Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 4 de septiembre de 2015

Re:Monster - Historias paralelas de Hidalga-san (68), Ogakichi-kun (68) y un Kobold (70) + PDF Capítulo 7

Hoy sí hay puntualidad como siempre. ¿Lo dudaban?  Incluso hay el PDF del capítulo 7, que ya pertenece al volumen 2 de la novela de Re:Monster. Sí, tanto hemos avanzado y tanto queda por avanzar.

En la entrega de hoy terminamos la historia paralela de Hidalga-san y también tenemos la de Ogakichi-kun con sus hablares de ogro (en serio, fue problemático a la par que divertido traducirlo) y la de un Kobold de la manada de Rou.

La semana que viene publicaremos los capítulos de la primera parte, volviendo a intercalar. Estos van a ser los días del 21 al 26. Simplemente ignoraré las preguntas sobre esto en los comentarios, porque siempre hay.

Aquí les dejo lo dicho. ¡Feliz fin de semana!


-Xeniaxen

<<  Historias paralelas (2)    ---    Días 71-72  >>

Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 

Re:Monster - Volumen 2 - Capítulo 7

Traducido por: Xeniaxen
Revisado por: Ishtar


Continuación de la historia paralela del día 68: Hidalga-san


"¡Mi nombre es Therese E. Eckermann! Sirvo a la princesa del Reino de Sternbild como caballera. Te mostraré todo mi poder. ¡Si puedes derrotarme, obedeceré tus órdenes!"

"Mi nombre es Ogarou. Ahora soy el líder de este equipo mercenario. Te daré un pequeño consejo: ¡atácame con todas tus fuerzas!"

"Por supuesto. A partir de ahora las palabras son innecesarias, hablaremos con nuestras espadas."

"Ajá, ¡hagámoslo!"

Tras la presentación formal, la alabarda se abalanzó sobre mi cabeza a la velocidad de la luz.

¡Qué rápido! Con solo un simple golpe directo. Su velocidad no podía compararse con el hacha del esqueleto negro caballero de antes. Además, podían verse unas cuantas salpicaduras de agua saliendo de la punta. ¡De alguna forma debió de haber metido magia en la punta del hacha! Aun así, traté de desviar la alabarda con el torbellino de mi espada sin entrar en pánico; pero al mismo tiempo ¡me di cuenta de que el torbellino se había disipado!

Antes de considerar la causa, salté hacia un lado a modo de reflejo. Sin el torbellino, ese no era un golpe que pudiera ser bloqueado. Ni siquiera hubo tiempo para considerar otras maniobras defensivas, rodé por el suelo de una manera torpe. Mi armadura se ensució de barro. Un pequeño precio a pagar a costa de esquivar ese golpe.

"Tienes buenos reflejos. ¡Ahora te quiero todavía más!"

"¡Tú! Tienes algunos poderes extraños, ¿no es así?"

"¿En serio? ¿Qué te hace pensar eso?"

"¡Es evidente que no eres normal!"

Mientras la atención del Ogro Negro estaba en mí, Levias aprovechó la oportunidad para tenderle una emboscada por detrás con su cimitarra[1] mágica [Cortallamas], dirigiéndose al ogro negro por su punto ciego. Lo atacó por sorpresa en el más perfecto momento. Con este ataque encantado con su [Profesión], debería de haber sido capaz de cortar al ogro negro... o eso creía yo.

El ogro bloqueó el ataque sorpresa con el mango de su alabarda. Se movió y defendió ¡sin siquiera mirar a Levias!

Impactado, mientras Levias intentaba retroceder frenéticamente, lo apuñaló en el abdomen con el extremo trasero de la alabarda. Aunque el daño pareció haberse mitigado por su coraza, se ve que le perforó haciéndole pequeños agujeros de donde la sangre fluía hacia fuera. Era evidente que el extremo trasero de esa alabarda también estaba encantado. Levias se volvió más lento por el golpe. El ogro extendió su brazo de plata para agarrarlo.

A este paso iba a ser capturado. Me moví de forma espontánea para intervenir. Absorbí magia de la luna y lancé otro torbellino. En esta ocasión dirigido a la cabeza de su oso erguido, que estaba enfrente de mí. Si mataba a su cabalgadura, tendríamos más posibilidades.

Mis expectativas se equivocaron, una vez más.

"Qué ingenua."

En la parte superior de la punta de mi espada que apuntaba en dirección a donde quería proyectar el torbellino, de repente había una bola de agua. Atravesé esa orbe mientras hacía el movimiento, pero el torbellino se arremolinó alrededor de mi espada y se mezcló con un remolino de agua que se volvió en dirección opuesta. ¡Mi técnica de tempestad fue contrarrestada otra vez!

"¿Por qué...?"

Eso no es magia. No percibí magia siendo utilizada, pero ¿qué es esa bola de agua? Antes de que pudiera pensar en una respuesta, el ogro negro se movió.

"La intención era buena, pero..."

El ogro negro agarró el cuerpo de Levias con su brazo de plata, luego me miró con una penetrante [Mirada Cautivadora]. En ese momento, el miedo corroyó mi corazón. Mi cuerpo se congeló, ¡no podía moverme en absoluto! No pude evitar esa mirada una vez él bloqueó mis ojos.

¡Me va a matar! pensé. Esa es la mirada de un depredador contemplando su comida...

"¡¡[Lanzas de Fuego Azul]!!"

Paralizada, me pasaron por el lado a alta velocidad treinta lanzas de fuego azul. Todas dirigidas al ogro negro que me tenía inmovilizada.

¡[Lanzas de Fuego Azul] mágicas de tercer nivel! ¡Tenía que ser nuestro [Mago Experto], el Lord Waisury!

Una sola lanza de fuego azul tenía más que suficiente poder para matar a un simple ogro, incluso aunque fuera más poderoso que un Esqueleto Negro Soldado normal. En cuanto es disparada, el fuego continúa ardiendo hasta carbonizarte. Solo estando cerca, mi cuerpo notaba la intensa ola de calor. ¡Ni siquiera una subespecie de ogro puede sobrevivir a un hechizo de tercer nivel!

Pero su hechizo también fue frenado con facilidad. Pude oír la vocecita del ogro negro que murmuró:

"¡---Demasiado lento!"

A medida que cada lanza llameante se acercaba volando hacia el ogro, se iba disipando una tras otra. Cada una ardía ferozmente, pero luego se apagaba. Las 30 [Lanzas de Fuego Azul] desaparecieron en solo 3 segundos, sin quemar nada en absoluto, dejando al Ogro ileso sentado en su Oso Erguido.


Solo puedo deducir que el Ogro ha roto de alguna manera cada lanza. ¿Pero cómo?


La voz enfadada del Lord Waisury vino de atrás.

"¡Lady Therese! ¡Retirada! ¡Deprisa!"

"¡Já!", pensé. Como si fuera tan fácil.

¿Ha utilizado su brazo de plata para romper las [Lanzas de Fuego Azul]...? Su brazo de plata soltó a Levias (quien se retiró más lejos para curarse las heridas). La única que quedó cerca del ogro negro era yo. Me asusté y reculé varios pasos.

Pese a que parecía preparado para el acecho. De repente, el ogro negro se detuvo y habló mirando a la nada.

"Hmm. Ese mago será útil. ¡Así es, Ogakichi-kun! ¡Captura el grupo que está en esa dirección!"

Yo estaba perpleja.

"¿¡¿De qué estás hablando?!?"

"¡Oh, solo estaba acotando un poco el objetivo!"

"¿Qué----?"

Mi voz fue interrumpida cuando varios soldados cerca del ogro negro fueron desmembrados de repente. La sangre brotó de sus heridas mientras sus órganos y miembros salieron volando en todas direcciones. Asimismo, todos sus cadáveres fueron quemados con violencia.

¿Qué ha pasado? Allí, ¡apareció un segundo ogro con la piel de color rojo cobre! Tenía un cuerpo todavía más grande. En sus manos llevaba una enorme hacha de guerra de doble filo que coincidía con su cuerpo y un enorme escudo de torre negro que cubría tres cuartas partes de su gran envergadura. A primera vista, parecía un muro de ciudad. Por último, también estaba flanqueado por un Oso Erguido, aunque no fuera otro ogro negro seguía pareciendo peligroso.

"¡Ogarou! ¿Yo matar y comer todos?"

"Bueno, te doy permiso si son normales."

"Yo comprender. ¡Capturar fuertes! ¿Otros comer?"

"Ah, eso es. ¡Rápido, ve!"

El ogro rojo cobrizo asintió y luego se dirigió con su oso erguido hasta donde se encontraban mis soldados. Eran rápidos, recorrieron 30 metros al instante. Balanceó el hacha de guerra horizontalmente como si estuviera cortando malezas y los cuerpos de los diversos soldados quedaron hechos trizas. Dejando solamente cadáveres carbonizados a su camino.


Eso debe de ser un hacha de guerra mágica. De hecho, debe de ser un objeto mágico de rango considerablemente alto. No tengo tiempo para pensar en cómo un ogro ha podido obtener tal artículo, pensé mientras volvía a prestarle atención atención al ogro negro.


Aunque el ogro rojo cobrizo no era algo a lo que debiera quitar la vista, el ogro negro era mucho más peligroso.

Mientras mesuraba detenidamente la distancia a la que estábamos, escuché una voz venir a mi oído. Su sonido único solo podía significar que estaba siendo emitida mediante magia.

Therese, por favor, gana un poco de tiempo por mí, con mi as en la manga, voy a matar al ogro negro!

"De acuerdo, ¿cuánto tiempo necesita?"

Sé que es irracional, pero necesitaré 2 minutos. Si es posible, bloquée ese brazo de plata. O, mejor aún, córtelo por completo.

"Va a ser difícil, ¡pero lo voy a intentar!"

"Por favor, hágalo."

La voz de Lord Waisury desapareció, oí gritos detrás de mí. Al mismo tiempo, sentí como el poder mágico aumentaba. Estaba siendo manipulado a una velocidad extraordinaria. Crecía cada vez más, a medida que cada componente del hechizo iba completándose. Tal vez estaba un grado por encima de la de antes: debía de ser magia de cuarto nivel. ¡La magia de este nivel destructivo puede derribar muros!

En respuesta a esto, el ogro negro descendió de su oso erguido para caminar hacia nosotros. Fijó sus ojos en dirección a Lord Waisury. ¿Tenía intención de interrumpir el hechizo?



¡Debemos detenerlo!

"¡Utilicen todos nuestros poderes para proteger a Lord Waisury del ogro! ¡Levias, ataca por la izquierda! ¡Tú por la derecha y tú por detrás! Yo voy a tomar la delantera. Ataquemos el ogro negro juntos. ¡Behn, utiliza toda tu Magia de Apoyo y de Obstrucción (Potenciadores e Inhibidores)!"

"Entendido, ¡magia corporal [Odo] activada! ¡Voy a dar lo mejor de mí hasta el final!"

"¡Ese hijo de puta! ¡Voy a cortarlo de arriba a abajo!"

"¡Ese es el espíritu!"

Poniéndonos de acuerdo, lanzamos nuestros ataques simultáneamente. A poder ser, para matar al ogro negro. O, por lo menos, para proteger a Lord Waisury, para ganar tiempo.



~~~~~~



De los dos minutos que necesitaba, solo había pasado uno. Pero nuestras tropas ya habían pagado un precio bastante alto.

A un soldado le sacó las entrañas, lo cortó en dos verticalmente con el filo del agua generado con la punta del hacha de la alabarda. A otro lo penetró con el brazo de plata y le arrancó la cabeza de un mordisco. A un tercero lo apuñaló con un cuerno, y quedó aturdido en el suelo junto a otro compañero muerto. A otro soldado lo quemó hasta hacerlo cenizas con las llamas que de repente generó con el pico de su alabarda. Y unos rayos eléctricos generados con la punta de la lanza de la alabarda chamuscaron las entrañas de otro pobre soldado...

Nuestros intentos de derrotar al ogro negro solo dejaron un rastro de cadáveres. Y ni siquiera he incluido a los soldados que todavía seguían con vida pero tenían heridas graves. Para vencer a este enorme ogro negro, todos habíamos recibido daño. La única resistencia que le quedaba al ogro negro era yo misma.

Levias, con su cimitarra mágica rota, cayó al suelo. Behn usó demasiada magia de apoyo [Odo] y perdió la consciencia por “agotamiento mágico”. Los otros soldados también gemían e iban cayendo al suelo.

Pero el ogro negro seguía de pie ileso. ¡Ni un simple rasguño! Todos nuestros ataques, esquivados, bloqueados o absorbidos con sus misteriosas habilidades y técnicas.

"Tu plan de ataque fue efectivo. Desde todas las direcciones, lanzando todo lo que tenías sobre mí, simultáneamente. Fue bastante difícil de manejar, has ganado un poco de tiempo, ¡pero esto se acaba aquí!"

El ogro negro tenía razón.

Aunque parezca extraño, su voz no albergaba menosprecio, sino elogio.

"Maldito bastardo, ¿por qué eres tan fuerte?"

Yo tampoco estaba ilesa. Sin contar los cortes menores que tenía repartidos por el cuerpo, había sufrido en mi brazo derecho una profunda laceración y tenía un cuchillo pequeño clavado en la pierna. Al parecer el ogro negro se lo había sacado de vete a saber dónde para lanzármelo. Fue repentino y no pude esquivarlo. Como el grupo de sacerdotes de Behn ya había caído, no podía curarme rápidamente con su magia. Si hubiera tenido energía de sobras, podría haberme quitado el cuchillo yo misma y luego curarme... Pero el ogro negro no tenía intención de dejarme descansar y tratarme las heridas.

No mentiría si dijera que mis tropas habían quedado completamente destrozadas. Podía escuchar los gritos de mis soldados heridos mientras los iban matando... aunque quizás esos eran los más afortunados, puesto que el ‘banquete de los monstruos’ había acabado de empezar. Los restos de nuestro campamento ahora estaban llenos del olor a sangre y los gritos de los heridos. Incluso sin el ogro negro, mis soldados habrían sido sorprendidos fácilmente.

"¿Por qué eres tan fuerte?" reía descontroladamente para quizás mantener la cordura, mientras le gritaba al ogro negro.

"No, son ustedes quienes son débiles. Dependen de habilidades ostentosas, [Profesiones] en niveles que solo mejoran sus cuerpos momentáneamente y técnicas de batalla cobardes. Tú y tus tropas carecen de entrenamiento real."

"¿Que nuestro entrenamiento es insuficiente? ¡Entrenamos cada día! ¿¡Estás diciendo que cubrimos nuestros cuerpos de sangre y sudor para nada!?"

"¡Exacto! No sirve de nada y es en vano. ¡Han estado todos perdiendo el tiempo! Tus soldados luchan con la premisa de que tú eres lo suficientemente fuerte para matarme, ¡mientras que tú luchas para ganar suficiente tiempo como para que el mago te salve! ¿Cómo puede alguien decir que es fuerte si lucha dependiendo de la otra gente más fuerte?"

Tras el discurso del ogro negro, paré de reír y me invadió la rabia.

Por su desprecio hacia mi arduo entrenamiento, por todo el esfuerzo de mis camaradas, por los profesores que me criaron, sentía que estaba perdiendo la cabeza.

Mi poder y energía dejaron de menguar y empezaron a volver, avivados por la ira.

"¡¡Cierra la boca!!"

Me saqué el cuchillo de la pierna. ¡Ignora el dolor!

Estaba sangrando a borbotones. ¡Ignora el dolor!

Corrí hacia él. ¡Ignora el dolor!

El músculo de la pierna me tiraba al estar abierto. ¡Ignora el dolor!

Creo que me fracturé el hueso de la pierna por el esfuerzo. ¡Ignora el dolor!

Ignorando el dolor, corrí hacia él. Aunque tuviera la pierna destrozada, ¡debía correr!

Con mi espada de metal plateado [Espada Lunar] en la mano repleta de intenciones asesinas, mi cuerpo protestó en un intenso dolor.

Mi espada estaba rodeada de luz roja mientras que mi cuerpo lo estaba de luz blanca.

{ Therese E. Eckermann ha usado la técnica de batalla [Santuario de Rosas]. }

{ Therese E. Eckermann ha usado la técnica de batalla [Ventisca Demoledora]. }

{ Habilidad única de [Espada mágica - Espada Lunar] activada. }

Mi golpe más fuerte. Aumenté la velocidad progresivamente, incrementando mi fuerza física con la técnica de batalla [Ventisca Demoledora].

Aunque mi pierna herida me ralentizaba de algún modo, ¡este truco me dio la velocidad del viento!

Gracias al encantamiento de alta velocidad, el tiempo parecía ir más lento. Podía ver cómo el ogro negro preparaba la alabarda. Cuando crucé otra vez mi mirada con la suya, las llamas de ira se intensificaron.

¡Matar! ¡Ese era mi único pensamiento! Volé recorriendo los últimos 10 metros en una fracción de segundo...

¡Y le propiné un golpe con mi [Espada Lunar]!

Encarándose a mí de frente, ¡el ogro negro lanzó a un lado su alabarda con desdén!

Mi cuerpo se detuvo cuando el impacto paró mi impulso.

¡Le di! Aunque fuera una pequeña herida. ¡Tenía la punta de mi espada clavada en su pecho!

Estaba sangrando. Su sangre era roja como la mía. Eso es, eso es, eso es.........

Con mi ataque, el golpe más rápido, finalmente lo había conseguido. Aunque no fuera una herida mortal, me sentía aliviada.

"Con esto, retiro algunas de las cosas que he dicho. ¡Por lo menos has logrado herirme!"

Había consumido tanta energía que estaba a punto de desmayarme. Solo podía ver la cara del ogro negro, y estaba sonriendo.

Obviamente sentí miedo; lo había visto comerse a una persona hacía apenas un momento. Pero al mismo tiempo sentía simpatía hacia su sonrisa.

"¡Lady Therese, por favor, apártese!"

En el espacio que me separaba del ogro negro, escuché la voz de Lord Waisury. ¡Al parecer había conseguido prolongar los 2 minutos que le prometí! Ya los había olvidado con la ira. Sin mirar atrás, podía notar magia de una fuerza destructiva extraordinaria viniendo hacia nosotros. Lord Waisury la estaba conteniendo hasta que yo me apartara, para protegerme de su poder.

Ojalá eso fuera posible. Sé que ni siquiera un [Mago Experto] como Lord Waisury era capaz de contener su ataque por mucho tiempo. Pero no me quedaba energía para escapar. Puede que su ataque me matara si llegara a darme. No, eso no era una posibilidad, me mataría seguro. Pero me daba igual. Lo acepté sin penas ni remordimientos, sino con satisfacción.

Qué raro, casi todos mis subordinados están muertos y yo estoy a punto de morir, pero siento satisfacción.

El ogro negro me miró sin palabras agarrando la [Espada Lunar].

Hablé.

"¡Ey! ¿Lo ves, monstruo? Esta herida es mi último regalo para ti."

"Ah, ya veo. Muchas gracias. Te encuentro fascinante. ¡No dejaré que mueras!"

Antes de que pudiera protestar, su brazo me envolvió por la cintura. Y antes de que pudiera procesar lo que me había dicho, se movió como un bailarín. Pese a que era enorme y tenía una fuerza increíble, era grácil.

La poderosa magia que antes venía directa a mi espalda, ahora iba claramente dirigida al ogro negro.

Finalmente vi la magia que Lord Waisury había producido impactando contra el cuerpo del ogro...

Era un dragón llameante blanco con el cuerpo alargado como el de una serpiente.

Un grado por encima de mis expectativas, esto era magia de quinto nivel, [Dragón de Flama Blanca]. ¡Esto sí que era un caballo ganador!

El hechizo de quinto nivel [Dragón de Flama Blanca] es el resultado de combinar fuego de alto nivel con magia terrestre. Si no me equivoco, tiene una característica especial que consiste en que, dentro de cierto periodo de tiempo, la persona que lanza puede dirigir el hechizo a su merced. Lo había visto con mi padre en un campo de batalla en una ocasión, y nunca olvidaré la escena en que miles de soldados enemigos fueron masacrados en pocos segundos.

Ese es el poder que se acercaba a nosotros. ¡Mi muerte iba a ser espectacular! No está mal, pensé. Sería un honor morir con este hechizo.

"¿Qué es esa cara de resignación? ¿Crees que vas a morir?"

"¿Eh?"

"Como te dije; no dejaré que mueras. Lo siento, pero lo prometiste. Si yo ganaba nuestra batalla, tu vida sería mía."

Después de eso el ogro se dio la vuelta para enfrentarse al dragón.

Me senté sin poder hacer nada contra el final inminente.

El [Dragón de Flama Blanca] es imparable. Lord Waisury, tras haber valorado que era imposible salvarme, empezó a lanzarlo. El dragón atacó a su velocidad máxima. Yo creo que fue la decisión acertada. Más vacilación por su parte, me habría hecho sentir insultada por Lord Waisury.

Ni el ogro negro iba a estar a salvo de la boca del [Dragón de Flama Blanca]. Los colmillos de un llama blanca se le ven cuando abre la boca, las entrañas del ogro iban a quedar hechas trizas en un instante y yo me uniría a él en su fin.

Aunque fuera una subespecie, era solamente un ogro enfrentándose a la destrucción en solitario.

Pero otra vez, el ogro negro superó lo que yo imaginaba.

En realidad no entiendo del todo bien lo que ocurrió después.

El Dragón de Flama Blanca se acercó en un momento por detrás del ogro negro. A continuación fue destruido por un ataque del ogro negro. Me es absolutamente imposible expresar la escena con palabras.

Algo sucedió cuando la espalda del ogro entró en contacto con el cuerpo del [Dragón de Flama Blanca], que de repente colapsó y se disipó.

Las únicas tres personas que quedamos para presenciarlo fuimos Levias, Lord Waisury, tambaleándose por su "agotamiento mágico", y yo.

Me desmayé después de eso, no recuerdo bien lo que pasó luego.

Solo puedo afirmar una cosa: sin lugar a dudas, el ogro negro había ganado.



~~~~~~



Un tiempo después, le pregunté a Ogarou cuál fue la técnica que usó para acabar con el [Dragón de Flama Blanca]. Fue un ataque combinado de su magia de cancelación, agua y magia de aire, con diversas habilidades ofensivas. Lo llamó [Colisión Trasera].

Cuando me lo explicó en detalles, dijo que primero había creado una membrana de agua usando [Mano Acuática], que le cubriese todo el cuerpo. Luego, usando [Maestro del Viento] creó una aspiradora dentro de la membrana de agua que lo protegía. En la superfície de esa doble membrana de defensa usó la habilidad de su brazo de plata [Mutación] para fortalecer su sistema natural de magia de cancelación hasta magia de tercer grado, [Destrucción Obscura Absoluta], la cual creaba tres escudos con forma piramidal.

A simple vista parecía que esos tres escudos fueran para defenderse, pero al mismo tiempo tenían el atributo del encantamiento de su [Lanza del Fin].

Así que con los “escudos del fin” de Ogarou y su [Choque Trasero] aún activado a alta potencia, fue suficiente para colisionar directamente contra el [Dragón de Flama Blanca].

Menudo monstruo. En realidad es un monstruo entre monstruos. Un fenómeno de la naturaleza que no sigue ninguna lógica.

Al final, como prometí, le entregué mi cuerpo a Ogarou. Mi voto de caballería no me permite romper ninguna promesa. Por lo menos, me queda mi caballerosidad.

Ahora le debo mi vida a Ogarou hasta que me muera...

...Bueno, de todos modos, tras mi primera noche con él, me enfadé y lo apuñalé en el corazón. No esperaba que nuestra primera vez fuera tan violenta. Sabía que no le pasaría nada, ese cuchillo no le causaría una herida problemática.

Ahora la vida con Ogarou no está tan mal. De hecho, cuanto más tiempo paso con él, más encuentro que Ogarou es sorprendentemente un buen hombre.

Historia paralela del día 68: Ogakichi-kun (Gobukichi-kun)


Ogarou encontrar a puñado de enemigos, porque yo decir.

Esta vez enseñar a la bestia cómo mover, yo solo sentar en su lomo para ir al campo de batalla. A pesar de ser menos que ellos, todo salir bien seguro, porque a Ogarou dar bien esto.

No pensar mucho realmente.

No dar muy bien pensar demasiado.

Pues yo hacer lo que Ogarou decir. Así ser.

Al cabo de un rato, encuentrar al enemigo. Pero haber alguna clase de magia a su alrededor, no sé de qué tratar. Es algo que yo nunca antes ver.

Pero Ogarou romper. Luego, ir al punto indicado.

Mientras hacer lo que Ogarou dice, no equivocar.

Informar a Ogarou por el pendiente de que estar preparado.

Esperar un rato. Ogarou empezar la batalla, lanzar una lanza negra.

Las cosas poner tensas; la lanza negra destruir la magia. El enemigo dar cuenta tarde de que los muros de tierra que rodear se derrumbar.

Ya no poder escapar nuestra presa.

Cuando la altura del suelo ser menor que su estatura, bombardear con magia el campamento.

La magia de estrellas espaciales ser perceptiblemente fuerte contra ellos, y violentamente, y resplandeciente.

Pero comparar con las lanzas negras de Ogarou, el nivel de amenaza de la magia de estrellas espaciales ser un ataque a distancia muy fuerte, bombardear sin parar.

Cuando cegar un poco, de repente la magia de escudo debilitar, pero venir a instruir el Tsukkomi[2] de Ogarou.

Yo embestir sin dudar.

Correr con Kumakicki.

Encontrar a un enemigo.

Colisionar con el escudo.

Acto seguido saltar sus vísceras por la boca.

Encontrar a otro enemigo.

Cortar la cabeza.

El lateral quedar enganchado por la carne, y la cara quedar empapada con la sangre del enemigo.

Encontrar a otro enemigo.

Golpear y matar en un momento.

Oír su voz de agonía debajo de mí, sentir la rotura de hueso.

Encontrar otro enemigo.

Matar quemado con la antorcha que él mismo llevar.

Yo gritar y bailar de forma extraña.

Encontrar a otro enemigo.

Morder y comer su cabeza para matar.

Decente y deliciosa.

El sabor del cerebro.

Casi no pensar en nada cuando luchar.

Las técnicas que practicar en mi entrenamiento con Ogarou, salir de forma natural.

El cuerpo mover antes de pensar.

Con movimientos sin ningún tipo de pensamiento previo, luchar mientras pensar en lo formidable que ser el oponente.

El entrenamiento de Ogarou repetir en mi mente.

Tan sabios ser sus consejos, que todo lo que tener guardado fluir y causar dolor.

Si yo querer recordar todo mientras luchar, el enemigo tener que matar a alguien todavía más fuerte que los demás.

Ser interesante, yo creer.

Solamente entrenar cuando estar entrenando, notar que estar cerca de Ogarou.

Aunque ahora estar lejos, pero yo sentir que estar acercando. Yo querer estar cerca de Ogarou.

Ser lo que más desear, como amigo, y querer estar junto a él. Él también matar a varios enemigos.

Para demostrar que soy fuerte, decidir matar muchos yo también.

Para yo ser más fuerte requerir más experiencia, ser necesario tener experiencia de combate, por lo que ser necesario matar a muchos.

Así que usar hacha contra los inocentes, ser posible prevenir con escudo que chocar todos conmigo.

Aun así, comer carne en campo de batalla ser delicioso.


Historia paralela del día 70: punto de vista de un Kobold


Siguiendo las instrucciones de nuestro líder[3], varios compatriotas (otros Kobolds) y yo entramos a escondernos dentro de unas trampas huecas.

Con una lanza corta en una mano y en la otra un puñal envenenado por la punta hecho por nuestro líder. Nuestro papel, es esperar enfrente de nuestro escuadrón principal, sobre las fuerzas enemigas que pasan y tenderles una emboscada después de que se detenga la lluvia de flechas envenenadas y, cuando caigan en las trampas, apuñalarlos inmediatamente.

Pese a que fuera en una misión importante, no era una tarea suficientemente segura.

Por tierra (el escuadrón principal), utilizó un arma que el líder ideó, llamada "Ballesta Automática", para disparar y matar a las unidades enemigas. Con esto había pocas probabilidades de que el enemigo contraatacara, ya que íban a ser disparados hasta la muerte.

Si un enemigo no caía con el ataque aéreo, todavía podíamos herirlo desde abajo.

A pesar de eso, aún había posibilidades de que al final no funcionara.

Además, yo... Bueno, no solo yo. Todos los Kobolds de las trampas nos estábamos poniendo nerviosos. Porque la tarea que nos habían encomendado en un lugar tan inseguro, demostraba la confianza que nuestro líder tenía en nosotros.

Sin embargo, eso es algo contradictorio, puesto que le juramos nuestra lealtad.

Así que cumplimos nuestro deber con diligencia, dado que nuestra lealtad es profunda, y yo me esforcé todavía más para ganarme la confianza del líder.

Me lo tomé muy en serio, aguantaba la respiración mientras esperaba al enemigo.

En poco tiempo, el enemigo vino según lo previsto.

La estrategia del líder era cortar el camino de huida tirando piedras y lanzando flechas envenenadas desde la colina, para confundir al enemigo y que disminuyeran en número. Empecé a oír los gritos.

El número de personas que cayeron en las trampas incrementaba cada vez más, y escuché los gritos de excitación de mis compatriotas (otros Kobolds).

Estaba estirado, escondido en la trampa a la espera de que el enemigo cayera, cuando finalmente llegó el momento.

A medida que caían en la trampa, yo los atacaba por sorpresa, y puesto que se lesionaban las piernas a causa de la caída, no les era posible reaccionar.

Cuando se les rompían los huesos se escuchaba un sonido sordo, y los enemigos quedaban confundidos por el dolor y el repentino cambio de escenario.

Yo les apuñalaba por detrás con la punta de mi lanza corta. Sin embargo, su armadura completa y robusta lo impedía, haciendo que la herida de mi lanza no fuera una lesión fatal. Oí un sonido desagradable, como chispas que se dispersaban.

El primer disparo falló.

Aunque me preocupaba que tuvieran una armadura de la cabeza a los pies, el enemigo se movía lento, ya que tenía lesiones en las piernas, y gracias a la confusión no contraatacaba.

Yo, afortunadamente, fui capaz de aferrarme a su espalda, y de alguna manera logré apuñalarlos en medio de la brecha de su armadura con el puñal envenenado.

Sentía como cortaba y destripaba su carne. Chorreaban sangre. Olía a sangre espesa.

La sensación de arrancar una vida fue agradable, además adquirí una enorme cantidad de experiencia. Si tuviera la ocasión de matar a alguno de rango más alto, todavía adquiriría una cantidad más grande de experiencia, se dice que es una situación similar a la intoxicación. Exaltado, volví de nuevo al hueco.

Porque el líder me lo ordenó. Entendí de inmediato por qué, puesto que no era una orden difícil. Simplemente, porque el enemigo caía de la parte superior.

Ellos estaban equipados con armadura completa, y si me quedaba en el centro de la trampa me aplastarían antes de darme cuenta. De hecho, era de esperar de nuestro líder. Mientras pensaba en eso, corté el cuerpo de un enemigo 3 veces y lo fileteé.

Puesto que la batalla acabó en victoria, obtuvimos una gran cantidad de prisioneros de guerra. Como compensación por parte del líder, me dieron el cadáver del enemigo al que maté. Temblaba de placer y lloraba por las palabras de agradecimiento, mientras me llenaba la boca con esa carne.

__________________

[1] Sable curvo.

[2] El sabio, el gran Ogarou.

[3] Rou.


Traducido al inglés por: desconocido (Re:Monster Wikia)

Traducido al español por: Xeniaxen
Revisado por: Ishtar


<<  Historias paralelas (2)    ---    Días 71-72  >>




25 comentarios:

  1. Muchas gracias por estas historias paralelas, estan muy geniales :D

    ResponderEliminar
  2. gracias por traducirlo y solo venia a decirles que en la wikia de re:monster agregaron una imagen de la pelea de rou vs hidalga en la que sale que el la sostiene para salvarla de [Dragón de Flama Blanca] solo queria comentarles eso por si quisieran agregar la imagen :v

    ResponderEliminar
  3. exelentes historias paralelas, muchas gracias xD ya me quedo con una idea mas clara de como fue la pelea jajaja

    ResponderEliminar
  4. Gracias son los mejores, me encanta Re:Monster y que tengan un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. como siempre gracias por el trabajo es muy bueno saber los detalles de esa batalla desde la perspectiva de otro

    ResponderEliminar
  6. Mmm les tengo una pregunta estas son las SS o solo son historias paralelas por otro lada les quiero agradecer por todo su trabajo
    GRACIAS POR TODO Y ESTARE ESPERANDO POR LAS SIGUIENTES😁

    ResponderEliminar
  7. pensé que las historias paralelas serian una molestia ya que esperaba en el siguiente capitulo pero resulto ser interesante leer el punto de vista de otros personajes

    ResponderEliminar
  8. a debo admitir que quiero que estos especiales aparezcan en el manga gracias por los especiales

    ResponderEliminar
  9. esto de muestra lo grande que fue la batalla y del dominio de la guerra de rou, porque como lo cuenta el parese todo muy sencillo pero aqui se ve lo preparado y complicado de su plan

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias como siempre, sigan asi, se les apoya mil :D

    ResponderEliminar
  11. :D good.muy bueno >.< muchas gracias -.-

    ResponderEliminar
  12. infitas gracias, que genial novela la amo :3 y su trabajo va de la mana genial traducción ;) se aprecia mucho su trabajo cuídense y esperando pacientemente (ಠ益ಠ) los siguientes días (≧∇≦)
    ByE ( ͝° ͜ʖ͡°)

    ResponderEliminar
  13. Gracias por el capitulo me encanto leer todo los capitulos en dos dias espero q la digan subiendo

    ResponderEliminar
  14. Gracias por el capitulo me encanto leer todo los capitulos en dos dias espero q la digan subiendo

    ResponderEliminar
  15. no se que decir me encanta estas traducciones :,v

    ResponderEliminar