Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

martes, 24 de noviembre de 2015

WCC - Capítulo 11

Ains... ¿Qué seríamos sin mí sin las novelas en este scans? Si se preguntan por qué no sacamos webtoon (si no lo han leído en otras entradas, que es probable), es porque NECESITAMOS LIMPIADORES Y TYPESETTERS... (Lo pongo en naranja para que se imaginen a MEG V diciéndolo, que impresiona más XD) Las novelas solo pasan por dos fases: traducción y revisión. Mientras que los webtoon necesitan: limpieza, reconstrucción, traducción, revisión, poner letras. No es fácil y requiere tiempo, así que sorry not sorry. Como siempre decimos, anteponemos la calidad a las fechas de publicación. Además, todo acabará saliendo algún día, así que tengan paciencia (?). O manden una solicitud de reclutamiento~

Por hoy, aquí les dejo con un nuevo capítulo de WCC.

-Xeniaxen

Novela original en japonés por: ヘロー天気 (Hero Tennki)
World Customize Creator


Traducido por: Xeniaxen
Revisado por: AMarauder


Capítulo 11: Allanando el camino

Pocos días después del incidente, los aldeanos les dieron una cálida bienvenida a los dos jóvenes que habían vuelto sanos y salvos a casa. Después de ese incidente, Sun se hizo más fuerte[1] y empezó a abrirse más a Yuusuke. Reinfold tampoco había aparecido desde esa vez en el río, así que el joven estuvo ocupado tan solo con su vida monótona en el pacífico pueblo.

Ese día había ido a dormir tarde, Yuusuke entró en el comedor después de lavarse la cara en una palangana de agua que tenía en la habitación, para despertarse.

“¿Qué hace ahí?”

“Oh, por fin te has despertado. Eres un dormilón, Yuusuke.”

“Ah, buenos días señorito Yuusuke. ¿Te sirvo el desayuno?”

Por alguna razón, Violet estaba sentada en la mesa del comedor. La figura de Krielov también podía verse junto a la puerta principal.

“En serio, esta comida [frita] también está deliciosa. ¿La has hecho tú, Yuusuke?”

“Los ingredientes estaban ahí... ¡no puede ser!”

Después de haber probado la comida de palacio, Yuusuke cocinó ese plato nostálgico por comer algo más elaborado. Por eso, se las arregló para cocinar algo con el pescado que le dejó a Bahana antes de ir a la capital. Después de añadirle harina, huevos y aceite, personalizó los ingredientes de uno en uno y creó un plato con un espléndido sabor a asado.

A diferencia del parámetro de dulzura de los frutos rara, aparte de crear harina molida a partir de los granos de trigo, la preparación del resto del plato podía hacerse sin depender de la personalización. Ese mismo día, se difundió la receta por el pueblo, y ahora se había convertido en la cocina típica de cada hogar, todos ellos salían con un sabor diferente.

“Bueeeeeno, está bien. Siéntate, ya hablaremos de lo importante después de comer. Sun, tráele algo de beber a Yuusuke.”

“¿Quién te ha dicho que puedas dar órdenes aquí?”

Parecía que ese día iba a complicarse de buena mañana. Yuusuke se sentó desalentado en la mesa con la cabeza gacha . Por ahora, llenó su estómago con patatas muy fritas, carne muy frita con verduras, y zumo de raras exprimidas. Como dato adicional, el zumo de rara podía fermentarse en vino afrutado.

Ese delicioso producto de tan buena calidad se llamaba nada menos que [Vino Rara] y se vendía a un precio bastante bueno.


• • •


Tras una pequeña pausa después del desayuno, Violet empezó a hablar:

“Pues, la razón de mi visita de hoy–“

“¿No era por los frutos rara?”

“Eso era parte de la razón.”

Contestando a la interrupción repentina de Yuusuke, Violet se sacó una carta sellada con el sello real. Desplegando las solapas por arriba y por abajo, abrió la carta y empezó a leerla.

“En vista a sus recientes acciones, ha sido provisto de la oportunidad para unirse al servicio público que está de mi parte: Esvobus Volance XVIII.”

“¿Qué es esto?”

“Es muy simple. Es una carta de convocatoria.”

Aunque la carta contenía una invitación para servir en el palacio, el mensaje también implicaba que el receptor iba a servir al país. Básicamente, era una órden para Yuusuke. Después de beberse el zumo de raras exprimidas de un trago, frunció el ceño y cruzó los brazos sin moverse del sitio.

“Quiero decir que no me importa... pero ¿podrías explicármelo con más detalles?”

“Uhm, al tratarse de ti, ya pensaba que no aceptarías tan fácilmente.”

Dos días después, la convocatoria de Yuusuke se había convertido en la orden del día entre los burócratas. Obviamente, el mirador, que se había convertido en el edificio más alto de Sanc Adiet, todavía no había recibido el reconocimiento del palacio. Aun así, había habitantes de distritos nobles y de clase media que se quejaban porque no toleraban la existencia de un edificio más alto, diciendo que era escandaloso, y concibiendo que era un estorbo en el distrito plebeyo.

Se les propuso levantar estructuras similares en sus distritos pero se negaron diciendo:

“¡No toleraremos que se repita el escándalo del distrito plebeyo!”

Puesto que la torre había sido construida para la Princesa Violet, y el hecho de convertirse en una atracción turística popular producía ingresos, hubo pocas demandas de demoler la estructura en un futuro cercano. Sin embargo, si se dejaba pasar a los habitantes de los distritos de clase media y los nobles, eso daría muy mal ejemplo y afectaría al sistema de castas en el que se basaba el país.

También estaba la cuestión de que el constructor de la torre tenía relación con Zeshald, quien recientemente había desertado a Blue Garden, lo que pesaba en las mentes de los burócratas. Tenían miedo de que los instigadores que reclutaban a gente para el bando de Blue Garden donde no había sistema de castas, usaran esta nueva información a su antojo junto con la propaganda que difundían a diario.

Pensaron que al tener a la fuente de sus preocupaciones, Yuusuke, sirviendo al país de Fonkrank como guardia de palacio, iban a poder guardar las apariencias. Puesto que el Rey Esvobus decidió alistar a Yuusuke en el servicio público durante el Consejo Real, Violet se ofreció voluntaria para llevar a cabo el deber de hacerle llegar la decisión a su destinatario.

“Importa bien poco que puedas confeccionar piezas de ropa y preparar comida, la clave de tu habilidad es el arte divina que usaste para construir esa torre. Actualmente, a modo de respuesta a las provocaciones, estamos sopesando construir una fortaleza en la frontera con Blue Garden. Esperamos que puedas prestarnos tu habilidad en la construcción. Si cumples con dicha labor de servicio público, el poblado de Rufk va a recibir un trato especial. ¿Y bien? La propuesta no suena nada mal, ¿eh?”

En lo que Yuusuke estaba sumido en sus pensamientos, Violet se levantó, caminó hasta ponerse detrás de él y le pasó las manos alrededor del cuello.

Al parecer trataba de usar su sex appeal como mujer para conducir la voluntad de Yuusuke, pero una chica de catorce años abrazando a un hombre de más de veinte formaba una imagen más de hermana pequeña fastidiando a su hermano mayor. Sonriendo, Sun bajó la mirada.

“Un guarda, ¿no...?”

“Trabajar para el palacio está muy bien pagado. ¿No quieres proporcionarle a Sun una vida acomodada?”

“¿Qué insinúas, diciendo cosas tan aleatorias...? No voy a mudarme del poblado.”

“Eso pensaba, pero hay bastante distancia de aquí al palacio.”

Yuusuke le pidió un tiempo para pensárselo, y Violet le dijo que fuera a palacio a dar una respuesta pasados tres días.

“No hay forma de que ignore esta petición, ¿cierto?”

“Como te dije, es una carta de convocatoria. Desobedecerla sería ignorar al propio Rey. E ignorar al Rey equivale a no respetar a la autoridad militar. Puesto que su emisión debe permanecer oculta, quizás no llegarías a recibir un castigo. ¡Pero aun así no puedes ignorar las órdenes del Rey! En ese caso, van a obligarte a llevar a cabo otro tipo de servicio” añadió Violet.

“Qué engorro...“

“Jejeje, bueno, no te amargues mucho pensándolo. Espero recibir una respuesta positiva de tu parte.”

Después de pronunciar esas palabras, Violet abandonó la casa, sujetando firmemente sus exquisitos frutos rara dulces y picantes.


• • •


“¿Qué debería hacer?” murmuró Yuusuke, suspirando en una sala que se había quedado en silencio, mientras le preguntaba a Sun su opinión.

Violet le había dicho que el poblado también saldría ganando de ello, así que lo más probable era que la decisión de aceptar no estuviera tan mal. Sin embargo, significaba dejar a Sun viviendo sola. ¿Debía Yuusuke aceptar la oferta?

“Es genial, señorito Yuusuke. ¡Es una gran oferta!”

“Uhhhhm, al parecer lo es...”

“Seguro que te dejan volver a casa de vez en cuando, creo que es un buen acuerdo.”

Sun parecía percibir la posición gubernamental de un modo favorable. Para Yuusuke en cambio, justo cuando su vida con Sun finalmente iba por buen camino... justo cuando empezaba a pasárselo bien... era demasiado bueno para ser verdad... todo ocurrió muy deprisa... y sus sentimientos se complicaron.

¿No va a sentirse sola?

No obstante, incapaz de hacerle esta pregunta, Yuusuke sentía haber fracasado como hombre.

Tanto si dijera que sí como si dijera que no, cualquiera de las dos respuestas me deprimirían.

Ese pensamiento no le parecía nada divertido. Después de beberse lo que quedaba del zumo de rara exprimido, Yuusuke miró al techo.


• • •


“Ah, Yuusuke. ¿Vas a ir al bosque?”

“Tía Bahana.”

El día siguiente, Yuusuke se encontró con Bahana al salir de casa con todos los utensilios de pesca. Le preguntó si debería ir a la ciudad a conseguir el mejor pescado solo para satisfacer el deseo egoísta de honrar los sentimientos de Sun. A lo que Bahana contestó:

“En caso de meterte en líos, podrías defenderte solo, ¿no?”

“Seguramente... me han pedido que ayude a construir una fortaleza con mi habilidad. Después de eso tan solo debería de tener la responsabilidad de ajustar el sabor de la comida.”

Según Violet, el Rey Esvobus no parecía tener intención de enviarle a la guerra. Yuusuke pensó que después de completar la fortaleza, Blue Garden también iba a tenerlo más difícil para cruzar a territorio hostil.

“Bueno, la decisión está en tus manos.”

Bahana le dio unas palmadas en la espalda a Yuusuke, diciendo:

“Bueno, piénsalo bien antes de tomar ninguna decisión.”

Yuusuke hizo un mohín. Las mujeres de ese poblado eran realmente fuertes.


• • •


Yuusuke, perdido en sus pensamientos, se sentó en un banco que hizo personalizando la tierra de la orilla del riachuelo que pasaba por el bosque, el que se había convertido en su lugar de pesca habitual. Debido a todos sus pensamientos, no podía concentrarse. Sin embargo, en no más de media hora ya había atrapado cuatro peces con su canasta.

“Vaya, tu anzuelo es realmente increíble, ¡yo también quiero uno!”

“¡¿Qué–?! ¡No me asustes de esa forma!”

Reifold apareció al lado de Yuusuke sin hacer ruido, y se puso a examinar el cebo de piel que el chico había creado. Visiblemente podía ser un espía de Blue Garden, llevaba consigo una atmósfera que parecía de otro mundo, y tenía la habilidad de aparecer de la nada.

“¿De qué agujero has salido?”

“Fufufu, de hecho pertenezco a la tribu del bosque.”

Normalmente se les llamaba [Artistas de Viento], también solía decirse que los usuarios aéreos eran excesivamente escurridizos. Cambió de tema rápidamente y sacó lo de la invitación del palacio. Yuusuke empezó a cuestionarse hasta qué punto estaba ese tipo enterado. Se preguntaba si el hecho de convertirse en un oficial de palacio iba a causar problemas en Blue Garden y desatar el primer movimiento.

“Es verdad, puedes levantar una fortaleza gigante al instante con tus artes divinas. Por eso debo deshacerme de ti...”

“¡¿–?!”

Yuusuke se puso en guardia por inercia. Abrió el menú de personalización concentrándose, seleccionó la [Pestaña de Personalización del Mapa], con la cual había estado practicando muchas veces en caso de necesitarla en una pelea. En seguida erigió varias paredes de defensa a su alrededor, así como zonas con trampas similares a los agujeros que creó la otra vez.

“¡¿Qué haces?! ¡¿Qué haces?! El aura que desprendes parece realmente peligrosa. Yo tan solo me encargo de transmitir información. El trabajo bruto de asesinar está fuera de mi área de especialidad.”

“Eh, escucha...”

Reifold se sentó en el banco, interesándose por las paredes que Yuusuke acababa de levantar a su alrededor.

“Dime, ¿son efectivas?”

“¿Quieres probarlo tú mismo?”

Sonriendo, Reinfold manipuló el viento, creando un golem con las hojas y las ramas que había ahí cerca. Yuusuke lo miró, pensando: Así que también puede hacer cosas como esa... Gracias al control de la presión del aire, el golem tenía un aspecto humanoide. Pero cuando entró en la zona con trampas, puso el pie en un agujero cubierto con una fina capa y cayó dentro.

Inmediatamente después, se deslizaron varias paredes de protección en el interior del agujero, por encima del golem atrapado. La base del foso se convirtió en una mezcla de ramas desmenuzadas y trozos de tierra.

“Ohhh, ¡buena esa! No me di cuenta de que había una trampa ahí.”

Ignorando completamente el trágico final de su golem, Reifold agitó los hombros. Centró su atención en una de las paredes, y tocó la cubierta de otra trampa con la punta del pie. De nuevo, se activó una pared que se deslizó dentro del agujero. Esta vez no se rompió y quedó a modo de puente por encima de la trampa.

“Entonces, ¿vas a convertirte en un oficial de palacio?”

“Fue muy repentino. Todavía no me he decidido.”

“Ah, ¿pero qué tiene de malo echar una mano al país?”

“¿Por qué lo dices?”

Rechazar la oferta favorecería a Blue Garden, pero en lugar de aceptar sus deberes y responsabilidades, Yuusuke prefería negociar mejores condiciones. El autoproclamado miembro de la tribu del bosque evitó espléndidamente el intento de Yuusuke de indagar en cuánto sabía ese hombre.

“Escojas el camino que escojas, debes procurar que te beneficie y te favorezca.”

“Hmmm.”

En serio, Yuusuke se preguntaba qué ganaba Reifold de darle consejos como esos.

“Dime, qué te... ¡¿dónde te has metido?!”

Justo como la última vez, Reifold había desaparecido de repente igual que había venido. También se había llevado uno de los cebos de piel de Yuusuke, así como información con respecto a sus artes divinas.


• • •


Esa noche disfrutaron de una cena compuesta de pollo cortado finamente en rodajas, una ensalada con un poco de aderezo de frutos rara cortados a daditos, y pescado a la parrilla. Yuusuke le habló a Sun de sus planes de viajar a Sanc Adiet al día siguiente.

“Entendido. Entonces debo despertarte temprano, ¿no?”

“Ah, sí, gracias.”

Yuusuke apenas podía conducir un carro. Aun así, no tenía más remedio que arreglárselas como pudiera para conducir solo. Solo tenía que ir directamente por la carretera hasta la ciudad, así que el viaje de mañana no le preocupaba demasiado.

Cuando dejaron de hablar, el sonido de los cubiertos tocando la vajilla y el crujido de los alimentos fritos al masticarlos, eran los únicos sonidos presentes en el comedor.

“¿Señorito Yuusuke?”

“¿Qué? ¿O-Ocurre algo?”

Al ser interpelado tan repentinamente, Yuusuke se puso nervioso por un momento. Sun estaba preocupada por él desde lo más profundo de su corazón, y le dijo sonriendo torpemente:

“Estaré bien. Seguro que no será tan divertido vivir sola, pero ya lo tuve que hacer otras veces estando con el profesor.”

Durante ciertos periodos la casa se había quedado vacía debido a los largos viajes de Zeshald, y Bahana a menudo había cuidado de ella. Al sentirse del mismo modo, Sun quiso esforzarse en decirle esas cosas a Yuusuke. Aun así... eso fue un tanto embarazoso para ella.

“El profesor te dijo que con el tiempo, te convertirías en una persona capaz de cambiar el mundo.”

“El mundo, ¿eh...?”

“Por eso tienes que utilizar todas las oportunidades para aprender más sobre este mundo.”

“......”

Recordando las palabras de Zeshald, Yuusuke también se acordó de la vaga razón por la que había aparecido en ese mundo.

Al fin y al cabo, él era el [Dios Malvado], un ser que provenía de otro mundo. ¿Qué se suponía que tenía que hacer? ¿Por qué lo habían escogido a él? No importaba cuándo lo pensase, no lograba figurarse las respuestas, pues la única forma que le quedaba para encontrarlas era continuar viviendo en ese mundo y ampliar su conocimiento.

“Tienes razón...”

Después de terminarse su plato, hasta el momento de ir a dormir no volvieron a dirigirse ni una palabra.


• • •


(El día siguiente...)

Antes de que se disipara la niebla matinal, Yuusuke se sentó en el asiento del conductor de un carro, con una muda limpia en la mochila. Solo Sun, quien también lo había despertado, fue a despedirle. Si iba a convertirse en un guardia de palacio, probablemente no tendría la oportunidad de volver al pueblo durante un tiempo.

Yuusuke, pensando en la mejor forma de despedirse de Sun, finalmente se limitó a saludarla diciendo:

“Bueno, Sun, me voy.”

“Buena suerte, Yuusuke.”

Y así, Yuusuke, conduciendo el carro de Zeshald, abandonó el poblado de Rufk y desapareció entre la niebla matinal, dirección a Sanc Adiet.


                                

[1] El proverbio utilizado aquí en la frase original es: “Después de un diluvio, el suelo se endurece.”


Traducido al inglés por: Baka367 y Lunaris
Traducido al español por: Xeniaxen
Revisado por: AMarauder


10 comentarios:

  1. como siempre un estupendo trabajo :D muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. lo digo aquí por que no se por donde mas, ¿esta todo bien? sigo varia publicaciones de esta pagina y no los estoy apresurando pero hacen un muy buen trabajo que seria una pena que ya no publicasen mas.

    Solo necesito saber si la pagina sigue activa, cualquier problema que tengan es comprensible, al fin y acabo no tienen ninguna responsabilidad con nosotros. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo ok~ Hoy se actualizo LELL y Kubera~~~ Por lo que... ¡Feliz lectura! :D

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar