Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 31 de julio de 2015

Re:Monster - Días 6, 7, 8, 9 y 10

Muajajajaja~ Lo hemos estado pasando muy bien últimamente en PrinceScans, pero eso no quita que hoy es viernes y toca su ogro favorito. Quiero decir que he escuchado sus peticiones y tengo previsto hacer una guía de todas las habilidades que Rou va aprendiendo; la publicaré cuando terminemos de traducir todos los primeros días, para que no falte ninguna. Hoy cerramos el primer capítulo, con su PDF correspondiente (link debajo). Con ello Rou nos cuenta un par de cositas interesantes sobre el funcionamiento de las evoluciones y captura a algunos nuevos animales.


Feliz fin de semana y, sobre todo, feliz domingo... ahí lo dejo.

-Xeniaxen

<<  Días 1-5    ---    Días 14-20  >>

Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 

Re:Monster - Volumen 1 - Capítulo 1

Traducido por: Xeniaxen
Revisado por: Luz



Día 6


Al parecer, los goblins recién nacidos son lo suficientemente débiles como para ser derrotados por conejos cornudos, y debido a esto, las nueces eran la comida básica que la mayoría de ellos tenían para sobrevivir, o por lo menos así me lo contó Gobumi-chan. A ver, Gobumi-chan es otra goblin de nuestra generación, y aunque en su nombre diga “bella”, es una lástima que ella no sea muy bella. Todos los goblins (los pequeñajos) tenían una cara fea, así que no había mucha diferencia. ¿Yo? No soy ninguna excepción. Lo confirmé mientras me bañaba en un río cercano.

Bueno, según Gobumi-chan, los otros goblins no se podían comparar con mi atractivo. No me regocijé cuando me dijo que era guapo. ¿Hasta qué punto puede considerarse que un goblin es guapo, de todos modos?

Me quedé mirando a la distancia por un momento.


Por cierto, tras preguntarle a Gobumi-chan qué le parecía Gobukichi-kun, parece ser que él es promedio —eso es bueno.

Volviendo a la historia, los goblins son fundamentalmente débiles por naturaleza. Por eso, los individuos con sabiduría y suerte parecen ser los que sobreviven. Solo unos pocos elegidos con ese grado de capacidad pueden ser considerados verdaderos compañeros de supervivencia. Qué dura es la vida.

Bueno, le pregunté a Gobumi-chan “¿Exactamente cuántos goblins cayeron?” Ella dijo que muchos fueron asesinados por el cuerno de los conejos cornudos.

Tras escuchar esas palabras, pensé “¿Qué? ¿En serio?” pero al final las palabras acabaron saliendo por mi boca. Después de todo, el tamaño promedio de los conejos cornudos es solo un poco mayor que el de un conejo japonés. Además, aparte de su tamaño, el conejo cornudo es eficiente usando sus dos piernas para ejecutar un ataque elevado que mata a los goblins... Oh, acepté que eso era posible.

Al fin y al cabo, no encuentro inteligencia en unos tipos que ni siquiera luchan con palos de madera.

Golpear y patear como ataque es lo típico.

Luchar a puño limpio seguro que te lleva a la tumba.

El cuerno del conejo cornudo es un arma. Solo un idiota se enfrentaría a él de cara estando desarmado. Tener un cuerpo pequeño puede que también influya. El cuerno atraviesa el abdomen de arriba a abajo.

Sin embargo, Gobukichi-kun me imitó recientemente llevando un palo de madera, aunque también veo a goblins listos llevar uno a todos lados.

Ese día hice que Gobumi-chan fuera la tercera persona en nuestro grupo de caza como recompensa por la información.

Los conejos cornudos son ciertamente deliciosos.

Día 7


Hoy ha estado lloviendo, así que nos relajamos y trabajamos dentro de la cueva.

Sonidos de clong-clong reverberaban mientras yo golpeaba y trituraba una roca misteriosa como de obsidiana que ayer encontré al lado del río. Estoy intentando convertirla en algo que parezca un cuchillo.

Es porque desearía tener ropa de piel pronto. Quería librarme del taparrabos viejo, pero el cuerno no era apropiado para cortar.

En parte porque hacía un sonido terrible, y en parte porque les interesaba lo que estaba haciendo, los goblins nacidos al mismo tiempo que yo se acercaron, aunque luego se fueron porque los ignoré para continuar trabajando.

Por alguna razón, los goblins más mayores sonreían mientras me observaban. No sé por qué.

Oh, bueno, puesto que he sido capaz de hacer tres pseudochuchillos hasta un poco más tarde del mediodía, lo consideraré como algo bueno. Puesto que ambas de mis manos me empezaban a doler un poco, decidí terminar con eso.

Paré la fabricación de pseudocuchillos porque se trata solo de algo que hago en mi tiempo libre. Hubo dos personas, Gobumi-chan y Gobukichi-kun, que se quedaron observando mi trabajo sin aburrirse —no, la próxima vez no hablaré de ellos como personas, sino como goblins— y convoqué una reunión estratégica para acordar la formación de la próxima cacería.

Estaban expresando ruidosamente varias opiniones —aunque era un campo que yo dominaba perfectamente. Gobumi-chan, que es más lista que Gobukichi-kun, daba su opinión de vez en cuando. Gobukichi-kun asentía constantemente, puesto que es idiota. El goblin notablemente arrugado se acercó a nosotros.

Este goblin era Gobujii. Él es el goblin más viejo de la [Comunidad de Goblins], ostentaba una posición social parecida a la de un consejero y, por encima de todo, el nombre de Goburou me lo dio este abuelo.

Pospusimos la reunión estratégica para escuchar las distintas historias de Gobujii-san nos contaba. No, Gobujii-san ha tenido una vida inútilmente longeva, pero tiene una gran sabiduría, así que no quise perderme esa oportunidad.

Bueno, puesto que solo son necesarios 20 años y pico para ser considerado un goblin anciano, este cuerpo no será capaz de tener una larga vida... Jajaja.

Recobré la compostura.

Gobujii nos contó muchas cosas sobre este mundo como, por ejemplo, las reglas de los niveles y las subidas de rango, que al parecer existe tal cosa; o por qué en esta cueva, exceptuándonos a los goblins recién nacidos como nosotros, solo había goblins ancianos, entre otras cosas.

Dejemos los niveles y los rangos de este mundo para luego, primero hablemos de los goblins que viven en esta cueva.

Al parecer, los goblins más jóvenes, quizás nuestros padres goblin, están trabajando lejos de casa en el bosque. Trabajando lejos de casa en saqueos rápidos, ¿no?, por lo que entiendo.

Eh, ¿no eran los goblins tan débiles que fácilmente podían morir por los conejos cornudos? No, no, eso es un goblin recién nacido, ¿no? Los goblins son una raza ciertamente débil, de hecho por esa razón los goblins nacidos en este bosque son capaces de moverse al día después, se entrenan para matar con un palo de madera y lanzando piedras, todo con el fin de mantenerse con vida. Literalmente, aprenden tácticas astutas y las habilidades que necesitan para sobrevivir a costa de arriesgar la vida.

Los débiles mueren, los fuertes sobreviven. Entiendo que esta es una ley muy simple a la par que severa.

En serio, es tan despiadada que lloraría.

Bueno, últimamente hay muchos individuos que nos imitan formando grupos entre ellos para cazar conejos cornudos. Gracias a eso, el número de individuos supervivientes ha aumentado más que nunca.

Mientras yo asentía y decía “¡Ya veo!”, vi como el taparrabos de Gobujii empezaba a cambiar de forma. Aparentemente, su larga vida no había suprimido su deseo de generar descendencia, o quizás sintió que su muerte se acercaba.

Ugh, después de casi vomitar, quise terminar nuestra charla lo antes posible y evitar fijar la mirada.

Como si pudiera estar mucho tiempo mirando esa cosa.

Al terminar nuestra charla, su cara mostraba lo satisfecho que estaba consigo mismo. Gobujii puso cara de pervertido y fue a los adentros de la cueva.

Poco rato después, se oyeron débiles chillidos femeninos.

Junté mis manos y recé dos veces en nombre de las mujeres cautivas.

Me era imposible hacer nada más que eso por el momento, algún día me gustaría dejar en paz a esas mujeres.

Sin embargo, seguro que solo el hecho de vivir bajo esas condiciones era injusto, yo creo.

Incluso yo sentía esa cantidad de compasión.


Día 8


Nosotros tres, Gobukichi-kun, Gobumi-chan y yo, salimos a cazar en el día de hoy.

En cualquier caso, durante los últimos días hemos conseguido equiparnos bastante al completo (aunque el equipamiento es tan vulgar que no sé si debería contar).

A partir de varios cuernos, he elegido dos relativamente grandes para luchar con ambas manos.

En caso de que sea golpeado, he creado una armadura sencilla llena de brechas atando los cuernos restantes con hiedra, lo cual me anudo alrededor del cuerpo.

Los cuernos son sorprendentemente duros, pero la armadura tiene poco efecto contra los ataques punzantes, sin embargo contra el daño contundente es bastante eficaz.

Esto debería de ser suficiente protección para garantizar que no reciba lesiones graves.

Gobukichi-kun se cubre con una pechera de madera y lleva un garrote.

El garrote es tan grueso que tiene que utilizar las dos manos para sostenerlo, y limamos el mango con los cuernos para que fuera más delgado.

Bueno, puesto que él es el más fuerte físicamente entre nosotros y el más estúpido, golpear las cosas con toda su fuerza es la técnica que puede usar más a su favor.

Junto con los restos de las pieles del conejo cornudo y un pedazo robusto de hiedra, construí una sencillo bastón tirachinas, reforzando el potencial a larga distancia de Gobumi-chan.

Ella utilizó piedras del suelo como munición, y fue nuestra retaguardia que hacía frente a las aves y demás, especializada en el combate a distancia. Actualmente no llevaba armadura, pero dentro de poco me gustaría construir algo para ella.

Por cierto, el taparrabos gastado sigue siendo el uniforme estándar. Quiero ropa nueva.

Sin embargo, sí, con el aumento del número se vuelve más fácil, como se esperaba.

Con Gobukichi-kun en la vanguardia, yo en el centro, y Gobumi-chan cubriendo la retaguardia, la formación era sorprendentemente eficaz, por lo que entre los frutos de la caza de hoy una nueva presa se sumó a los conejos cornudos.

Uno de ellos era una serpiente venenosa con una longitud de 60 centímetros, un diámetro de aproximadamente 6 centímetros, cubierta de escamas negras con un patrón moteado. Había tres de ellas y las llamé "Víboras Nocturnas" (nombre temporal).

Otro parecía un murciélago, aunque me temo que probablemente sea algo más, no podía dejar de destacar ya que sus alas brillaban en siete colores diferentes. Encontramos uno de ellos y lo llamé "Murciélago Hepticolor" (nombre temporal).

El tercero parecía que se obtendría del cruce de un armadillo y un mapache, su espalda estaba cubierta de un caparazón duro. Encontramos a dos de ellos y los llamé "Mapaches Armados" (nombre temporal).

Y esta vez cogimos de manera rutinaria a dos conejos cornudos.

Fue un resultado perfecto.

Sin embargo, en todo caso, Gobukichi-kun y Gobumi-chan parecían insistir firmemente en algo al mirarme con ojos redondos y lindos, y babeando de manera descontrolada.

Bueno, no es que yo no les entienda.

Mientras que los otros goblins se habrían comido el botín capturado en el lugar donde lo atraparon, como yo quería apropiarme de las partes utilizables para fabricar armas con ellas, en comparación con solo comerlas, me tomaba más tiempo.

También quería desmenuzarlo todo al mismo tiempo, así que nunca llegábamos a comer en medio de la caza.

Por eso entendí por qué tenían hambre.

Pero lo ignoré y continué trabajando. Cuando dejaron caer sus cabezas, decepcionados, sentí que ya era suficiente.

Oh bueno, no pude evitarlo.

Tras extraer el cuerno del conejo cornudo, lancé los cuerpos hacia Gobumi-chan y Gobukichi-kun.

Al principio también quería el pellejo, pero la apariencia babeante de Gobumi-chan y Gobukichi-kun era demasiado lamentable de ver.

Pero ellos, por alguna razón, me miraron estupefactos al recibir la carne, ladearon ligeramente la cabeza hacia un lado, desconcertados.

Aunque les dije que no comeríamos, les entregué la comida, por lo que creo que se estaban preguntando qué hacer, así que por esta vez les dije: “Puesto que esto va a llevarme un rato, pueden comerlos.”

Tras parecer preocupados por un instante, Gobukichi-kun y Gobumi-chan se zamparon con ansias esa simple comida.

Ambos goblins tenían manchas de sangre alrededor de la boca.

Después de desviar la mirada, primero decidí sacarle el caparazón a los Mapaches Armados.

Como no pude romperlo con el cuerno del conejo cornudo, no pude hacer nada más que destinarlo a la construcción de armadura.

Aquí el pseudocuchillo que hice ayer de un material que parecía obsidiana me fue útil.

Su filo no era realmente estelar, pero estaba a años luz de compararse con cortar con el cuerno.

Sabía cómo separarlo, sin embargo, al parecer el caparazón de los mapaches armados se había enganchado a su piel, por lo que fue más fácil pelarlos con los caparazones enganchados.

Tras una batalla bastante reñida, conseguí arrancarles la piel entera junto con los caparazones y escuché otra vez una notificación misteriosa.

[¡¡Goburou ha obtenido “Piel de bestia con caparazón”!!]

Como de costumbre, pensé “¿Qué es esto?” Sin embargo, pronto llegué a la conclusión de que lo mejor era dejarlo.

También decidí nutrirme un poco antes de continuar, así que destripé los corazones de los mapaches armados, su cerebro y sus patas derechas en pedazos y me los comí.

Les di el resto a Gobumi-chan y Gobukichi-kun. Al fin y al cabo, todavía quedaba carne.

Igualmente, ¡la carne de los mapaches armados sabe genial! La textura al masticarla es seriamente increíble.

Cuando lo masticas, los sabores se mezclan en una combinación maravillosa.

Ahh, intenté comer un poco de caparazón para acompañarlo.

Habilidad [Coraza de Defensa] aprendida

Masticándola solo un poco, aprendí la habilidad.

Quizá fuera porque antes había comido el corazón, el cerebro y la pata derecha.

A propósito, [Coraza de Defensa] es la habilidad para incrementar el poder defensivo cuando uso objetos hechos de caparazones orgánicos, incrementa la probabilidad de bloquear el daño y reduce la probabilidad de ser golpeado con ataques letales.

Sí, es una habilidad bastante buena.

Es un beneficio.

Sintiéndome bien, acabé de pelar a los otros mapaches armados más deprisa esta vez, ya que ahora sabía cómo hacerlo.

En mi puesto de trabajo anterior estaba acostumbrado a diseccionar criaturas, en cuanto le coges el tranquillo es fácil de hacer.

Esta vez me comí la mitad de la carne y les lancé el resto a Gobumi-chan y Gobukichi-kun, luego comí más caparazones con el fin de subir ligeramente de nivel la [Coraza de Defensa].

Ah, lo de decir niveles es solo una expresión mía, se me hace más fácil comprenderlo llamándolos niveles y no hay ningún significado especial en ello. Entender que la habilidad se hace más fuerte que antes es suficiente.

Luego empecé a desmenuzar el murciélago hepticolor.

Le quité enteras las bonitas alas de siete colores, y le saqué los colmillos que parecían servirle para chupar sangre.

Entonces dividí la carne y la compartimos entre todos.

La carne del hepticolor podía compararse a la del mapache armado. Muy tierna, sí, muy buen sabor.

Cómo decirlo... Desde que me convertí en un goblin, toda lo que he comido me ha sabido bien

¿Puede que sea porque he adquirido el sentido del gusto de mi raza natal? No es que me importe mucho, de todos modos.

Me temo que no aprendí ninguna habilidad del murciélado, pero mi habilidad física pareció haber mejorado un poco, y después de comerme su carne mi cuerpo sintió una sensación de saciedad.

Mi habilidad ESP [Absorción] no solo me había dado habilidades como [Coraza de Defensa], sino que también podía incrementar mi fuerza física, mi poder de defensa y mi vitalidad y eso, por lo que fortalecía mi cuerpo, cosa que yo agradecía mucho.

...Aun así, me pregunto si mi habilidad ESP se originó de mi alma.

Tuve la sensación de haber oído hablar sobre un famoso universitario de alguna parte que escribió una tesis llamada [La infección de un virus especial causa la habilidad de reencarnar en otras personas], o puede que no.

Estando un poco perplejo, me di cuenta de que no tenía manera de asegurar la veracidad de ese tema, y puesto que el conocimiento no me serviría para nada práctico, decidí dejar de pensar en ello.

Finalmente, empecé a desmenuzar el plato principal de hoy, las tres víboras nocturnas.

Primero corté la cabeza de la serpiente con mi cuchillo de obsidiana, pero como la piel de serpiente es tan tremendamente dura, el filo de uno de los cuchillos se quebró.

Cuando se la saqué y traté de cortarla otra vez, la arranqué. Pensé que podría aprovechar las pieles de las serpientes así que las arranqué todas.

Con sus cabezas degolladas y la piel de serpiente arrancada, cada goblin recibió una serpiente.

La comimos.

Estaba bastante deliciosa.

Sí, si la hubiéramos quemado tras empaparla de sake, habría sabido igual que el kabayaki (anguila hundida y hervida en salsa de soja). Así de deliciosa pensé que era.

Con solo imaginarlo, empecé a salivar.

La carne crujiente y un poco dura del conejo cornudo y los mapaches armados estaba deliciosa, y la carne super tierna del murciélago hepticolor también estaba deliciosa.

Sin embargo, la víbora nocturna los superaba con creces en sabor.

Ese sabor nos hizo parar de trabajar, y los tres devoramos ferozmente nuestra ración.

Habilidad [Termografía] aprendida
Habilidad [Envenenar] aprendida
Habilidad [Resistencia al Veneno] aprendida
Habilidad [Sensor de Presencia] aprendida
Habilidad [Ojo Malvado] aprendida

Después de comerla, aprendí cinco habilidades.

Al parecer la víbora nocturna estaba a otro nivel comparado con el yo actual.

Cuando como algo más fuerte que yo, la probabilidad de obtener sus habilidades incrementa significativamente, esta es una de las características de mi habilidad [Absorción].

Pero la verdad es que era la primera vez que obtenía cinco habilidades de golpe.

Yo creo que es porque los goblins somos una especie débil.

Bueno, estoy verdaderamente satisfecho con los resultados del día de hoy.

Probablemente podría usar los colmillos envenenados restantes como herramientas, pero si Gobikichi-kun y Gobumi-chan, quienes no tenían [Resistencia al Veneno], se hacían el más mínimo rasguño con ellos, sin duda estarían inmediatamente al borde de la muerte.

En el peor de los casos morirían al instante.

Además, esta vez también recibí la habilidad [Envenenar], la cual puedo usar para aplicar veneno en la punta del cuerno que uso actualmente.

Si no estoy en contacto directo con el enemigo, esta habilidad no se manifiesta, pero en comparación con usar el colmillo envenenado esto es más seguro.

Por eso, por si acaso ocurría algo, me comí las tres cabezas de las serpientes yo mismo.

Porque de esta forma era más seguro.


Sí, el veneno (que es completamente inofensivo para mí porque tengo las habilidades [Resistencia al Veneno] y [Absorción] trabajando en conjunto) solo hacía que la comida me supiera todavía mejor, puesto que le daba un ligero escozor.

No obstante, tenía a dos goblins mirándome fijamente con envidia.

Ey, si se comieran esto morirían, ¿lo saben?


Día 9


Hoy llovió. Fue un diluvio.

Por eso usé los materiales sin refinar que adquirí ayer, trabajaré duro para manufacturar nuevas armaduras.

El goblin mayor nos contó ayer acerca del parecido de la “hierba metálica” con una aguja y el de la “hiedra fina” que crecía en las cercanías con un hilo resistente. Así que ayer mientras volvíamos ya nos abastecimos de ellos para usarlos en la costura de la piel con caparazón de los mapaches armados y las pieles de las víboras nocturnas.

La primera cosa que hice fue mi pechera. Quería usar la piel del mapache armado por delante y por detrás, pero lo más importante era que la parte trasera fuera robusta, y usé los cuernos de conejo que antes usaba para protegerme por detrás para remendar el frontal. Conseguí cerrar la mayor parte de las brechas.

Con esto, finalmente había mejorado mi prenda partiendo del taparrabos viejo.

¿La armadura de antes? No, eso solo eran cuernos amarrados con hiedra, no se puede llamar ropa a eso. Además, el taparrabos viejo es lo que viene equipado por defecto.

Luego hice un cuadrado de madera, quería usar los caparazones que me quedaban para reforzarlo.

Aunque me quedó bastante tosco, con esto completé un robusto escudo. Esto fue un regalo para Gobukichi-kun. No, yo uso el estilo de doble empuñadura, y el escudo es demasiado grande para mí. Así que Gobukichi-kun, que va en la vanguardia, debería usarlo.

Además, últimamente ha empezado a ser capaz de usar el garrote con una sola mano, y desaprovechar su otra mano es un desperdicio.

Cuando se lo entregué, él estuvo encantado. Gobukichi-kun llevaba su garrote de madera del mismo tamaño que su pechera. Sí, empezaba a tener bastante buena apariencia.

Lo siguiente sería la armadura de Gobumi-chan.

Utilizando la piel de serpiente restante, las alas refractivas de los murciélagos hepticolor, y unos cuantos cuernos que sobraron, los cosí en una armadura que me recordaba un traje nacional.

Puesto que estaba hecha de las alas de los murciélagos hepticolor era bastante llamativo, pero al parecer esas alas eran sorprendentemente robustas y elásticas.

Como coloqué el cuerno para proteger las partes vitales, esperaba que tuviera a el mínimo nivel de defensa necesario.

Después de eso, traté de hacer un collar con los colmillos de los murciélagos hepticolor. Bueno, me pareció que no tenía muchas más opciones para usarlos, así que fue más bien un extra.

Le cedí el producto terminado a Gobumi-chan. Ella también estuvo encantada.

Eso es, la próxima vez que fabrique algo trataré de hacer armas para mí mismo. Una armadura para Gobukichi-kun y un arco con flechas para Gobumi-chan creo que también estarían bien.

Ah, el almuerzo de hoy fue lo que comí durante mi periodo de infancia (aunque fue hace apenas unos días): insectos con forma de oruga. Esos podíamos cogerlos de la cueva.

Siendo tan sorprendentemente sabrosos, estos bichos no deberían de ser menospreciados.

Aunque no aprendí nada de ellos.


Día 10


Salí a cazar.

El botín de hoy fueron conejos cornudos, víboras nocturnas y mapaches armados.

Fuimos incapaces de capturar un solo murciélago hepticolor. Sentía que ya podía aprender algo de él si me lo comía, pero no hubo manera. Estas cosas pasan.

Ah, por cierto, aunque encontramos varias otras criaturas, todas parecían ser bastante más fuertes que nosotros, así que las evitamos y cazamos solo lo que ya conocíamos.

Oh, bueno, nuestro nivel mejoraba contínuamente, así que tarde o temprano las cazaremos.

Ah, puesto que hoy ya hemos terminado de cazar, voy a explicar lo de los niveles.

Los niveles, por así decirlo, son en parte un indicador que hace que la fuerza de diferentes individuos sea más fácil de entender.

Yo no entiendo su principio operativo, pero cuando entrecierro los ojos aparece un número flotando en mi campo de visión.

El máximo nivel que se puede obtener es 100, y este número no puede sobrepasarse. A propósito, actualmente mi número es 86 y, para ser un goblin, es bastante alto.

Creo que puede que lo haya hecho subir tanto porque he estado matando y comiéndome a cosas de alto rango como las víboras nocturnas sin recibir daño alguno.

También, aunque puede que sea intrascendente, Gobukichi-kun es 78 y Gobumi-chan es 55. Nos estamos haciendo más fuertes a un buen ritmo.

Aunque eso para un goblin, aun comparando un nivel 100 con otras razas todavía nos tratan como renacuajos, así que ahora mismo los niveles no me importan realmente.

Sin embargo, en este mundo existen otras normas más interesantes que los niveles.

Según Gobujii, cuando alcanzas el nivel 100, las mejoras terminan.

Pero para aquellos individuos con potencial para crecer más, eso no termina aquí. A cambio pueden hacerse más fuertes subiendo de rango.

En pocas palabras, los individuos que tienen virtudes pueden evolucionar en una raza más fuerte, lo que incrementa más sus poderes individuales.

Si asumimos que el día de hoy yo seguiré desarrollándome, por norma general primero pasaría de goblin a hobgoblin, y luego me convertiría en un ogro.

Eso es lo que suele suceder.

Sea como sea, existen otros caminos aparte de evolucionar en ogros. Sin embargo, la raza en la cual evolucionas depende de las acciones que suelas desarrollar.

Por ejemplo, de los que se han convertido en ogros y suelen beber la sangre de las presas intencionadamente, los más inteligentes y fuertes, además de orgullosos, se convierten en vampiros.

De los que se han convertido en ogros y prefieren usar armas pesadas como hachas y espadas largas, los individuos dotados de fuerza y resistencia descomunales, se convierten en minotauros.

De los que se han convertido en hobgoblins y continúan comiendo intencionadamente la carne podrida y los fluidos corporales de cadáveres, y finalmente incluso empiezan a comer almas, se convierten en ghouls[1].

De los que han sido siempre hobgoblins y destacan en el manejo de ciertas armas como las espadas, catanas y lanzas, las personas que tienen la inteligencia y las habilidades más parecidas a las de un humano se convierten en otro ser completamente diferente, [Aprendiz de Maestro Sangriento], que tiene varias divisiones del sistema de la raza [Maestro].

Las cosas son como son, si sigo este sistema, voy a seguir subiendo de nivel y convertirme en algo parecido a un ogro.

Esta ley de la evolución de las especies es, sin rodeos, muy rara. Pero como al parecer no puedo oponerme a ella, al vivir en un mundo donde solo el más fuerte sobrevive, esto también me ayuda.

Bueno, Gobujii dice que normalmente la [Evolución] no ocurre pronto. Como quiero ver lo lejos que puedo llegar, no tengo ningún problema con eso y he decidido tomármelo como un reto.

No obstante, si por ejemplo me convierto en un ogro, me pregunto qué tipo de evolución tendré.

No creo que me convierta en un [Vampiro], puesto que no soy muy orgulloso.

Probablemente tampoco sea un [Minotauro], ya que prefiero las armas de menor envergadura, más que las armas pesadas.

Y sinceramente no creo que me convierta en un [Ghoul].

Bueno, los ghoul son una clase de no muertos, al igual que los vampiros, y hay diferentes variedades de no muertos en los que me puedo convertir, por ejemplo el [Liche] arrojador de hechizos o el caballero decapitado [Dullahan], según Gobujii.

Si quisiera convertirme en un monstruo no muerto, sería más fácil convertirme en un ghoul que en un vampiro, pero perder la consistencia de mi cuerpo es definitivamente una debilidad.

La evolución que me parecía mejor por sus explicaciones era la de [Maestro], quien usaba varios tipos de armas.

Oh, bueno, todavía me queda mucho para eso, no va a ocurrir ahora mismo.

Escuchar su discurso me cansó y me fui a dormir, puesto que ya había caído la noche.

_________________________

[1] Un “ghoul” es un juego de palabras entre un “ghost” y una “soul”, que son un “fantasma” y un “alma”. La traducción en español sería algo así como un “espíritu maligno” o un “demonio necrófago”, plues suelen ser seres (ficticios) maléficos que frecuentan los cementerios para profanar las tumbas y comerse a los cadáveres.


Traducido al inglés: Re:Translations
Traducido al español: Xeniaxen
Revisado por: Luz



<<  Días 1-5    ---    Días 14-20  >>


7 comentarios:

  1. Me encantaría que tradujeran las sidestory. De hacerlo tendrían mis más sinceros agredecimientos.

    ResponderEliminar
  2. como siempre, un placer y un gusto poder leer su trabajo, gracias por su publicación y, esperaré con ansias la siguiente

    ResponderEliminar
  3. gracias por por los capítulos.. a esperar la próxima semana los nuevos capítulos.

    ResponderEliminar