, Yuusuke se enojó por sus palabras y le devolvió una mirada hostil. Casi podían verse las chispas que creaban al mirarse el uno al otro intensamente, mientras que el aire se llenó de intenciones asesinas. Quedaron en un estado como de: ¿vas a pegarme o no?

En medio de esta situación crítica, una rítmica voz retumbó por el pasillo de las habitaciones de los soldados, y rompió la tensión del momento.

“¡Oh, Yuusuke! ¿Ya has visto tu habitación?”

“¿...Violet?”

“¡Ahh, Princesa mía, tan hermosa y alegre como siempre!”

Violet vino corriendo y ondeando sus manos por el pasillo. Hivodir se giró hacia ella e hizo una reverencia. Yuusuke se sintió un poco violento por los jadeos de Violet.

“Hivodir, no le había visto. ¿De qué hablaban?”

“Eh, me estaba amenazando de algún modo.”

Hivodir, con su natural actitud nobiliaria, sonrió elegantemente ante Violet. Yuusuke se quedó mirándolo con los ojos como platos. Por un momento, quiso dejarlo en evidencia, pero se contuvo. Al ver la expresión dubitativa de Violet y cómo tenía la mente nublada, volvió a mirar a Hivodir.

“Pffft, colega, ¡qué poco caballeroso es usted!”

“¿Eh? ¿Caballeroso? ¿Y qué hay de usted que se escabulle para intimidar gente sin que nadie lo vea?”

Yuusuke replicó directamente a Hivodir, haciendo que este estuviera cada vez más confuso. Hasta ahora él se había encargado muchas veces de amedrentar a novatos que iban a ser soldados de palacio, pero esta era la primera vez que se le habían encarado de forma tan directa.

“A ver, espere, Hivodir. El otro día en la plaza... Yuusuke demostró, bueno, saber debatir.”

“No estoy tratando de empezar una discusión, solo digo que--”

Tratando de no preocuparse en exceso por cosas como esas, a fin de proteger su orgullo, respondió:

“Da igual~~”

¿¡Esconde la verdad después de haber intimidado a un novato sin que nadie lo viera!? Qué giro tan drástico de la situación, ¡qué idiota! ¡No debería de subestimar a un adicto a los videojuegos~~!

“No tiene nada que ver con mi persona.”

Yuusuke se rió de esto en cuanto lo dijo. Pese a que ambos habían adquirido poderes debido al previo enfrentamiento, al parecer Yuusuke había conseguido mayor seguridad en sí mismo, por lo que había ganado elocuencia y podía ver claramente las intenciones de Hivodir de provocarle.

Sin embargo, Hivodir no tenía la capacidad de ver qué pretendía Yuusuke. De algún modo la situación se volvió delicada.

“Ya entiendo lo sucedido en el incidente, olvidémonos de lo ocurrido.”

Violet se encogió de hombros y exhaló aliviada, ya que había logrado calmarlos. Yuusuke empezó a avergonzarse, al darse cuenta de que su actitud no había sido muy madura. Desvió la mirada con los brazos cruzados, tratando de ocultar su vergüenza.

“Hivodir, usted también. Pertenece a un linaje de sangre noble tanto si le gusta como si no. ¿Podría intentar no agravar las cosas en un futuro?”

“Jaja, yo nunca dije nada absurdo. Hivodir se siente orgulloso de ser uno de los candidatos a prometido de la Princesa.”

“¿Prometido?”

Los ojos de Yuusuke empezaron a dar vueltas mientras lo pensaba. Hivodir no podía ocultar su sonrisa de superioridad.

“¿Qué edad tiene usted?”

“¿Uh? Lleva un rato faltándome el respeto. Voy a cumplir 18 este año.”

“¿Y tú?”

“¿Qué? ¿No lo sabes? Tengo 14.”

¿No es de mala educación preguntarle la edad a una dama? De todos modos, Violet le respondió. Tenían 14 y 18 años, eran estudiantes de secundaria y bachillerato. Se dice que esa edad es la entrada a la etapa adulta y es cuando uno madura. Yuusuke gruñó al oírlo.

“Err... Es extraño.”

“¿Qué ocurre?”

“¿El qué?”

Intrigado por el comportamiento y la manera de hablar de Yuusuke, antes de que nadie se diera cuenta, Hivodir estaba disfrutando de la conversación con Yuusuke igual que Violet. Hasta ahora nunca se había hecho amigo de otro noble; esto le introdujo en un concepto completamente nuevo.


                                

[1] Espacio descubierto, rodeado de pórticos (galerías cubiertas con arcadas o columnas). 

[2] Cómico, personaje bromista.


Traducido al inglés por: Lunaris
Traducido al español por: Xeniaxen
Revisado por: AMarauder


  Capítulo 11  |  Lista de capítulos  |  Capítulo 13  




3 comentarios:

  1. Saaa, creo que agregarle -sama a los nombres en todo caso quedaria mejor :/. Gracias por el capitulo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el capítulo
    Y como han comentado no deberían traducir los honoríficos

    ResponderEliminar